Salud

¿Alarma por nueva cepa de coronavirus?

Mutaciones como la del SARS-CoV-2 hallada en Reino Unido son comunes. Especialistas instan a vigilar, pero mantener la tranquilidad. Esto implica

Tomada de Internet

The New York Times

domingo, 20 diciembre 2020 | 23:00

Ciudad de México— Justo cuando las vacunas comienzan a ofrecer esperanzas de una salida de la pandemia, funcionarios de Gran Bretaña informaron este fin de semana de una nueva variante altamente contagiosa del coronavirus que circula en Inglaterra.

En Sudáfrica, ha surgido una versión similar del virus, comparte una de las mutaciones observadas en la variante británica, según los científicos que lo detectaron. Ese virus se ha encontrado en hasta el 90% de las muestras cuyas secuencias genéticas se han analizado en Sudáfrica desde mediados de noviembre.

El Primer Ministro de Reino Unido impuso un bloqueo estricto y la mayoría de los países en Europa occidental, además El Salvador, Colombia y Argentina anunciaron la cancelación de vuelos hacia y desde Reino Unido.

Los científicos están preocupados por estas variantes, pero no sorprendidos por ellas. Miles de pequeñas modificaciones en el material genético del coronavirus ya se han detectado a medida que ha ido apareciendo en todo el mundo.

¿Es común que los virus muten?

Sí, todos los virus registran variantes al expandirse entre las poblaciones.

Se han registrado miles de pequeñas modificaciones en el material genético del SARS-CoV-2 a medida que ha ido avanzando en el mundo.

Cuando al patógeno se le vuelve más difícil sobrevivir, debido a las vacunas y a la creciente inmunidad humana, los expertos esperan que el virus obtenga mutaciones útiles para propagarse más fácilmente o escapar del sistema inmunológico.

¿Las mutaciones son más peligrosas?

No necesariamente. No todos los cambios potencian los virus.

La variante británica del SARS-CoV-2 tiene alrededor de 20 mutaciones, incluidas varias que afectan la forma en que el patógeno se adhiere a las células humanas y las infecta.

Estos cambios pueden permitir que el virus se replique y se transmita más eficientemente.

La estimación de mayor transmisibilidad se basa en modelos y no se ha confirmado en experimentos de laboratorio…

Por lo que científicos apuntaron que el alza de la propagación también podría ser por el comportamiento humano.

¿Seguirán sirviendo las vacunas?

Expertos señalaron que se necesitarían años, no meses, para que el virus evolucionara lo suficiente como para dejar impotentes a las vacunas actuales.

Inmunizar alrededor del 60 por ciento de la población en aproximadamente un año y mantener bajo el número de casos mientras eso sucede, ayudará a minimizar las posibilidades de que el virus mute significativamente.