Opinión
OPINIÓN

Toda la Policía bajo el mando de un grupo

'Con las Policías metidas en alguno de los bandos, las muertes masivas pueden presentarse en cualquier momento', advierte un alto jefe policiaco federal cuyos elementos tuvieron participación en la detención de los municipales ahora liberados

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 05 agosto 2020 | 06:00

• Toda la Policía bajo el mando de un grupo 

• Piden mujeres presidencia del Congreso 

• Ven con buenos ojos iniciativa de Nava 

• Deja a los federalistas por jugar con AMLO 

Brutal es poco para denominar la forma en que fue asesinado el jefe interino de la Policía Municipal de Madera, Héctor Antonio Martínez, cuyo cuerpo en fragmentos fue abandonado en la carretera entre Cuauhtémoc y aquella localidad serrana. Así fue localizado el 31 de julio pasado por agentes de la Policía Ministerial que lo buscaban desde cuatro días antes. Aún se desconoce dónde fue levantado y por quién o quiénes era acompañado. 

De inmediato analistas policiacos consideraron que el crimen tuvo alguna relación con el levantón y posterior aparición del exalcalde de Madera y actual funcionario estatal, José Alfredo Vázquez; y también con la desaparición hasta ahora de la empresaria joyera Alicia Rivas Corral. En ambos casos presumiblemente aparecen los cárteles de Juárez y Sinaloa (o La Línea y Gente Nueva) que pelean aquel territorio con saña sin comparación. 

La región disputada empieza en Cuauhtémoc, se mete por todo el noroeste hasta Agua Prieta en Sonora y de ahí hacia el interior de varios estados americanos. De sobra agregar los amplios vínculos en todo el estado, en particular Ciudad Juárez y Chihuahua. Ayer fueron rescatadas por la Policía Estatal en Madera dos mujeres de las que no se conocía reporte público. 

Ninguna era la señora Rivas ni otra maestra también desaparecida desde hace meses (Yadira Caraveo). El terror contra la población civil. Tras ese hecho, fuentes extraoficiales policiacas concluyeron que la muerte del jefe policiaco y la desaparición de las mujeres no tienen conexión entre sí pero hablan de un potencial peligro de más masacres y más violencia (por si fuera poca) porque han hallado que la Policía de Madera casi de manera íntegra fue jalada a uno de los bandos, el de ‘El Jaguar’, Francisco Arvizu, del grupo Gente Nueva. 

Hace justo un año, el 15 de agosto, el Gobierno del Estado dio a conocer mediante boletín de prensa la detención de 15 agentes municipales de Madera, encabezados por su director, José Luis Murillo, alias “El Murillo”. Les decomisaron gran cantidad de armas y vehículos blindados “artesanales”. 

Todos fueron consignados a las autoridades judiciales pero resulta que poco a poco no solamente fueron siendo liberados sino regresados a sus cargos. El cuatro de abril pasado fueron masacrados 19 miembros aparentemente del grupo de ‘El Jaguar’; un mes más tarde fueron asesinadas otras cinco personas... en noviembre del 2019 cayeron en medio de ese fuego cruzado nueve miembros de la familia LeBaron… es adjudicada la responsabilidad a‘ La Línea’. “Con las Policías metidas en alguno de los bandos, las muertes masivas pueden presentarse en cualquier momento”, advierte un alto jefe policiaco federal cuyos elementos tuvieron participación en la detención de los municipales ahora liberados. No sale todavía de su sorpresa. 

*** 

Comenzó agitado el mes de agosto en el Congreso del Estado. Termina su período y no hay consenso para la renovación de la Mesa Directiva. El relevo del diputado René Frías como presidente habrá de darse con dos vacíos que hasta la fecha no tienen resolución: es inexistente la paridad de género a la hora de definir quién encabezará los trabajos y no hay fórmula legal que obligue a darle esa posición a determinada fuerza política. 

Aunque la lógica indica que deben decidir las fuerzas políticas más fuertes y que la distribución debe ser igualitaria entre hombres y mujeres, no hay normativa explícita para ello. Lo que sí existe y es muy claro es el impedimento legal a los coordinadores parlamentarios para ser presidentes. Así que si alguno quiere, primero debe despedirse del liderazgo de su bancada. 

Lo que avanza en estos días, pero se decidirá hasta dentro de unas dos semanas, es el consenso a que sea mujer la presidenta, pues en la actual Legislatura han sido sólo hombres los que han encabezado el Congreso, Frías en el año corriente y el panista Jesús Villarreal en el anterior. Con vacío legal y todo, las mujeres diputadas han impulsado ese preacuerdo. 

En este marco es que destacan las juarenses Ana Carmen Estrada y Marisela Sáenz Moriel, una morenista y la otra pesista-priista; también la tricolor Betty Chávez y la panista Carmen Rocío González. 

Tanto Estrada como Chávez son aliadas coyunturales de la bancada panista que coordina Fernando Álvarez Monje. No ha cedido por completo el líder albiazul a la idea del género ni a que sea una morenista la que dirija el Legislativo en el último año de ejercicio, pero no le serían muy incómodas ni la de Morena ni la del PRI. Esa es la realidad. Cosa muy distinta para la mayoría del PAN serían Sáenz y González. 

La primera porque ha sido una opositora bastante tenaz e insistente, la segunda porque es parte del equipo de la alcaldesa Maru Campos y por ende ya es vista como enemiga en Palacio de Gobierno. 

De ellas, si se rompe el dominio masculino, podría salir la que dirija el Congreso en el cierre de la Legislatura. 

*** 

Aunque el “populismo penal” (así se le llama al ofrecimiento de reformas y contrarreformas agresivas al sistema de justicia penal por parte de autoridades incompetentes) está a la orden del día, la apuesta por revivir la prisión vitalicia no es vista con malos ojos en el Legislativo. 

El anuncio hace unos días del fiscal de la Zona Norte, Jorge Nava López, de que se analiza proponer dicha pena inusitada a los homicidas que participen en tres o más asesinatos, algunos lo tomaron con reservas. Era obvio, dada la inconstitucionalidad decretada cuando esa sanción se aplicaba en Chihuahua al secuestro y a la extorsión. 

Pero en el Congreso local ya vieron que cabe perfectamente en las excepciones que la propia Constitución prevé y si ayuda a combatir la desbordada violencia que se vive, sobre todo en Juárez, pasaría sin contratiempo alguno. 

La vitalicia es la alternativa que existe a la inaplicable e inconstiucional pena de muerte en México. 

Y aunque se rebasen los parámetros normales de sanción no queda de otra ante los hechos de alto impacto que muy seguido quedan en la impunidad. 

Así que ojalá se apuren en la Fiscalía del Estado para prepararle la iniciativa que debería enviar el Ejecutivo en el siguiente período ordinario o antes de ser posible. Por el Legislativo, aseguran los conocedores de la materia penal que trabajan en las bancadas, puede pasar sin problema alguno. 

*** 

Ni nueve semanas y media le duró el amor federalista a Corral, apenas llegó al mes y ya marcó distancia del grupo de los nueve gobernadores del país anti-AMLO. Se dejó acariciar durante un tiempo, los vio en dos ocasiones solamente, y en ellas, en todo momento hizo mutis. En las conferencias de prensa ni hablaba, contrario a su característica locuacidad. 

Este inicio de semana fue prueba palpable de este distanciamiento, por si no hubiera sido suficiente el escándalo por su inclusión y borrón posterior en el documento donde se pidió la renuncia de López Gatell. Mientras los gobernadores insistían en una reunión con el presidente López Obrador, en ánimo aún rijoso por la caballada que se les echó encima, Corral se encerraba en Hidalgo 77, a un lado del Caballito de Sebastián, en la Ciudad de México. 

Debe haber viajado en el jet Citation para el traslado, porque sólo no iba, llevaba más acompañantes que una quinceañera en tiempos de sana cercanía. Estuvo algunas horas con Raquel Buenrostro, brazo fuerte y gente de confianza, cercana, de Andrés Manuel. 

Ella ha recibido decenas de veces espaldarazos de primer nivel, incluso ha propiciado renuncias en el gabinete cerrado y ampliado. 

Con ella estuvo el gobernador de Chihuahua, presumiendo los primeros lugares en recaudación y fortaleciendo lazos. Juego político de doble rostro. Si antes los mandatarios no confiaban en él, ahora menos, cuando aún está calientita la reculada de la semana pasada, que caló hondo en el ánimo federalista. 

Ya decíamos que esta amistad sería efímera. Chihuahua necesita desesperado recursos económicos, y ella, Doña Raquel, es un excelente vehículo. La deuda a corto plazo ya emproblemada, la de largo plazo en colores amarillo-rojizos y el déficit galopante, es un asunto apremiante.