UACJ, orgullo de los juarenses

Sin duda que fue motivo de mucho orgullo para un gran número de juarenses estar observando en múltiples ocasiones...

José Ignacio Gallardo
Analista
miércoles, 17 abril 2019 | 06:00

Sin duda que fue motivo de mucho orgullo para un gran número de juarenses estar observando en múltiples ocasiones el logotipo de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez durante la transmisión a nivel nacional e internacional del partido de futbol que sostuvieron la semana pasada los equipos Bravos y el América, en el estadio Benito Juárez de esta frontera. Y es que la UACJ sigue siendo motivo de orgullo para muchos juarenses y para infinidad de familias que de algún modo han sido impactadas directa o indirectamente por esta institución que desde inicios de la década de los años 70 se encuentra presente en la vida de los fronterizos. Una universidad que se funda en 1973 y que vino a cubrir una creciente demanda de educación de nivel superior en una ciudad que también crecía a pasos agigantados.

Para esta comunidad fronteriza es muy necesario identificar aquellos factores que le despierten arraigo y sentido de pertenencia, y la UACJ es uno de esos. Un gran orgullo, reconocimiento y gratitud guardan muchos juarenses por esta noble institución de nivel superior. Por eso se debe de aquilatar el esfuerzo de varios juarenses  por dotar de una universidad a esta ciudad. Era muy necesario para las familias juarenses, ya que se carecía de instituciones universitarias para albergar al creciente número de estudiantes que terminaban su preparatoria. La mayor parte de los alumnos que deseaban continuar con sus estudios universitarios tenían forzosamente que abandonar la ciudad y trasladarse a estudiar a otras partes del país, o el extranjero.

Desde luego que para los estudiantes que no tenían las posibilidades económicas para enfrentar los gastos que representaba salir a estudiar fuera de su ciudad de origen se convertía en algo sumamente complicado. La ciudad de México, Guadalajara, Guanajuato, Monterrey, Querétaro, San Luis Potosí y la ciudad de Chihuahua eran algunos de los lugares donde los jóvenes juarenses elegían para salir a estudiar una carrera universitaria. En esta frontera ya se contaba con la Escuela Superior de Agricultura Hermanos Escobar, sin embargo el perfil de las carreras no satisfacía a muchos jóvenes, por eso tenían que dejar la ciudad para buscar una universidad que se ajustara a sus necesidades económicas y de estudios. Hasta antes de que se fundara la UACJ, cursar una carrera universitaria no era sencillo, por eso ahora esta universidad representa un gran orgullo para la comunidad. Una institución que se encuentra cada día más completa, fortalecida y que continúa impactando en la vida de los juarenses, tanto en el ámbito personal de cada universitario como a la comunidad juarense en general.

Por eso era tan necesario que las autoridades federales de ese entonces atendieran la petición que un grupo de juarenses hicieron para que se contara con una universidad para esta ciudad. La UACJ surge por la integración de tres instituciones de educación superior, la Universidad Femenina, la Universidad Mixta y la Universidad de Ciudad Juárez A.C. Desde entonces la UACJ no ha dejado de crecer en cuanto a infraestructura y de mejorar constantemente su planta docente.  

El elemento más preciado es el alumnado y la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez lo tiene bien presente. Con una permanente actualización y certificación en la totalidad de sus programas, se siguen abriendo nuevas carreras en los últimos años. Es motivo de satisfacción que profesionistas egresados de la UACJ actualmente ocupen relevantes puestos en las tres instancias de gobierno, en el empresariado y en la industria maquiladora. El rumbo hacia donde se dirige la máxima casa de estudios de los juarenses será hacia la mejora continua para ubicarse a la vanguardia educativa, y esto se verá en el corto plazo. Existen planes para continuar con el crecimiento sostenido de uno de los orgullos de los juarenses.

Falta mucho por avanzar pero se han sentado las bases para continuar engrandeciendo esta institución. Los retos son muchos, pero bajo el mando del rector Juan Camargo la UACJ se dispone a emprender con una nueva visión un compromiso de largo alcance con los juarenses. Una mejor UACJ para crear una mejor Ciudad Juárez.