Opinión

Video: ‘Nos hemos sacado la lengua y picado los ojos...’

No fue Graciela factor definitivo entre el triunfo o la derrota de Maru pero sí fue fundamental en la suma de los elementos que le otorgaron la ventaja a la panista

LA COLUMNA
de El Diario

lunes, 05 julio 2021 | 06:00

• “Nos hemos sacado la lengua y picado los ojos...”

• Por pura caridad tiene aire el Hospital de la Mujer

• Llegó al jefe municipal queja contra sus agentes

• Suspenden por seis meses a jugador de golf

La excandidata del PRI a la gubernatura, Graciela Ortiz González, empezó a cosechar en su partido la institucionalidad y disciplina mostradas en su declinación para respaldar a la hoy gobernadora electa, Maru Campos Galván.

Bien pudo Graciela haber sucumbido a la presión que ejerció sobre ella el fracaso Javier Corral pero optó por honrar los acuerdos firmados a nivel nacional entre su dirigencia nacional, el blanquiazul y el PRD.

No quiso jugar Ortiz ni el papel del Longe Moco solicitado por el ogro de Palacio que sí jugó el abanderado del Movimiento Ciudadano, Alfredo “El Caballo” Lozoya, ahora sin Juan y sin la gallina. Ni modo que lo defienda el hoy apestado de Chihuahua, Corral Jurado.

En el reciente encuentro nacional al que convocó Alejandro “Alito” Moreno, la expresidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes, ratificó la posibilidad de continuar participando en alianza justo con el Partido Acción Nacional (PAN).

Habló de que en el reciente proceso electoral no alcanzó el tiempo para, entre ambos partidos políticos, también tener acuerdos y negociaciones hacia el fortalecimiento de candidaturas locales. Si “siempre nos hemos sacado la lengua y picado los ojos con los azules” no era fácil bajar acuerdos equitativos. (Video en la versión digital de La Columna).

Sin embargo y durante su discurso, la de Tlaxcala no dejó pasar la oportunidad para hacerle precisamente una mención pública a Graciela, de quien se refirió como una persona con enorme calidad y visión de país.

Dijo que Chela asumió una decisión delicada y compleja al desistir de su candidatura a la gubernatura y abrirle con eso la posibilidad de triunfo a Acción Nacional, con lo que a su vez se provocaría la derrota para Morena.

El caso es que Paredes en este desarrollo de tema, le hizo público el reconocimiento a la chihuahuense, la que se llevó los aplausos de quienes acudieron a la cita de Alito.

No fue Graciela factor definitivo entre el triunfo o la derrota de Maru pero sí fue fundamental en la suma de los elementos que le otorgaron la ventaja a la panista.

•••

Pasaron semanas antes de que dos pesos muertos del gabinete corralista –los secretarios de Salud y de Hacienda, Eduardo Fernández y Arturo Fuentes Vélez– se dieran por enterados de que pacientes y personal se morían de calor en el Hospital de la Mujer.

Cuando por fin se dieron cuenta de forma oficial, sus respuestas a quienes reclamaban y que debieron recurrir a la protesta pública el mes pasado, fue la constante que ha caracterizado a la fracasada administración estatal: no hay dinero.

Así, básicamente mandaron decir que se aguantaran el infierno adentro del inmueble.

Al sentir la presión con la protesta pública de semanas atrás, a lo mucho llegaron a ofrecer que licitarían la instalación de un sistema de refrigeración en el hospital o hasta la reparación del mismo, como si una contingencia se atacara con un procedimiento que, si bien va, se llevaría seis u ocho meses.

Increíble el solo hecho de pensar en licitar una emergencia que ellos, obviamente, no padecen en sus cómodas oficinas con aire acondicionado en la capital del estado.

¿A quién se le puede ocurrir plantear el hecho de licitar una reparación urgente o hasta una instalación indispensable de un nosocomio? Sólo a ellos, a esos pesos muertos que toman decisiones muy quitados de la pena y sin padecer lo indecible como cientos de empleados de la Secretaría de Salud.

El problema se arregló a los pocos días de que dieron la burocrática respuesta de una posible licitación, pero no fue obra de Fuentes Vélez y menos del no médico Fernández, mejor conocido como “El Higadito”. Ellos se desentendieron de la situación, como si no les obligara una crisis de esta magnitud en la frontera.

Fueron especialistas en refrigeración a hacer reparaciones, comprar los aparatos faltantes y echarlos a funcionar, pero ni eran empleados estatales ni personal de una empresa contratada por el Gobierno.

Resulta que le entraron con recursos empresarios muy ligados a la administración estatal, desesperados por la pereza, ineficiencia y dejadez de los principales funcionarios obligados a atender el problema.

Fue dinero privado el que se metió a reparar el hospital, más que por quitarle broncas a Corral, que le sobran, por mera humanidad. Una obra de caridad, pues, que debería darles vergüenza a quienes resultaron incapaces de atender un llamado desesperado de auxilio.

•••

Con menos de 24 horas de diferencia, en la Ciudad de México el alcalde electo Cruz Pérez Cuéllar y el excandidato a gobernador Juan Carlos Loera, tuvieron entrevistas con altos funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad. Fueron entre jueves y viernes pasados, pero no juntos, desde luego, cada uno por su lado.

El también senador morenista logró cita con Guillermo Nevárez, un técnico y viejo lobo del sistema eléctrico nacional, al que conoce desde sus entrañas, no por nada es el director general de Distribución; el ahora reintegrado como diputado federal lo hizo con el mismísimo titular de la CFE, el polémico Manuel Bartlett Díaz.

Seguramente abordaron la crisis por la que atraviesa la frontera, que si no tuviera problemas suficientes ahora se cierne sobre ella la amenaza de que la CFE no puede garantizar la demanda necesaria para que la ciudad continúe con su expansión industrial.

El comparativo de likes en el que entraron (imagen en versión digital) es señal para los morenistas de que la división interna continúa, pues nada les costaba haber ido juntos como juarenses y buenos hermanitos de partido a gestionar algo para la ciudad.

•••

La ineptitud y corrupción que le restregó en la cara Cruz Pérez Cuéllar a Sergio Madero, director del Fideicomiso de Puentes Internacionales, debe estar bien documentada por el alcalde electo.

En el gremio de los abogados laboralistas festejan que Cruz traiga de encargo al funcionario estatal, pues las características que le señala el morenista no son algo nuevo.

Trae muchísima cola que le pisen desde que, tras haber llegado a Juárez con una mano adelante y otra atrás, Francisco Barrio lo hizo presidente de la Junta de Conciliación. Desde ese puesto público comenzó a jalar clientes para su despacho; lo demás ya es historia.

•••

Ojalá no se le olvide al secretario de Seguridad Pública Municipal, el federal Raúl Ávila, mandar respuesta a una recomendación recién llegada a su escritorio, enviada por la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

La resolución surge por la actuación de ocho de sus agentes que habrían detenido, torturado a un juarense y hasta amagado con “tirarlo” en el Camino Real. Los hechos no son recientes, pero la investigación de la queja apenas fue concluida y enviada el pasado 28 de junio.

Se supone que, pese a todo, los uniformados involucrados aún forman parte de las Policía Municipal.

La recomendación CEDH:5s.1.013/2021 detalla que en agosto del 2019 esos ocho policías participaron en el arresto del ciudadano sin causa aparente y cuando éste se negó a ser extorsionado, fue golpeado y trasladado a la Estación Oriente, donde la tortura empeoró.

Conforme a lo narrado por la víctima, en dos ocasiones intentaron asfixiarlo colocándole una bolsa sobre la cabeza, amagando con desaparecerle en caso de que los denunciara. También le habrían sembrado dosis de cristal, según la recomendación.

La respuesta inicial de la Policía Municipal, al comienzo de la investigación, se orientó a sostener que se trató de una detención por una falta administrativa; negó los cargos pero las evidencias médicas y la omisión en los reportes del arresto parecen conceder la razón al quejoso.

De ahí que la recomendación formal de la CEDH es la de sancionar a los agentes, que por lo visto distan mucho de ser unos angelitos.

Tiene unos cuantos días la autoridad municipal para aceptar la queja o atenerse a las consecuencias de incumplir con una resolución del ómbudsman estatal.

•••

La raza mala leche asegura que los Rogelios, González y Ramos, ya tenían lista la creación en Canaco de un área que se llamaría Dirección de Golf  para entregarla al primero pero después de lo ocurrido entre el 26 y 27 en el Club Campestre la idea fue aventada al cesto de la basura. Insistimos, eso han hecho trascender aquellos sin oficio y menos beneficio.

Trajimos a este espacio la semana pasada el tema del torneo de golf en el Campestre, donde algo hubo tan irregular que Rogelio terminó descalificado y de pasadita también suspendido por seis meses. Horror!

Quienes supieron del episodio explican que el último golpe en un juego de golf se da con un bastón llamado putter y está obligado el jugador a meter la bola en el hoyo; Rogelio le pegó varias veces pero nunca la cascó en el orificio; sin embargo, se puso un cinco en la tarjeta y no una X como debió ser. Ahí fue donde lo pescaron.

El chisme no ha cesado; dirían los clásicos, va in crescendo.

close
search