Opinión

OPINIÓN

Video: Así se entretiene el jefe de la Policía Estatal

Ahora sabemos que el soundtrack de la vida del jefe de la Policía Estatal en Juárez, Ricardo Realivázquez, bien podría ser el de Rápido y Furioso

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 02 julio 2021 | 19:45

-Así se entretiene el jefe de la Policía Estatal 

-Se niega a entregar la Silverado del Palacio

-Le dijeron inepto y corrupto… y se quedó calladito

-Primero es la consulta, luego la dirigencia

Ahora sabemos que el soundtrack de la vida del jefe de la Policía Estatal en Juárez, Ricardo Realivázquez, bien podría ser el de Rápido y Furioso, la saga de acción con una trama de adictos a la adrenalina, la velocidad y los negocios turbios.

También podría ser algo más europeo, como la canción Berlín Lebt del rapero alemán Capital Bra, que en francés ametralla con frases como “las balas vuelan a mi alrededor” y “mira como mato a mis enemigos con solo palabras”. Todo mientras presume sus autos de 680 caballos.

Al menos son esos dos fragmentos de videos musicales (disponibles en la edición de La Columna) con los que se entretiene Realivázquez Domínguez, quien dirige las labores de los agentes de la Comisión Estatal de Seguridad, reconocidos más por sus desaciertos que por sus resultados.

Conforme se acerca el final del quinquenio los elementos a cargo del polémico mando estatal están con la incertidumbre sobre su futuro. Trabajan entre versiones de que van a quedarse en Juárez o que tal vez desaparezca la CES y los reagrupen en otra corporación.

No tienen certeza sobre lo que va a ocurrir ante el fallido experimento que muy tarde puso en marcha el jefe de todos ellos, Javier Corral, al crear una Secretaría de Seguridad Pública Estatal y dejar también la CES bajo ese mando, lo que evidentemente ha sido un fracaso rotundo.

Ante el cambio de administración que viene en septiembre, se espera que pronto el equipo de la gobernadora electa Maru Campos anuncie algún plan de seguridad, para saber si mantiene la misma estructura que reeditó el corralismo –dado que antes ya existía la separación de la SSPE y la Fiscalía del Estado- o hace un ajuste profundo.

Mientras son peras o son manzanas, parece que a Realivázquez y a sus leales, que entre otras monadas también editan videos, no les preocupa lo que siga en su carrera policial, que en medio de narcomantas y hasta balazos a la blindada se dan tiempo de soñar con Vin Diesel para sobrellevar el estrés del cargo.

***

Quienes tomaron ya el Congreso del Estado fueron los integrantes del equipo de transición de Maru Campos. Para este fin de semana se puede decir que ya tiene mayoría legislativa compuesta por el PAN, los minipartidos y hasta algunos de Morena, por si se ofrece cualquier reforma.

Generalmente en el período de entrega-recepción, por cortesía y civilidad política, el gobernador saliente ofrece sus buenos oficios para que el entrante llegue y haga los ajustes necesarios en el marco jurídico para poner en marcha determinados proyectos.

En la situación actual ni modo de pedirle peras al olmo del Palacio de Gobierno. Pero ni falta hace. Los enlaces con las diferentes fuerzas políticas de César Jáuregui, Fernando Álvarez Monge, Jorge Issa, Jesús Valenciano y Mario Vázquez tienen al Legislativo listo para lo que se ofrezca.

Los temas principales de la agenda para el equipo de transición son los de seguridad y finanzas, por donde podrían comenzar a meter mano las siguientes semanas en algún período extraordinario.

***

En los últimos días el personal de los órganos internos de control y de la Secretaría de la Función Pública ha estado inventariando los bienes de diferentes dependencias, entre ellas la Secretaría Particular, el acceso al despacho de Corral en Palacio de Gobierno.

Ahí en la oficina por la que han pasado varios secretarios se detectó el faltante de una camioneta, una pick up Chevrolet Silverado de propiedad estatal.

Rápido salió el nombre del que la tiene asignada, el sonorense Francisco “Pakko” o “La Coyota” Lozano, de muy conocidas mañas entre los que viven inmersos en la grilla palaciega.

El vehículo de cabina y media ya se le ha solicitado a ese particular –uno de tantos- del gobernador, pero aparte de no ir a la oficina quién sabe desde hace cuántos meses, se ha negado a regresarlo. La unidad la mantiene en su casa y la usa para otros fines que nada tienen que ver con el trabajo.

Tal vez espera “La Coyota” que la falta pase “bobita” en las reuniones de entrega-recepción. Así podrá irse de Chihuahua por carretera y si no con los generosos viáticos de los que gozó en el quinquenio, sí con vehículo oficial.

***

En Gobierno del Estado comenzaron las liquidaciones, ayer dijeron adiós a 12 empleados del área de Gobernación, a los que se les venció el contrato y para los que ya no existe posibilidad de renovación.

Lo mismo se dice está sucediendo en otras áreas. En la que encabeza Manuel “Igor” del Castillo, Comunicación Social, ya hay vencimientos en puerta, y en área educativa también prevalecen condiciones similares. Aunque en varias se resistan a irse por más contratos casi finiquitados en puerta.

Trascendió que se le cantó las golondrinas a todo el personal de las llamadas “Escuelas de Tiempo Completo”, que si bien dependen de un programa federal llegaron al término de sus contratos.

Las aguas se revuelven y el equipo de transición debe permanecer alerta, porque este es el llamado año de Hidalgo, y nunca falta el que antes de salir pretenda llevarse algo.

Corren versiones de que del edificio Héroes de la Revolución de la capital del estado están desapareciendo material de limpieza y de oficina. Un hecho que fue denunciado por un trabajador del área y quien en vez de ser reconocido por su valor fue removido de su cargo para que el robo hormiga se siga dando sin contratiempos.

***

Desde que el alcalde electo Cruz Pérez Cuéllar llamó inepto y corrupto al director del Fideicomiso de Puentes Fronterizos, Sergio Madero, el funcionario estatal aludido se quedó mudo. Ni por error ha salido a defenderse y menos ha hecho algo por refutar los dichos del morenista sobre las obras fracasadas.

Tan dado Madero Villanueva a responder, desde luego ha generado suspicacias que se haya retraído y escondido en el silencio. Antes salía a defender hasta lo más indefendible de la desastrosa administración estatal de su todavía jefe, que habrá de heredar a Juárez un verdadero tiradero.

Por eso mismo hay comentarios en los últimos días que ponen en duda su lealtad al gobierno que sirvió desde el fideicomiso que maneja los recursos de los concesionados cruces internacionales.

También en el sentido de que conoce a Pérez Cuéllar y lo último que querría sería entrar en confrontación abierta con él, sobre todo porque el ahora moreno no habla nomás por hablar. Pruebas de la ineptitud son más que evidentes, mientras que de la corrupción tal vez ya las tenga el electo.

***

En la competencia por la dirigencia estatal de Morena, se sabe que está próxima la separación oficial del profesor Martín Chaparro, quien seguramente ya tendrá algo asegurado en el ayuntamiento juarense. Su salida, pues, está a la vuelta de la esquina.

Pero le falta al dirigente otra prueba de fuego, la consulta ciudadana para enjuiciar o no a los expresidentes, tarea en la que deberán avocarse todos los que aspiran a liderar el partido guinda, si es que quieren hacer puntos y posicionarse entre la militancia.

Por lo tanto la consulta es reto no nada más de Chaparro, sino de los que han levantado la mano para quedarse en su silla. Se habla de tres, principalmente, como el todavía coordinador de los diputados, Miguel Colunga; el exdiputado federal Ulises García y el excandidato a diputado derrotado en la capital, Fernando Tiscareño.

Colunga últimamente ha mostrado mucha cercanía a la dirigencia nacional de Mario Delgado, que podría ser su principal activo, mientras que García tiene el respaldo total del excandidato a gobernador, Juan Carlos Loera, que ya sabe jugar en las grandes ligas.

Por otra parte Tiscareño confía en su tía, Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena y madre de la superdelegada federal Bertha Alcalde, quien también está por decir adiós a Chihuahua y dejar esa vacante, otra posición de otro para los morenos.

Pero primero todos deben ponerse las pilas para la consulta, pues no es cualquier cosa el reto de superar los 500 mil votantes que tienen como meta estatal. Si no lo logran, no habrá dirigencia por la cual pelear.

close
search