OPINIÓN

Video: Aguacero empapó deseo reivindicador

Su postulado de rendición de cuentas es una burla, por la manera en que se resiste a informar hasta del más mínimo detalle

LA COLUMNA
de El Diario
domingo, 06 octubre 2019 | 06:00

El viernes intentó Javier Corral Jurado obtener unos centavos de moralidad y autoridad política para su desacreditado desempeño como gobernador constitucional del estado.

Al mismo tiempo varias familias en Ciudad Juárez continuaron su lucha, una por recuperar un terreno del que fue despojada por el propio Corral, y otra buscando reparación por los severos daños que ocasionaron a su casa las obras llevadas a cabo por el mandatario en ese mismo predio. Diversos delitos sólo para conseguir patio en una de sus viviendas-oficinas.

Es dramático el contraste, es la incongruencia vil. Corral reunió el viernes en el patio central de Palacio de Gobierno a los miembros de su gabinete y a algunos liderazgos sociales para anunciar oficialmente la constitución del “Fondo de Reparación Justicia para Chihuahua”.

Quiso traducir en efectivo las supuestas cantidades recuperadas de la corrupción duartista, en realidad un galimatías jurídico y financiero al que le coloca el gobernador tres mil millones de pesos pero que en los hechos, en asuntos concluidos, no pasa de los 50 millones. 

De los duartistas, el que más pagará, Ricardo Yáñez, su monto es de 240 millones pero lo hará en abonos hasta el 2021. Está por verse. No hemos sabido que otro de ellos, Javier Garfio, haya resarcido un solo centavo. También ha conseguido su libertad. El multimillonario exlíder priista Alejandro “La Coneja” Gutiérrez dejó la cárcel por menos de millón y medio.

No encontró el gobernador otro tema que ése para ponerle bombo y platillo al arribar a sus tres años de administración justamente el 4 de octubre. Su período es de cuatro años 11 meses, así que ya son las últimas estrofas del baile de su despedida.

De verdad no vale la pena detenernos en la constitución de ese fondo porque no es otra cosa que una auténtica distracción ante la sobrecogedora realidad que sufre el estado prácticamente en todos los rubros de gobierno. No hubo un informe como tal, no porque legalmente no obligara todavía, sino porque nada hay qué informar.

Tláloc se sumó al grito generalizado de fraude y envió un extraordinario aguacero al Patio de Gobierno, que hizo a Corral suspender su discurso y pedir a sus acompañantes trasladarse empapados al fifí salón 25 de Marzo del mismo edificio gubernamental. 

Fue tan divertido; el secretario particular, Francisco Muñoz, sosteniendo una sombrilla sobre la sensible cabeza del gobernador al estilo Mary Poppins como la graciosa estampida del público en un estilo exquisitamente porfirista. Tacones, trajes, pelucas, lociones, perfumes y maquillajes echados a perder (tenemos ameno video al respecto en versión digital de La Columna). Las fotos en impreso hablan por sí solas.

No pueden siquiera con lo menos. Durante varios ensayos y reuniones de planeación justo para ese evento fue advertida “la prima”, la jefa de Relaciones Públicas, Alejandra Chavira, para tener listo el plan B en caso de cambio en el clima impredecible. No hizo nada, ni sillas en el 25 de Marzo.


***

Al final del día el informe real es que en red estatal mintió el gobernador a los chihuahuenses sobre la posesión del terreno para el cual no sacó ni permiso de construcción y no ha intentado siquiera pagar a sus dueños el valor del mismo.

El informe conocido por todos los chihuahuenses es la inseguridad y los más de siete mil asesinados durante los tres años mientras el fiscal y el jefe de Policía son permanentemente acusados de corrupción. Incluso presumen su crecimiento económico bajo la mirada indulgente de su patrón.

Los números de homicidios se mantienen en niveles alarmantes. Dentro de los primeros lugares a nivel nacional, en este año, el tercero de su mandato, con más de mil 585 muertes al mes de agosto, al mismo nivel que Jalisco, apenas por debajo del Estado de México, y separado muy poco de Guanajuato y Baja California.

Pero además con actos criminales que muestran una extrema violencia, en un recrudecimiento que no se veía desde el final del sexenio de Felipe Calderón, con un fracaso palpable en la estrategia autoritaria, mediante la cual asumió el Estado la seguridad pública en varios municipios.

Los ataques a la libertad de expresión son otro rubro del informe auténtico. Empezó Corral en 2016 con un discurso de odio y discriminación hacia los comunicadores, en cuyo contexto fue asesinada la colega Miroslava Breach, que es otro asunto emblemático que retrata su indiferencia y omisión en el cargo, con una complicidad clara hacia intervinientes indirectos que son protegidos como testigos y sostenidos en la nómina. Son los panistas subordinados del gobernador.

Luego fue presentada la gran idea de sustituir a los medios tradicionales por un aparato exclusivo, con el bodrio Cambio 16 –que sólo servía para piñatas– y que finalmente desapareció tras un gasto por decenas de millones de pesos.

Financieramente se encuentra Chihuahua tronada. Con un déficit anual que ronda los cinco mil millones de pesos. La situación es desastrosa, con amenaza continua de falta de pagos a la burocracia, ausencia de obra pública, corrupción cada vez más evidente que lo hace limosnear frases de honestidad al presidente López Obrador y exigir que las repita su canal de televisión, el 28.

Su postulado de rendición de cuentas es una burla, por la manera en que se resiste a informar hasta del más mínimo detalle. El portal gubernamental es un auténtico queso gruyere, por los vacíos y falta de información mínima obligatoria.

La austeridad derivó en un fracaso, las medidas sólo pegaron a los segmentos operativos del Gobierno, pero él siguió con sus vuelos de placer, y jugando golf incluso en horas hábiles. Los aviones no se vendieron ni la Casa de Gobierno. La recuperación fue pírrica.

Ése es el informe auténtico al llegar al 4 de octubre. Es un recordatorio de sus intervenciones abusivas en perjuicio de la autonomía de los poderes del Estado.

Perdió toda forma política de cortesía y prudencia, si es que alguna vez la tuvo: mandó policías para hostigar y retomar la Auditoría Superior del Estado, en un capítulo negro para la división de poderes, pasó impúdicamente por encima de la voluntad del Poder Legislativo. 

Pateó sin misericordia al presidente original del Instituto de Transparencia que él mismo puso. Rechazó este convertirse de titular del Ichitaip en su auténtico chalán. También depuso al presidente del Tribunal Electoral del Estado.

Lo mismo hizo en el Poder Judicial, pervirtiendo la ley, ya que no cumplía con los requisitos, al imponer a su operadora Luz Estela Castro, que carecía de cualquier experiencia u oficio jurisdiccional. El batidero orquestado en la selección de jueces y magistrados aun no se resuelve, entre otros estragos que aun subsisten.

En lo político, las agresiones al magisterio, con un paro de labores histórico a principios del 2018, y la constante riña con las normalistas, en donde tuvo que intervenir Andrés Manuel López Obrador para pedirle una reunión que resolviera un enredo que sólo existe por su falta de oficio para gobernar.

La revocación de mandato autorizada por ley es una joya. Fue enviada en una iniciativa suya, en la cual se desgarró vestiduras, pero que luego se reveló como propuesta hipócrita porque se ha negado rotundamente a presentarse ante el tribunal de las urnas. La revocación no era para él, sino para el que sigue. Cinismo de risa.

Los indígenas marchando por hambre en la Sierra, su incursión en la caravana por la dignidad, pérdida de tiempo y de dinero; los cambios en su gabinete dando tumbos, su riña y reciente idilio con Andrés Manuel López Obrador, su avasallamiento sobre el alcalde de Cuauhtémoc, Carlos Tena, sólo porque no se pliega a sus designios y los de sus operadores de seguridad; los bonos en salud, hospitales cayéndose a pedazos sin terminar y falta de medicamentos; la corrupción en Comunicación Social, sus carreras, el golf, el tenis... 

La lista de acontecimientos es larga, plagada de capricho, omisión, y abuso; aderezada, cuando es necesario, de un estilo cortesano de alto nivel, que significa entrega total sin condiciones, conocedor de que su poder se agotó, y empezó ya la caída libre.

Por todo ello está calificado por los chihuahuenses con 18 por ciento de aceptación y credibilidad, en el sótano de los gobernadores, no sólo de su partido, sino en general.

No es de extrañar que el viernes, inmisericorde, Tláloc le aguara la fiesta y lo enviara empapado al 25 de Marzo a terminar de leer sus tarjetitas en un acto de desesperada reivindicación. Imposible conseguirlo, las pústulas del fraude a flor de piel han quedado a la vista de todos (as).