Opinión

Vecinos no están solos

Todos los gobiernos permitieron el impacto de nuevos problemas ante la sociedad, estos entraron a nuestros hogares, fuimos nosotros, los ciudadanos, los verdaderamente afectados

Francisco Bribiescas
Politólogo

sábado, 07 noviembre 2020 | 06:00

Todos los gobiernos permitieron el impacto de nuevos problemas ante la sociedad, estos entraron a nuestros hogares, fuimos nosotros los ciudadanos los verdaderamente afectados. Los problemas presentados son verdaderamente difíciles de digerir, inclusive en esta última década los más complicados, además de que es nula la programación anticipada de prevención social y sanidad efectiva de los gobiernos. 

Entonces seamos nosotros los que actuemos de forma precavida, preventiva e inteligente, resolver el problema nuevo público e internacional acompañado del miedo, por eso debemos de salir adelante a pesar de los problemas heredados, ya que la crisis humanitaria se estacionó en nuestra ciudad, pero debemos despacharla de forma astuta. Sin embargo, no debería de ser así, la responsabilidad moral y ética de todos los gobiernos, era de utilizar estrategias de seguridad como herramienta ante cualquier adversidad como la gobernanza, aquella que se trabaja entre sociedad y gobierno, y que es a priori, anticipando perfectamente los problemas venideros, herramienta que diseña una solución permanente anti-tragedias, aquella que asegura que el impacto será primero en el aparato de gobierno y no ante la sociedad. 

Tal como ya sucedió, podemos percibirlo en al área fronteriza de Ciudad Juárez y El Paso Texas. El Covid-19 afectó no solamente a la gran mayoría de familias juarenses, también daño la actividad comercial local como las familias que se sustentan de las pequeñas empresas bien constituidas, endeudamiento de los emprendedores con local alquilado y los restaurantes con una operación menor a la del 60%. Estoy completamente seguro de que en los próximos meses estaremos con altos índices de violencia intrafamiliar, robos, asaltos y pobreza laboral. Tengamos en cuenta que las personas que deben salir obligatoriamente a buscarse la vida y el sustento para su familia serán posiblemente multadas y hasta con cárcel. Es aquí, con el desacuerdo gubernamental, por sus medidas drásticas, ya que el gobierno culpa a los ciudadanos de no cuidarnos, pero en realidad es el gobierno el que no visualizó los problemas y tampoco hizo nada al respecto cuando ya estaba aquí el propio problema público, pues este se revolvió con todos los viejos problemas. 

Considero que en vez de meter a la cárcel a las personas inocentes por ganarse la vida o afectarlas económicamente con multas, brindemos nosotros los ciudadanos herramientas tecnológicas para no detener el aparato económico de la ciudad, de invertir en los jóvenes universitarios para que Ciudad Juárez tenga un índice alto en personas profesionistas y un índice de la violencia menor. Presionar el gobierno para que otorgue cubrebocas a las comunidades económicas, que sean solidarios y no los enemigos del pueblo. Pero sobre todo que el gobierno tenga la intención de sentarse con la sociedad para solucionar los viejos problemas y los nuevos. Cuando me refiero a viejos problemas puntualizo a los básicos, a los servicios públicos que por derecho tenemos todos los ciudadanos y además que sean de calidad, por ejemplo con el servicio de la luz es un caos, los apagones están a la orden del día, existen varios factores, los vecinos se cuelgan de la luz por tanto la roban y sobrecargan los servicios, también la Comisión Federal de Electricidad tiende a colgarse de altos recibos inclusive impagables, esto sucede por alguna mala regulación pero sobre todo a la inexistente línea de contacto con el ciudadano, ya que dicha institución presume de ser una de las empresas del gobierno, autónoma, y con gran nivel internacional, sin embargo a nivel municipal son parte de los problemas sin resolver. ¿Por qué? Falta de estrategias de gobernanza y de políticas públicas efectivas en materia de prevención social. ¿Qué pasará ahora? Los afectados con los apagones tendrán que permanecer a oscuras, ya que no se les permite salir para no ser contagiado, de lo contrario tendrá que pagar obligatoriamente un saldo alto de luz y tendrá que aguantarse a las inservibles líneas de atención al cliente. Sin embargo, los vecinos no están solos, estamos los ciudadanos comprometidos con la educación y con el civismo juarense para levantar la mano por los ciudadanos ante los problemas públicos. 

Con anterioridad se redactó un artículo denominado “Apagones juarenses” con la finalidad de informar y encontrar una solución a este problema tan difícil, se presentó una denuncia vecinal ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) con la finalidad de hacer valer los derechos humanos plasmados en la constitución política y canalizarla con las instancias federales con las áreas correspondientes por medio de abogados, con el propósito de solucionarle el problema a la CFE por medio de la gobernanza y a los vecinos a entrar en un ordenamiento cívico moral y ético, tal como el gobierno debe hacerlo. Por lo que nos caracteriza a los mexicanos de unirnos en las buenas y en las malas, de levantar la mano cuando la gente más lo necesita y sobre todo para solucionar los problemas esenciales del pueblo. “Vecinos no están solos”.