Opinión

Ya nada las detiene

Fracaso total para cualquier político que no entienda la importancia del papel de la mujer en estos momentos

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 11 noviembre 2020 | 06:00

Fracaso total para cualquier político que no entienda la importancia del papel de la mujer en estos momentos. En las actuales circunstancias la participación de la mujer en política se hace indispensable. Desafortunadamente es un hecho indiscutible que a las mujeres mexicanas no se les ha permitido avanzar mucho más en el escenario político nacional.

Porque a pesar de que las mujeres en este país son mayoría y han alcanzado importantes cargos de elección popular, ya no es suficiente. Los críticos momentos que vive la sociedad mexicana requieren del apoyo y la participación de sus mejores hombres y mujeres para encontrar soluciones a los titánicos retos que se  enfrentan. Ciertamente se reconoce el avance de las mujeres que han alcanzado importantes cargos tanto en el sector público como en el privado. Sobre todo en el ámbito privado la mujer chihuahuense, y en especial la juarense, han logrado escalar hasta la cúspide en los cargos directivos de muchas empresas del sector maquilador.

De igual manera en el sector público las mujeres mexicanas han alcanzado importantes posiciones debido a su profesionalismo, entrega y compromiso.  Actualmente se cuenta con regidoras, diputadas locales y federales. Así como con un número importante de alcaldesas y senadoras en todo el país. De hecho la Cámara de Diputados presume de ser la legislatura de la paridad de género. Son avances insoslayables, pero ya insuficientes para el género femenino y para la misma sociedad. Habiendo tantas mujeres tan valiosas no se entiende ni se justifica que en la historia de este país solo siete mujeres han llegado a gobernar un estado de la República Mexicana.

Por eso resultaron positivas y esperanzadoras dos noticias que se generaron en días pasados. Primeramente, de alto impacto fue que una mujer alcanzara por primera vez la vicepresidencia de los Estados Unidos. De ratificarse y convalidarse el triunfo de los candidatos del partido demócrata, la senadora Kamala Harris será la primera mujer en alcanzar este cargo en la Unión Americana.

Otra noticia que ha sido bien recibida es la resolución que fue notificada por el INE donde da a conocer que de las 15 gubernaturas que estarán en juego en el proceso electoral del 2021, siete de ellas deberán ser para mujeres.  Importantes estos lineamientos para estos comicios, ya que precisamente en estos momentos los partidos políticos se disponen a llevar a cabo los preparativos para seleccionar de entre los aspirantes, a sus candidatos a gobernador. En el caso en particular del estado de Chihuahua esta notificación del INE cobra especial relevancia. Son conocidos los reiterados desplantes y ataques del gobernador del estado contra Maru Campos, la alcaldesa de la ciudad de Chihuahua.

En más de una ocasión la misoginia que prevalece en algunos rincones del Partido Acción Nacional se ha hecho manifiesta y muestra que tiene toda la intensión de bloquear la aspiración política de esta mujer, a pesar de contar con amplio respaldo de la militancia albiazul y de estar encabezando los sondeos de opinión. Insistentes han sido los ataques contra Maru Campos para sacarla de la contienda electoral. Tal parece que algunos panistas en el estado no alcanzan a comprender que ya se viven otros tiempos y que Chihuahua necesita ser gobernado por políticos que estén a la altura de las circunstancias. Bloquear el paso a quien puede ser una alternativa viable de triunfo electoral refleja mezquindad, falta de visión y de estrategia política. Hasta este momento Maru Campos tiene el mejor posicionamiento de entre los aspirantes al interior del PAN. Pero tomando en cuenta el mediocre desempeño de la actual administración estatal, los pésimos resultados en muchos ámbitos y lo equivocado de la estrategia para enfrentar la pandemia, tal vez a la alcaldesa Campos le convenga marcar distancia del gobernador  Corral y pintar su raya.

Así que después de esta resolución federal, en el PAN de Chihuahua están más que obligados a reflexionar el papel de la mujer en política, que cobra especial relevancia en estos difíciles momentos. La prueba es que en gran parte el triunfo de Joe Biden dependió de su compañera de fórmula. El avance de las mujeres es imposible detenerlo, y aquel que no quiera entenderlo terminará en el fracaso. Ya nada ni nadie las detiene en la conquista de sus metas. Eso ha quedado claro.