PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Tres chihuahuenses en tiempos de Caro Quintero

El exgobernador nacido en Ciudad Juárez, Óscar Flores Sánchez, murió en noviembre de 1986, dos años después de que fuera descubierto en Chihuahua el mayor plantío de mariguana del que se tenga memoria en la historia del mundo

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 21 julio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-Tres chihuahuenses en tiempos de Caro Quintero

-Médicos cubanos pueden jugarse el pellejo

PUBLICIDAD

-Elegirán a 90 entre más de 600 candidatos

-Hay disputa por el negociazo que son los sindicato

El exgobernador nacido en Ciudad Juárez, Óscar Flores Sánchez, murió en noviembre de 1986, dos años después de que fuera descubierto en Chihuahua el mayor plantío de mariguana del que se tenga memoria en la historia del mundo, propiedad del “narco de narcos”, Rafael Caro Quintero, recapturado por la Marina en las inmediaciones de Chihuahua y Sinaloa el viernes de la semana pasada.

Flores Sánchez fue gobernador entre 1968 a 1974; después fue procurador General de la República (PGR) de 1976 a 1982. La plantación de mariguana hallada entre los municipios de Jiménez y Camargo, en el famoso lugar conocido como Búfalo, fue descubierta en noviembre de 1984 cuando tenía el máximo nivel de producción. Llevaba operando más de seis años.

El exgobernador tenía bajo su mando todos los operativos antinarcóticos y de él dependía la tristemente célebre Policía Judicial Federal. De manera paralela, en los 80 se consolidaba el Cártel de Juárez emergiendo como líder Amado Carrillo Fuentes tras sacudidas que dejaron atrás a varios apellidos de algunos de sus fundadores: Aguilar Guajardo, Muñoz Talavera, Meléndez, etc.

Prácticamente, por toda la década de los 80 cruzó con influencia o distintos cargos en la delegación estatal de la PGR o jefe de la Policía Federal, Elías Ramírez Ruiz, escolta durante algún tiempo de Óscar Flores y hombre de todas las confianzas de Fernando Baeza Meléndez para asuntos policiacos. Murió en 2012 acusado de ayudar para el ingreso de grandes cantidades de droga a los Estados Unidos.

Quizá la pieza más cercana a Flores Sánchez fue precisamente el también exgobernador, Fernando Baeza Meléndez, un hombre considerado honesto, íntegro, a pesar de todo aquel entorno; aunque acusado de ser el beneficiario de un gigantesco fraude electoral para obtener en 1986 la primera magistratura del estado, operado desde la Secretaría de Gobernación que dirigía en aquel momento el hoy director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Barttlet Díaz.

Baeza fue gobernador de Chihuahua de 1986 a 1992. De 1976 a 1982 fue Oficial Mayor de la Procuraduría General de la República (PGR) –manejaba todos los bienes de la institución, incluidas aeronaves-.

De 1982 a 1985 fue subprocurador General de la República, con Miguel de la Madrid Hurtado como presidente de la República y con Sergio García Ramírez como procurador General.

En el 84 que rodaban convoyes tráileres cargados de mariguana por la región centro del estado rumbo al norte, unos por Ojinaga, otros por Juárez, y otros por Ciudad Juárez, Baeza Meléndez operaba su oficina en PGR como segundo de a bordo. En 1985, cuando cayó el exgobernador, Óscar Ornelas, fue buscado para ser nominado por el PRI a la gubernatura en las también históricas elecciones de 1986.

Todo el emporio de Caro Quintero tocó suelo con el asesinato del agente de la DEA, Enrique “Quiqui” Camarena, en 1985, y del piloto mexicano, Alfredo Zavala. Fue detenido tiempo más tarde en Costa Rica. Duró casi tres décadas preso, salió libre; su libertad enfureció a varios sectores del gobierno estadunidense que presionaron al gobierno mexicano hasta ser ahora de nuevo detenido con el objetivo de ser extraditado los Estados Unidos... casi a los 70 años de edad.

***

Es mucho decir que ni por todo el oro del mundo quiso treparse a un caballo en Parral el secretario de Turismo del Gobierno estatal, Edibray Gómez, pero sirve bien de metáfora para su negativa rotunda a encabezar en la capital del mundo la cabalgata que cerró la jornada anual villista que hizo recordar una vez más el asesinato del centauro del norte, Pancho Villa.

De esa manera se lucieron el martes el anfitrión alcalde Parral, César Peña, y muchísimos visitantes de todos rumbos del estado, entre ellos el presidente municipal de Juárez, Cruz Pérez Cuéllar, quien tiene rato haciendo punto político-electoral en la tierra de la famosa gota de miel y puerta hacia la zona más alta del norte de la República, la sierra.

Nunca faltó antes la representación del gobierno en el cierre de la cabalgata. La gobernadora, Maru Campos, hizo la suyo al pasar uno de los contingentes por la capital del estado, montó un alazán cara blanca, pero debió salir a Europa para viaje de trabajo; su representante en Parral, Edibray, prefirió echar porras desde la sombra de algún árbol antes que arriesgarse a “partirse en dos” en la montura de caballo. Calzó botas y sombrero pero dignamente reconoció que no es hombre de rancho.

***

Las 31 plazas violentas del estado y otros dos centenares en el país reconocidas oficialmente como inseguras, pueden ser el destino de los 500 médicos cubanos contratados por la administración de Andrés Manuel López Obrador al gobierno de la isla caribeña.

En la Secretaría de Salud federal aseguran que ya no hay impedimento alguno para que los profesionales de la salud de Cuba trabajen en el país, después de acciones jurídicas que trataron de frenar la alianza mediante la cual serían enviados los extranjeros.

Sigue la polémica abierta de la contratación por los 100 mil pesos mensuales, aproximadamente, que costaría cada doctor invitado, cuando los sueldos más altos de los médicos mexicanos no llegan ni algo cerca a esa cantidad en el sector público.

Pero además el esquema de colaboración es violatorio de los derechos humanos de los médicos cubanos. Ellos no verían ni de lejos un sueldo de ese nivel, ya que el pago habrá de acreditarse (se supone que desde junio pasado) al Ministerio de Salud de las ruinas de la dictadura castrista, hoy encabezada por Miguel Díaz-Canel.

Por si fuera poco, tampoco tendrán seguridad social, prestaciones que marca la Ley Federal del Trabajo de México y ningún derecho de los que se adquieren mediante una relación laboral.

O sea que, en suma, van a jugarse el pellejo a esas zonas de violencia desenfrenada, igual o peor que los recién egresados de las escuelas de medicina de la UACH y la UACJ, si es que llega a concretarse el polémico trato que meses atrás generó gran polémica.

Por mientras avanzan esos planes de la 4T, en la Secretaría de Salud del Estado preparan brigadas itinerantes a las comunidades donde desde hace varios años no llegan los servicios básicos para la atención de la población abierta, lo que de perdida sirve de paliativo ante el irresoluble problema estructural.

***

El dirigente de Morena en Chihuahua, Martín Chaparro Payán, está citado hoy en la sede nacional del partido para ver cómo queda el listado completo de aspirantes en la esperada elección de consejeros que habrá de realizarse el próximo domingo 31 de julio.

La Comisión Nacional de Elecciones será la responsable de definir cuáles morenos pueden competir por las 90 consejerías que están en juego, o sea 10 por cada uno de los nueve distritos electorales federales en los que está dividida la entidad.

Así que, a partir del viernes, se supone, Chaparro tendrá el listado completo de los aspirantes registrados, que podrán proponerse para que miles de morenistas, incluso los que sean afiliados el mero día de la elección, los elijan como sus representantes.

Falta ver la rasurada que la comisión nacional le aplique a la lista, pero por ahora se sabe que hay distritos que tienen hasta más de 70 aspirantes, de los cuales sólo 10, cinco hombres y cinco mujeres, podrán ser electos para el cargo de consejeros.

Así, de entre más de 600 por ahora considerados aspirantes, habrán de surgir sólo 90 electos, que serán los grandes electores del nuevo dirigente estatal, quien habrá de surgir de ellos mismos a principios de agosto, una vez pasada la elección de los primeros.

***

Las organizaciones sindicales deberán legitimar sus contratos colectivos de trabajo a más tardar el 1 de mayo de 2023, vía consulta a los trabajadores.

En mayo pasado inició el proceso de acuerdo a los términos de la tercera etapa de la reforma laboral en México, en la que Chihuahua forma parte del último bloque de 11 estados.

Se escucha muy fácil, pero es un procedimiento que alienta la disputa por el negociazo del manejo sindical, cuotas y arrimadijos.

Es cierto que no aplica para todos los sindicatos, en particular para quienes ya hicieron el procedimiento ante la Secretaría del Trabajo y que ahora deberá realizarse a través del Centro Federal de Conciliación.

Pero como la fecha límite está próxima, empiezan a verse problemones, en particular en aquellas empresas con gran número de empleados, como es el caso de la industria maquiladora.

No falta el vivillo que mete ruido, en un tema que causa escozor. Son miles de obreros. El asunto tendría que llevarse por cauces ordenados, para proteger la industria, pero eso es lo que menos le interesa en ocasiones a quienes quieren sacar raja del tema.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search