OPINIÓN

Vaga entre el fantasma de Duarte y el Corralito

Al gobernador de Chihuahua sólo le queda Nieto como esperanza para recuperar algo de la credibilidad perdida con los tumbos dados por la 'Operación Justicia para Chihuahua'

LA COLUMNA
de El Diario
miércoles, 22 mayo 2019 | 06:00

• Vaga entre el fantasma de Duarte y el Corralito


• ‘El pastel se lo comieron Duarte y Serrano’


• Otra exhibida al yerno del diputado


• Reclamos en la UACJ por sabático de Loera


Esencialmente vino a dos asuntos el lunes Javier Corral a Ciudad Juárez: a esperanzarse junto con Santiago Nieto de que pronto será extraditado de los Estados Unidos César Duarte y a clamar con desesperación por dinero al diputado presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar. 

Hubo un evento bastante balín llamado con exagerada presunción como son ese tipo de actos, II Foro de Legisladores en Materia Hacendaria. 

Fue usado sólo para justificar una plática privada que Corral tuvo con Nieto. No hubo representación ni de la autoridad municipal, ni diputados federales chihuahuenses, ni senadores por esta entidad. Ninguno. Sabemos que Corral es extra alérgico al senador de Morena, Cruz Pérez Cuéllar.

Aunque oficialmente con Loret de Mola dijo Nieto que habló con Corral sobre el fortalecimiento de las unidades de inteligencia contra el lavado de dinero en términos generales y puso como ejemplo las 48 cuentas bancarias que han sido congeladas a los exgobernadores de Nayarit, Roberto Sandoval; y de Chihuahua, César Duarte, por negocios de ganado con recursos públicos, en realidad Corral se concentró ya no en pedir sino exigir al alto funcionario federal que sea extraditado el ballezano.

Al gobernador de Chihuahua sólo le queda Nieto como esperanza para recuperar algo de la credibilidad perdida con los tumbos dados por la “Operación Justicia para Chihuahua”. De no detenerlo, ahí seguirá como ánima en pena presidiendo eventos sin importancia y justificándose justo en el duartismo para hacer valer sus desatinos durante dos años y medio de administración.

Después del evento balín y de presentar un plan hídrico para que sea construido por sucesores increíblemente hasta el 2040 (al 2021 que termina no acabará ni una zanja) la extrablindada comitiva del gobernador Corral se trasladó a la avenida Gómez Morín con punto específico en el restaurante de cortes, cerveza y tequila, Corralito.

Desde hacía buen rato los esperaba ahí precisamente el diputado Ramírez Cuéllar; el secretario de Desarrollo Social, Víctor Quintana y el vicegobernador de facto, Ismael Rodríguez.

Según las tarjetas informativas que nuestras fuentes pudieron observar en las oficinas administrativas gubernamentales de Pueblito Mexicano, Corral se arrancó al comedero más para clamar por dinero que para disfrutar la carne de ahí. 

Le urgen muchísimos recursos para tapar algo de los megaboquetes que tiene abiertos por el extraordinariamente pésimo manejo que ha hecho de la deuda pública del estado; en sólo cuatro meses del presente año ha pagado mil millones de pesos en intereses.

Fueron varios proyectos de obra los que presentó el gobernador al diputado federal, quien seguramente lo escuchó sin dejar cuchillo y tenedor, prometió gestionar y hasta ahí. Una veladora a un santo sin gran poder de decisión. 

De ese tamaño es la desesperación de Corral.


***

El Congreso del Estado tardó algo así como un año y medio para aprobar el célebre Plan de Movilidad Urbana (PMU) una vez que fue autorizado por el Cabildo de Juárez. 

Ciertamente su autor original fue el dos veces alcalde de esta frontera, Héctor “Teto” Murguía. En el Congreso fueron modificados muchísimos aspectos del plan original que fueron objeto de gran polémica en aquel período del 2010-2013.

La tardanza en la aprobación legislativa ocasionó que a Murguía le correspondiera el manejo del PMU unos cuantos meses, menos de medio año.

Después que el Plan arrancó actividades ya con Enrique Serrano como alcalde, llegaron los cuestionamientos y controversias justo por la modificación del proyecto original. 

En su estilo escasamente convencional, poco diplomático y coloquial hasta sacar el cobre desde lo más profundo de algún antepasado carretonero, “Teto” explicaba metafóricamente el tema en aquellos “fueras de libreta” que él persiguió “a la muchacha”, la “encantó”, la hizo su novia pero César Duarte y Serrano se casaron con ella; es decir, él preparó el pastel, y éstos se lo comieron.

Hoy el tema ha resurgido en tribunales judiciales y ellos, y otros exfuncionarios del Municipio, son de nuevo objeto de polémica. La Auditoría Superior del Estado ha concluido que hubo truculencia y que debe ser investigada. Unos dos mil millones de pesos de por medio.

Mucho material por discutir de aquí a la nueva audiencia en juzgados, el 1 de julio.


***

Este miércoles de nuevo habrá encerrona en la Ciudad de México entre el secretario de Relaciones Exteriores; el superdelegado del Gobierno federal en Chihuahua, Juan Carlos Loera; el líder de los transportistas en Juárez, Manuel Sotelo; y el delegado del Instituto Nacional de Migración (INM), Héctor Padilla.

Presentarán los chihuahuenses al jefe de la diplomacia exterior mexicana la “Iniciativa Juárez” que propone inclusión social y productiva y la alternativa de retorno a los migrantes.

Hablarán sobre la agilización de cruces fronterizos tanto de carga como vehiculares convencionales y peatonales y el retorno de los migrantes hacia el sur porque poco a poco Estados Unidos ha retrasado las citas para audiencias de asilo político hasta el 2020 y por lo tanto son cada vez más remotas las posibilidades de ser aceptados.

***

En el acuerdo de la comisión a cargo de seleccionar a los 20 aspirantes más aptos para el Tribunal de Justicia Administrativa, terminado el pasado lunes por la noche, el yerno del presidente del Congreso del Estado recibió una nueva exhibida pública.

El documento oficial signado por los diputados, magistrados y enviados del Ejecutivo que tuvieron la tarea de depurar la lista de más de 50 abogados que se inscribieron al proceso, asienta las causas por las que algunos fueron rechazados.

Sergio Castro Guevara, Arturo Blancas García, Juan Carlos Uribe y Daniel Alberto Manjarrez fueron eliminados porque les faltó algún requisito. La edad, la antigüedad de su título profesional o la cédula, cosas de esas contenidas en la convocatoria.

Pero en el caso de Alfonso Chávez Gómez, a quien su suegro Jesús Villarreal, diputado del PAN y presidente en el período actual de la Legislatura, soñó con hacerlo magistrado del nuevo tribunal, asegura que cumplió con todo, pero extrañamente renunció a sus aspiraciones.

Al acuerdo le faltó establecer que había parentesco por afinidad entre Chávez Gómez y el diputado que además era integrante de la Comisión de Selección; que su suegro también le consiguió su chambita de asesor-aviador en el Legislativo y que existía un claro conflicto de intereses.

Si entraron en gastos de justificar su salida del proceso y lo iban a exhibir de nuevo, hubieran puesto la verdad.


***

En la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) hay reclamos porque el excandidato a rector, Manuel Loera de la Rosa, se supone que está de año sabático, prestación de la que pueden gozar los catedráticos por cada 6 años de servicio.

Pero si hace uso de ese derecho –y esta es la queja central de un grupo de académicos– no es posible que aparezca con 78 mil pesos de sueldo bruto como director de área de la Secretaría de Educación Pública.

Manuel, quien buscó suceder a Ricardo Duarte en el proceso de elección de rector de hace casi un año, está registrado como eventual de la SEP, con un ingreso neto aproximado de 55 mil pesos.

Hay otros cuestionamientos que hacen desde la máxima casa de estudios:

El año sabático universitario consiste en la separación de las funciones de docencia, investigación científica, extensión, difusión de la cultura y demás tareas de un catedrático, con goce íntegro del salario para dedicarse a la realización de actividades que le permitan superarse académicamente.

Eso establece el Estatuto del Personal Académico de la UACJ, que también obliga al beneficiario a presentar ante la Comisión de Vigilancia y Evaluación del Año Sabático cada cuatro meses un informe de las actividades realizadas y uno al finalizar el período.

Por lo que se sabe, el ser funcionario federal con otro sueldo no está entre lo que se considera superación académica. Va más allá de la esencia de la prestación.