Opinión

OPINIÓN

Video: Los hombrecitos prefieren salir corriendo

Un régimen que inició cobarde no podía terminar de otra manera que cobarde. Un árbol de peras no da naranjas, lo hemos repetido para temas semejantes

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 10 junio 2021 | 06:00

-Los hombrecitos prefieren salir corriendo

-Alejandra y Álvaro en los barcos de Maru y Cruz

-También va Lety en expediente de expulsión

-Viene la pelea por dirigencia de Morena

Un régimen que inició cobarde no podía terminar de otra manera que cobarde. Un árbol de peras no da naranjas, lo hemos repetido para temas semejantes.

Una vez terminado el perverso juego de la tiranía también han finalizado los últimos gestos alegres de quienes recibieron el Gobierno estatal en malas condiciones y lo están entregando peor.

Un colega de La Opción de Chihuahua intentó una entrevista que no tiene desperdicio no por lo que contestó o por lo que dejó de responder el entrevistado, sino porque cobardemente salió corriendo. (En versión digital de La Columna el video).

La imagen es divertidamente grotesca. Salió corriendo el secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, para no hablar de las denuncias penales en su contra por desviar varios miles de millones de pesos que debieron ser depositados en cuentas de múltiples instituciones tanto de educación superior como de otros niveles de gobierno y hasta Ficosec y Fechac, dos fideicomisos patrocinados con dinero privado, pero que debe pasar por la tesorería estatal.

Momentos antes tuvo idéntica conducta el patrón de Fuentes, el también hombrecito gobernador, Javier Corral Jurado.

Rechazó bajar de su oficina al sórdido patio central de Palacio de Gobierno para tomarse “la foto oficial de despedida” con los miembros de su gabinete porque había presencia de incómodos fotógrafos y reporteros de distintos medios informativos.

Dicho en lenguaje popular, le sacó al parche. Presentamos también en versión digital imágenes de sus funcionarios bien monos para las fotos, menos él.

Hay incontables motivos para el encierro a piedra y lodo. Es explicable el temor al linchamiento, a la ira ciudadana; a ser lapidados por los espejitos que vendieron y las miserias que están entregando; la quiebra financiera, los asesinatos por miles... los trabajadores de la salud en paro porque les robaron todo, no les dejaron ni para una aspirina...Y encima amenazados por los policías estatales.

Correr es todo lo que les queda; huir antes siquiera de completarse el plazo para que entreguen las llaves a los nuevos jefes de Palacio, el 9 de septiembre. Tres meses de aquí allá que serán un infierno para ellos pero también para la gobernabilidad del estado. Tres meses de peligrosa inmovilización.

***

No hay todavía actas de mayoría entregadas a Maru Campos ni a Cruz Pérez Cuéllar, pero Alejandra de la Vega y Álvaro Bustillos Fuentes dejaron claro el martes por la noche que para ellos es gobernadora la panista y presidente municipal el moreno. Adiós formalismos.

Alejandra es empresaria y también la jefa del Gobierno estatal en Juárez, mano derecha de Javier Corral en distintas lides; Álvaro es su aliado y ahora expresidente de la asociación Desarrollo Económico.

La virtual gobernadora y el virtual alcalde fueron convocados por ambos para encabezar el cambio de presidencia de Desarrollo Económico. Álvaro se fue y llegó al relevo Fernando Talavera.

Es este uno de los primeros signos de una nueva etapa en el estado. En algunos sectores empezó tarde el adiós Corral pero finalmente ha llegado. Ya no hay patrón, hay patrona.

***

Además de Javier Corral, su hermana la “vicegobernadora” Lety figura en un expediente de candidatos a ser expulsados de Acción Nacional, una vez que concluya formalmente el proceso electoral.

No harán los panistas movimientos hasta que sea sancionada la elección, es decir hasta que el Tribunal Estatal Electoral cierre cualquier instrucción en proceso y haya una declaratoria legal de Maru Campos como gobernadora.

Pero no se olvidarán de los traidores funcionales que, alentados por el propio Corral, le dieron la espalda al PAN. Unos se postularon por partidos rivales y otros hasta de representantes de casilla les sirvieron.

El paquete, pues, sería de alrededor de una veintena de militantes del albiazul que por sus fobias personales o por el interés de quedar bien con el gobernador en turno, no sólo no apoyaron los proyectos panistas, sino que intentaron boicotearlos de todas las formas.

En ese listado los Corral jugaron un papel predominante por las posiciones de poder que tenían, uno formal como gobernador y otra de facto como influyente hermana, que hasta disfrutaba de los recursos públicos como si fuera alta funcionaria.

A partir del trabajo de zapa de los Corral es que se fraguaron candidaturas orientadas a perjudicar a los panistas. No se trata únicamente del proyecto por la gubernatura, sino de otras posiciones en juego que debido a la traición se perdieron o se ganaron apenitas.

Ejemplos documentados hay de Juárez, la zona noroeste del estado, parte de la sierra y Chihuahua capital, donde el escaso pero dañino corralismo dividió al PAN, socavó o cuando menos intentó derrumbar las candidaturas previamente aprobadas.

En fin, el asunto sigue vigente en el Comité Ejecutivo Nacional albiazul, donde el dirigente Marko Cortés sabe que tendrá una oportunidad de oro para quitarse la cancerígena rémora que Corral le representa al partido.

***

Como pasa en todos los partidos tras los descalabros electorales, en Morena ya comienzan a levantar la voz los que piden la cabeza del dirigente estatal, Martín Chaparro Payán, por la derrota sufrida a nivel estatal.

Le achacan al presidente morenista que, luego de tejer acuerdos con Juan Carlos Loera y Cruz Pérez Cuéllar, se olvidó de la estructura partidista; se amarró como suplente del segundo en Ciudad Juárez y dejó el trabajo tirado.

Esas son las quejas en general, entre otros detalles como la entrega del partido a la estructura de la campaña de Loera.

Sin duda es un factor el papel de la dirigencia partidista en una derrota. Pero no pasa de eso, de ser uno de tantos factores que llevan a fracasar a un proyecto.

Por eso se espera que el movimiento de morenistas que piden su renuncia no crezca más allá de lo razonable, pues todavía no acaban de digerir una de las pocas derrotas que tuvo el partido en las 15 gubernaturas en juego, como para ponerle más sal a la herida.

En este conflicto interno sin duda será clave la postura del electo alcalde de Juárez, quien pésele a quien le pese se convierte en una de las figuras de liderazgo más importantes del partido.

Será el naciente crucismo una parte fundamental para definir el rumbo de Morena en la entidad, que si bien perdió la gubernatura, no terminó derrotado del todo. De muestra acá está la ciudad más grande del estado y ocho diputaciones directas.

Nada más y nada menos. Mucho tendrá que trabajar al respecto el propio Loera de la Rosa porque si bien Cruz labró y trabajó la tierra, ha sido el virtual candidato derrotado quien se partió el lomo desde antes de la campaña para convertir a Juárez en el bastión moreno que ahora es. La verdad monda y lironda sea dicha.

close
search