Diego Lainez, la joya del fútbol mexicano

La historia del fútbol mexicano está llena de futbolistas que comenzaron sus carreras deportivas como jóvenes promesas.

Publireportaje
lunes, 11 febrero 2019 | 11:53

La historia del fútbol mexicano está llena de futbolistas que comenzaron sus carreras deportivas como jóvenes promesas, pero con el paso del tiempo tuvieron que buscar una nueva oportunidad en otro país o categoría inferior. A diferencia de países como Brasil o Argentina que funcionan como fábricas para exportar talento a Europa, México cuenta con una cultura futbolística donde se cuida la cantera, tasando a los juveniles al precio de los mejores futbolistas. El caso más reciente es el de Diego Lainez al Real Betis Balompié, que se ha convertido en la transferencia más cara en la historia de la Liga MX al fútbol europeo (14 millones de euros, unos 16,5 millones de dólares). Una venta que sitúa a Club América como uno de los equipos mexicanos que más jugadores exporta a Europa con siete canteranos desde la primera transacción de Carlos Hermosillo al Standard de Lieja en 1989.

Diego Lainez nació el 9 de junio del 2000 en la ciudad de Villahermosa, capital del estado de Tabasco. Un lugar donde disfrutaba de los goles de jugadores históricos como Cuauhtémoc Blanco y Salvador Cabañas mientras veía los partidos de su equipo, Club América. El uniforme de las Águilas siempre fue el mejor regalo de cumpleaños para el joven futbolista. A pesar de su pasión americanista, Diego fue visto por Ángel Coca González, entonces coordinador de visorias del Club de Fútbol Pachuca, en una olimpiada nacional celebrada en Tamaulipas. Incluso llegó a competir con los Tuzos en un Mundial Infantil de Corea. De regreso, mostró su deseo de salir del club y su papá lo llevó al América con apenas 12 años.

Jesús “Chucho” Ramírez, entonces director de fuerzas básicas del América, fue el responsable de la incorporación de Diego Lainez. Diez minutos de juego fueron suficientes para que el joven de Villahermosa demostrara sus habilidades con el balón en las pruebas realizadas por las Águilas. Aquél día, Diego marcó un gol e inició su camino con la camiseta americanista. El 29 de marzo de 2013, Roberto Rodríguez, entrenador de la Sub 13, hizo debutar oficialmente a un chaparrito con el dorsal número 207 a la espalda.Una irrupción vertiginosa para un futbolista que en su tercer partido se estrenó con un doblete ante Leones Negros. Unos primeros pasos con los que fue transitando en todas las divisiones inferiores del club de Coapa, hasta llegar a la Sub 17, donde lo descubrió Ricardo La Volpe.


Un ascenso meteórico

A sus 16 años, Diego era un juvenil más del Club América que aspiraba a llegar al primer equipo. Una situación que cambió con el técnico argentino Ricardo La Volpe, experto en la formación de jóvenes futbolistas, que quedó impresionado con el atrevimiento del extremo tabasqueño hasta tal punto que lo ascendió al primer equipo durante 2017. Debutó el 1 de marzo en un encuentro de la Copa MX ante Club Santos Laguna, en el estadio Corona. Pocos días más tarde haría lo mismo en la Liga MX contra Club León, convirtiéndose en el futbolista más joven en vestir la camiseta americanista desde que se instauraron los torneos cortos con 16 años, 8 meses y 25 días. Dos partidos en los que se mostró con mucha naturalidad y valentía, destacando su capacidad de regate en sus primeros minutos con la camiseta de las Águilas.

Meses más tarde, Diego fue seleccionado para jugar el Mundial sub 17 en India, donde el Tri juvenil quedó eliminado en los octavos de final tras perder 2-1 frente a Irán. Un año más tarde, el tabasqueño acaparó todas las miradas del fútbol coronándose como el MVP del torneo Esperanzas de Toulon, competición donde la selección de México sub 21 terminó subcampeona después de perder 2-1 en la final frente a Inglaterra. De hecho, algunos de los fanáticos del fútbol encontrarán partidos del joven extremo de ese torneo. Real Betis Balompié, la Associazione Sportiva Roma o el Olympique de Lyon fueron algunos de los clubes que anotaron el nombre de Diego Lainez. A pesar de los cantos de sirena del fútbol europeo, todo apuntaba a que el joven extremo seguiría algunos años más en Club América, como había ocurrido en casos anteriores con jugadores como Hirving Lozano.

Un año y diez meses después de su debut con el primer equipo, Diego Lainez dio el salto al fútbol europeo para vestir la camiseta del Real Betis Balompié, equipo de la Liga Santander donde también juega el mexicano Andrés Guardado, por una cantidad en torno a los 14 millones de euros por el 80% de los derechos del joven futbolista. A sus 18 años, el jugador nacido en Villahermosa ha aterrizado en la mejor liga del mundo para demostrar que es una de las joyas del fútbol mexicano. De momento, el tabasqueño ha dejado muy buenas sensaciones en sus primeros partidos con el conjunto español y ha sido inscrito para disputar la última fase de la UEFA Europa League.