PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Video: Frontera abierta para los chuecos

Puede apreciarse en el material que los vehículos son evidentemente chuecos. No portan documento ni siquiera para tapar el ojo al macho de algún permiso provisional desteñido o algo semejante

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 26 enero 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-Video: Frontera abierta para los chuecos

-Pafos acusan traición con el decreto

PUBLICIDAD

-Vuelve duartista a sus clases en Derecho

-Nada que aportar al derecho a la información

Ayer recibimos para esta columna un video (lo compartimos en versión digital) de dos camiones “escolares” que se desplazan de Ciudad Juárez rumbo a la ciudad de Chihuahua y quizá con destino más hacia el interior de la República.

Puede apreciarse en el material que los vehículos son evidentemente chuecos. No portan documento ni siquiera para tapar el ojo al macho de algún permiso provisional desteñido o algo semejante.

Son de los camiones amarillos que por viejos son descontinuados en las escuelas de los Estados Unidos e introducidos ilegalmente a México para ser utilizados como ruteras en el caso de Juárez o “camiones urbanos” allá por ciudades de Durango, Coahuila, etc.

Esos vehículos fueron ubicados aproximadamente en el kilómetro 200 de la carretera Panamericana en trayecto Juárez-Chihuahua. Ya cruzaron para ese momento la “rigurosa” Aduana mexicana, pasaron un retén militar combinado con Guardia Nacional (GN) y SAT (el Precos de Samalayuca).

Más adelante seguirán como “fantasmas” frente al cuartel militar de la GN de Villa Ahumada y frente a las patrullas de esa misma corporación militar que “custodian” la carretera.

El movimiento de esos camiones se sigue dando aun en medio de la encendida controversia nacional por la regularización de carros chuecos ya decretada por el Gobierno de la República para iniciar durante las próximas semanas. Tenemos los peros sobre el particular en el siguiente bloque de esta entrega.

No son claros los números sobre las unidades en condiciones de ilegales que circulan en el estado, pero la coincidencia generalizada es que rebasan las 150 mil. Solo en Juárez el cálculo es de 100 mil.

Si antes de ser anunciado el decreto las puertas de la Aduana estaban abiertas para la introducción de automotores ilegales queda claro con este botón de muestra de los camiones que continúan de par en par y así seguirán para beneplácito de los generales encargados de la frontera que no los dejan pasar gratis.

Y por qué no decirlo, también es beneficioso para las familias cuya esperanza de contar con un carro para moverse solo aparece en la opción de los “chuecos” o cuando mucho en los fronterizos, nunca en los de agencia, cuyos propietarios son otra historia: señalan contrabando y competencia desleal.

***

En ese mismo tema, la agrupación más seria de propietarios de automóviles “chuecos”, la Onappafa, acusa traición o ignorancia plena del problema por parte de quienes redactaron el decreto para la llamada regularización de unidades importadas a México.

En un oficio enviado al presidente Andrés Manuel López Obrador (imagen en versión digital), reclaman que el jefe del Ejecutivo incumplió su promesa de regularizar todos, todos los vehículos “chuecos” que permanecen en territorio nacional.

Como está el decreto publicado la semana pasada, son dejados fuera del programa miles de unidades que circulan en los estados norteños y que no son susceptibles de nacionalizar por las reglas impuestas desde la Secretaría de Economía.

Pero además, más que regularización, dicen, lo que se decretó es una importación, lo que infla el costo del procedimiento al involucrar a intermediarios de las agencias aduanales, además de que complica innecesariamente el proceso.

“Nos es imposible entender por qué se cambiaron las reglas que usted ha estado anunciado y había manifestado”, reclaman en la carta los líderes de la Organización Nacional para la Protección del Patrimonio Familiar, José Guadalupe Barrios, Héctor Meza y Miguel Ángel Campos.

El argumento es que la regularización sería de un pago único de dos mil 500 pesos, presentando solamente el titulo o el “bill of sale”, credencial de elector, comprobante de domicilio y la baja de Estados Unidos

En cambio, si se maneja por medio de las agencias aduanales, se pagaría la cuota de dos mil 500 pesos más el 50 por ciento del precio del vehículo, según el arancel.

Y si acaso no se cobra el arancel, sí se cargaría el 16 por ciento del valor anexo, el Impuesto General de Importación, Carfax, Ecológico, Electrónico y el honorario de agencia.

Pretenden los líderes de “chuecos” derogar el decreto actual o hacerle agregados que cumplan con la promesa inicial de regularización simple, sin letras chiquitas ni más adjetivos.

Para eso y por si no le llegó el oficio a Palacio Nacional, pretenden los "pafos" plantarse en cada gira de López Obrador por el país para darle en mano su reclamo, a ver si lo hacen recapacitar.

***

Con el arranque del ciclo escolar en la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH), regresó a sus clases, aunque sean virtuales, el duartista exsecretario de Gobierno, Mario Trevizo Salazar, alentado con la idea de que puede cumplir su meta de ser rector de la máxima casa de estudios.

El también exconsejero jurídico de César Duarte había dejado la cátedra en los tiempos en que el exrector Luis Fierro dominaba, con respaldo absoluto del corralato, tanto la academia como la administración de la UACh.

Molesto del nuevo modelo educativo de Fierro, del que todavía no se resuelven todos sus problemas, Trevizo Salazar aventó el arpa en las clases de la Facultad de Derecho, donde impartía la materia constitucional.

Eso fue hace más de tres años. Jubilado y todo, seguía dando clases “gratis”, hasta que Fierro y su modelito lo hicieron irse echando espuma por la boca.

Entre que jugaba como testigo protegido de los expedientes de Javier Corral contra el duartismo del que fue parte, Trevizo aprovechó para fortalecer un grupo académico dentro de la UACh que renegaba de los cambios promovidos por el ahora exrector.

Eso le dio derecho, se supone, a encabezar desde las penumbras la renovación que comenzó a fines del año pasado, con la llegada de los abogados al control de la rectoría universitaria, representados por el provisional rector Jesús Villalobos Jión y el secretario general, Sergio Facio Guzmán.

Ahora el también exdiputado y exdirigente estatal del PRI, mencionado como uno de los posibles aspirantes a rector, fue enlistado como maestro otra vez por el director de la Facultad de Derecho, Luis Rivera Campos, otro de los que suspiran por la oficina que dejará Villalobos en unos meses.

Dados sus antecedentes, es probable que nomás a eso llegue Trevizo, a retomar las clases que dejó tras el desastre que anticipó de Fierro Ramírez, porque para ser rector le hace falta todavía una reforma a modo a la Ley Orgánica de la UACh y sería muy evidente si así fuera.

***

Ahora vuelve el exgobernador Javier Corral a hablar del derecho a la información, el mismo que pisoteó junto con otras garantías ciudadanas y de los medios durante su trágica administración de Chihuahua.

El exmandatario es presumido junto con Gustavo Ríos Alcázar, exdirector de la carísima e inútil Coordinación de Política Digital de su quinquenio. Ambos aparecen como ponentes de un foro para celebrar los 20 años del membrete de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información (Amedi), a la que olvidaron prácticamente los cinco años.

En el colmo de las sinrazones, Corral Jurado figura como participante en la mesa “Retos de la comunicación política, el poder y la autonomía de las instituciones para la calidad de la democracia y la deliberación”.

Al parecer el “grupo de intelectuales”-como se hacen llamar los integrantes de la Amedi- desconocen lo que fue la gestión corralista en las materias que defienden: derecho a la información, libertad de expresión, acceso a las tecnologías, comunicación plural y derechos de las audiencias.

Difícil que tenga algo que aportar al debate el que como gobernador quiso hacer un monopolio de medios estatizados y oficialistas; que atacó periodistas y ciudadanos, violándoles sus derechos más básicos que estaba obligado a garantizar.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search