Opinión

OPINIÓN

Trata a Juárez con 'mentalidad chihuahuita'

No hay entendimiento entre el nuevo secretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado, Carlos Aguilar García y el sector privado de Ciudad Juárez

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 19 octubre 2021 | 06:00

• Trata a Juárez con 'mentalidad chihuahuita'

• Pocos juarenses en la Comisión Permanente

• De paseo en Colombia administradora municipal

• Le fue bien en los toros y en el golf

No hay entendimiento entre el nuevo secretario de Obras Públicas del Gobierno del Estado, Carlos Aguilar García y el sector privado de Ciudad Juárez. Entre ambos luce un abismo tan grande como los casi 400 kilómetros que separan a esta frontera de la capital del estado.

Es ligeramente arribita de un mes el que lleva Aguilar al frente del cargo. Los emprendedores fronterizos ya le lanzaron al funcionario la clásica imperdonable de su “mentalidad chihuahuita” porque en ese corto tiempo no han logrado ponerse de acuerdo en nada.

Uno de los grandes puntos en discusión es el tiradero que dejó Javier Corral Jurado con el proyecto de ruta troncal 2. Ha exigido el sector privado agilizar las obras al menos para desahogar el tráfico vehicular donde sea posible, pero Aguilar, cuando se deja ver, solo repite palabras que suenan inclusive a advertencia, habrá cambios sobre los tramos ya construidos.

Desde donde inicia el recorrido la troncal, por el aeropuerto, hasta las Américas y 16 de Septiembre, y por toda la 16 hasta el Centro, hay múltiples tramos estrangulados , la 16 por completo bloqueada.

A estas alturas de terminado el régimen del corralato siguen “complementos” en puentes de las Aldabas y Villarreal, Ejército y Villarreal; inconcluso el de Zaragoza y Las Torres. Por todas partes lucen tremendos hoyos y bloques de cemento que siguen siendo un auténtico peligro para los conductores.

Aguilar no ha tenido respuesta alguna para ninguna de las inquietudes ni planteamientos recibidos; peor todavía, está generando la impresión de enojo contra industriales y constructores de Juárez por supuestos antiguos agravios sufridos cuando fue funcionario municipal en el Ayuntamiento local. Nomás esto nos faltaba.

Las deplorables circunstancias en que dejó Corral a Ciudad Juárez en materia de obra pública aconsejan mejor disposición y conducta propositiva por parte del nuevo secretario en el ramo.

Así como se pasó volando un mes sin avance alguno así pueden pasar los años. Sería otra auténtica tragedia el fracaso originada en enojos, celos, envidias, falta de comunicación, falta de acuerdos, etc… Se supone que toda esa mala sangre se la llevó Corral con su partida.

***

Es poca la representación que hay del panismo juarense en el Consejo Político Estatal y poca la que quedó en la llamada Comisión Permanente del mismo partido.

Ambos son los máximos órganos de decisión de Acción Nacional (PAN) en la entidad, ahora bajo la dirección política completa de la gobernadora, Maru Campos Galván como jefa de su propio equipo.

El Consejo Estatal está conformado por cerca de 120 panistas. Javier Corral pretendió integrarlo con acólitos personales, pero apenas pudo impulsar con algo de afines al 50 por ciento.

Ese Consejo fue sometido a prueba el sábado pasado justo para conformar la nueva Comisión Permanente, de 30 miembros. La sorpresa fue que de los casi 85 asistentes ni uno solo, ni aquellos que fueron cobijados en la nómina por Corral, cuestionaron la propuesta de Maru hecha a través del presidente del blanquiazul en el estado, Gabriel Díaz.

“El Siniestrillo” exsecretario particular de Corral y exfuncionario de medio pelo al concluir esa administración, José Luévano Rodríguez, sigue perteneciendo a ese Consejo y no solo votó por la propuesta, sino que alabó a Maru solo como un arrastrado de esa especie puede hacerlo; y así el resto.

Así fueron las formas. Los panistas de Juárez se quedaron con apenas tres o cuatro espacios de los 30 seleccionados: Raúl “Rulo” García, ahora director del Instituto Chihuahuense para la Infraestructura Educativa (Ichife), las diputadas Marisela Terrazas y Daniela Álvarez, Xóchitl Contreras y hasta ahí.

***

La administradora de la Dirección de Educación, Valeria Rubio Carrasco, se fue de paseo a Colombia justo en estos días, cuando apenas lleva un mes de trabajo la nueva administración municipal de Cruz Pérez Cuéllar.

Ella misma presumió algunas horas sus vacaciones en redes sociales, hasta que bajó la foto donde posaba en lo alto de uno de los cerros orientales de Bogotá, en el Santuario de Monserrate, atractivo turístico de ensueño.

No faltó quién tomara captura de pantalla de la historia que publicó la misma funcionaria. Puede verse en La Columna versión digital. La quitó tras algunos comentarios agresivos de los envidiosos compañeros de labores en el Gobierno municipal.

Sobrina de Víctor Valencia (QEPD) y prima del hoy asesor municipal del mismo nombre, Rubio Carrasco forma parte de un numeroso grupo de funcionarios que quedaron sembrados en la administración de Pérez Cuéllar al terminar la gestión anterior.

O sea, no es nueva, tiene su tiempo en la administración pública y muy posiblemente -no se sabe con certeza- ya le tocaba otro período vacacional, aunque no sea un tiempo propicio para dejar la turbulenta oficina.

También seguramente, con un sueldito que ronda los 50 mil pesos mensuales, puede darse un gusto de esos y de otros de vez en cuando.

Lo que sorprendió fue que tomara vacaciones cuando apenas arranca la nueva gestión municipal. No por nada adentro de Educación se habla de que ella es en realidad la que manda, incluso por encima de la titular formal, Martha Aracely González Holguín, quien no ha dado señales de presencia.

Para colmo, parece que las decisiones en materia administrativa se toman desde Colombia en estos días, no aquí, donde se deberían decidir altas, bajas, movimientos de personal, sueldos y demás en la dependencia.

No está bien que apenas comience el Gobierno municipal y la funcionaria ya ande en habladurías sobre los beneficios que, más allá del sueldo, le deja el ser coordinadora administrativa de la dependencia.

***

El que ha trastabillado más de tres veces con el tema del Seguro Popular Estatal, promesa de campaña de la hoy gobernadora, es el secretario de Salud, Fernando Sandoval, quien al parecer llegó al cargo sin haber sido enterado de la tarea que se echaba a cuestas.

En la antesala del cambio de semáforo epidemiológico que se determinó el pasado jueves, Sandoval Magallanes se enredó cuando fue cuestionado por los reporteros de la fuente estatal sobre dicho programa ofrecido en la plataforma electoral panista.

Se salió por la tangente hablando de recursos del sector salud, enfermedades crónico-degenerativas, estudios sobre la seguridad social y médica de los chihuahuenses, etcétera; en suma cantinfleó de lo lindo el funcionario.

Dicen en el gabinete estatal que antes, al menos en dos ocasiones, sus compañeros de la Secretaría de Salud ya le habían tocado el tema del proyecto de revivir a nivel local el Seguro Popular eliminado por la 4T, pero ni por eso se había puesto a estudiarlo o a ver si estaba en las prioridades de la gestión.

Así que ya nomás le falta decir aquel clásico del corralismo que se aventó Pablo Cuarón, exsecretario de Educación, sobre la diferencia entre la realidad y las promesas del corazón que se hacen en las campañas.

Sin duda todavía le hace falta al cirujano conocer más a Chihuahua y al gobierno al que sirve.

***

Sepa Dios cómo le hizo el expresidente de Canaco, Rogelio González, pero logró el domingo en la Plaza Balderas literalmente el mejor astado de la tarde. No lo toreó él pero le fue dedicado por el matador Ernesto Javier “El Calita”.

Anduvo de suerte el fin de semana, logró esa dedicatoria apenas un par de días después de conseguir el cuarto lugar en un torneo de golf llevado a cabo en el Club Campestre, ahí donde el súper delegado federal, Juan Carlos Loera, hizo presencia y exhibió que no tiene bola incómoda entre el mundo fifí; tampoco su compañero de partido y chairo de chairos, el alcalde Cruz Pérez Cuéllar.

Gustavo Elizondo, el exjefe de Obras Públicas del corralato, autor entre los autores por el tiradero de obras en Juárez, quedó como uno de los últimos con peor calificación en dicho torneo de golf, igual que su expatrón entre los gobernadores al finalizar el régimen.

***

Ayer a la hora de la comida se dió vuelo con las selfies en el Ardeo de La Morín el expresidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

El exjefe del Ejecutivo fue acompañado por Martha Gómez del Campo, quién radica en esta frontera y es prima de su esposa Margarita Zavala.

Calderón no le negó fotos a ninguno de los comensales que hicieron fila entre las mesas del comedero.

close
search