Opinión

Un Centro Histórico que da pena

La semana pasada estuvieron en Ciudad Juárez y en la capital del estado, Andrea Meza, actual Miss Universo y Lupita Jones, quien también puso en alto a México en estos certámenes de belleza

José Ignacio Gallardo
Analista

miércoles, 14 julio 2021 | 06:00

La semana pasada estuvieron en Ciudad Juárez y en la capital del estado, Andrea Meza, actual Miss Universo y Lupita Jones, quien también puso en alto a México en estos certámenes de belleza. Tuvieron una intensa agenda en esta frontera, reuniéndose con distintos sectores de la sociedad juarense. En esta breve gira por Ciudad Juárez se contempló un evento en el Centro Histórico. Desafortunadamente se eligió el peor momento para visitar esa emblemática zona.

Ahora, gracias a obras mal planeadas y ejecutadas, es un espacio lleno de altas paredes de madera que rodea una buena parte del Centro de la ciudad. No hay mucho espacio por dónde transitar y no hay posibilidad alguna de obtener una buena imagen fotográfica sin que salgan las obras que realiza el Gobierno del Estado de la segunda ruta troncal del transporte semimasivo. Pasan los meses y el panorama no ha cambiado mucho. La desesperación de locatarios, empresarios y ciudadanos aumenta, pero no hay avances y sí muchas afectaciones y retrocesos.

Es un verdadero caos lo que encuentran quienes transitan o visitan el Centro. Se tiene que hacer frente a una serie de obstáculos que se le presentan al peatón en su paso por la avenida 16 de Septiembre entre la avenida Francisco Villa y la calle Ignacio Mariscal. Todo está aislado con esas paredes de triplay. No se salvan del aislamiento los jardines, ni el kiosco de la Plaza de Armas. Hace muchos meses que nadie posa para la foto enseguida de la estatura de Tin Tan. Tampoco los boleros que se encuentran debajo de los arcos construidos en la administración del doctor Raúl Lezama, han logrado volver a tener los clientes acostumbrados hasta antes de la pandemia y las obras del Gobierno del Estado.

Tampoco se ven por la zona los pachucos y los diferentes grupos musicales que le daban vida y brillo al Centro de Ciudad Juárez. Ahora solo se ven murallas hechizas que bloquean la vista y la vida comercial y económica de la zona. Desafortunadamente en estos momentos no existe atractivo alguno que motive llevar a algún visitante al primer cuadro de la ciudad. En consecuencia la actividad comercial se ha visto severamente dañada. Ese daño se hace evidente y cuantificable con tantos locales cerrados en esa zona producto de las obras de la segunda ruta troncal del transporte público.

Hoy como nunca la imagen del Centro Histórico de Ciudad Juárez está por los suelos. Se encuentra tan devaluada que da pena ajena que celebridades caminen por los espacios que fueron el origen de esta generosa frontera. Qué pena y qué tristeza que quienes visiten esta metrópoli se den cuenta que los juarenses tienen y aceptan un Centro Histórico en condiciones desastrosas.

Sorprende a más de un visitante las condiciones en las que se encuentra el Centro de la ciudad, pero más se sorprenden al saber el tiempo que ese lugar tan importante ha permanecido en ese estado, así ante la indiferencia y el conformismo de la sociedad. La apatía ciudadana tiene que ver mucho en esto. Solo unos cuantos se han manifestado con determinación sobre las afectaciones. Se requiere mayor respuesta ciudadana. Gran reto tienen las próximas administraciones municipal y estatal. Tanto Cruz Pérez Cuéllar como Maru Campos tienen que recomponer, en el corto plazo, las cosas en este transitado espacio y a la vez restaurar la vitalidad y devolverle la dignidad a la zona. Resulta difícil pensar que este es el Centro Histórico que se merecen los juarenses, pero tal parece que así es. Por eso este panorama, aunque no se quiera y no se acepte, da mucha pena.

close
search