Opinión

Voluntad política y liderazgo empresarial

La mayoría de los grandes problemas que padece Ciudad Juárez encontrarían solución con una combinación de voluntad política por parte de las autoridades en turno y un verdadero liderazgo del sector empresarial

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 17 noviembre 2021 | 06:00

La mayoría de los grandes problemas que padece Ciudad Juárez encontrarían solución con una combinación de voluntad política por parte de las autoridades en turno y un verdadero liderazgo del sector  empresarial. Ha quedado comprobado que cuando hay interés genuino de los gobernantes y legisladores para resolver problemáticas empujados por la presión de la Iniciativa privada, se encuentran soluciones a los grandes retos que se enfrentan. Desgraciadamente Ciudad Juárez padece las consecuencias de haber tenido gobernantes en el pasado que carecían de compromiso para resolver y enfrentar los complejos problemas de esta urbe fronteriza.

Por otro lado es un hecho que los líderes empresariales desde hace muchos años han estado sometidos a los proyectos políticos y económicos de los gobernantes en turno. Demasiado complacientes han sido los líderes del sector empresarial juarense con autoridades de los tres niveles.

Más que servir de contrapeso a las decisiones de las autoridades, se han convertido en comparsas y paleros de gobernadores, alcaldes, incluso del primer mandatario. Por décadas se les ha visto muy aplaudidores y poco críticos de la clase política. En público y ante cámaras y micrófonos son exigentes, demandantes y poco tolerantes, pero ya frente a las autoridades y a puerta cerrada, la actitud de los líderes empresariales cambia radicalmente. Es cosa de que se den las reuniones en privado y se ablandan en sus exigencias los representantes del sector empresarial.

Esto no es reciente, desafortunadamente en la pasada administración estatal, fue tal el sometimiento del sector empresarial al exgobernador Javier Corral, que lo dejaron hacer y deshacer con la ciudad, y las consecuencias saltan a la vista. Porque durante la gestión corralista tanto el exgobernador como el alcalde juarense Armando Cabada, contaron con el respaldo de los presidentes de los organismos empresariales de Ciudad Juárez.

De los empresarios el exgobernador Corral y el exalcalde Cabada solo recibieron aplausos, y pocos reclamos o exigencias. Poca oposición enfrentó Corral por parte de los empresarios los cinco años de su gobierno. Pocos le reclamaron el por qué se realizaban obras complicadas a sabiendas de que no se alcanzarían a finalizar durante su administración. Casi nadie se atrevió a inconformarse por el tiradero de obras que como legado deja el gobierno de Corral. Destruyó kilómetros de pavimento en las principales arterias sin contar con autorización del Municipio y ninguna cámara empresarial le reclamó el hecho.

A ese nivel de sometimiento llegaron los empresarios en tiempos de Javier Corral. Desafortunadamente, a nivel municipal las cosas andaban muy parecidas. Poco dijeron y exigieron a Armando Cabada los líderes de la Iniciativa privada. Por la poca presión política los problemas de la ciudad crecieron. La basura fue uno de ellos. Por eso recientemente la actual administración municipal  se vio forzada a sancionar a la empresa PASA, por incumplimiento de contrato. Fueron muchos meses de estar recibiendo la  falta de cumplimiento en la recolección de basura por parte de la empresa. Se reconoce la voluntad del alcalde Cruz Pérez Cuéllar para sancionar pero también para encontrar soluciones. Las cosas deben cambiar. Por lo pronto el alcalde ha dado muestras de contar con voluntad política y también organismos empresariales como Canacintra-Juárez están demostrando liderazgo,  autonomía e independencia. Y ya era tiempo que se viera ese tipo de compromiso por la ciudad.

 

close
search