PUBLICIDAD

Opinión

También las fiscalías son causantes de la violencia

Efectivamente, el gran problema en México (y es la conclusión a la que arribaron), es la impunidad

José Luis Contreras Cruz
Abogado

viernes, 13 mayo 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

La semana pasada el ministro presidente de la Suprema Corte de nuestro país, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, emitía a manera de opinión, su diagnóstico sobre las causas de la violencia contra la mujer, lo cual sin duda es una opinión autorizada por ser emitida por la máxima autoridad judicial del país y la calidad personal y profesional de quién la emite. 

Y a partir de ese diagnóstico y la experiencia que tuve como conocedor y operador del Sistema de Justicia Penal mexicano, del fuero común, por más de diez años y hasta 2019, es que puedo afirmar que tienen razón en su conclusión, pero evidentemente no es la única. 

PUBLICIDAD

Efectivamente, el gran problema en México (y es la conclusión a la que arribaron), es la impunidad. El saber que pueden asesinar y desaparecer mujeres y no va a pasar nada. El saber que pueden desaparecer hombres y asesinarlos a plena luz del día y no va a pasar nada. Que no va a haber un castigo. 

En palabras del ministro Zaldívar, ¿por qué ocurren este tipo de crímenes? “Porque pueden y porque no pasa nada, porque no hay consecuencias”. Y  no hay castigo porque existe un deficiente sistema de investigación en México, iniciando por las Fiscalías Estatales, las cuales, de acuerdo al informe de la ONU, sufren carencias de infraestructura y laboratorios, pero es más profundo el problema: no tienen recursos para nada, papel, plumas, tinta, personal, y el poco personal que tienen son mal pagados (los Ministerios Públicos de Chihuahua ganan igual que un policía municipal, y no está mal que los policías ganen bien, al contrario, pero está mal que quienes investigan, siendo abogados, ganen menos que los defensores públicos y con excesivas cargas de trabajo). Donde un Ministerio Público tiene que investigar en ocasiones más de mil carpetas, y mientras realiza diligencias de investigación, tomar denuncias nuevas, y acudir a audiencias van rezagándose las carpetas de investigación. Todo en una jornada de ocho horas diarias  y no les rinde la jornada, y que además enfrentan la constante amenaza del crimen y una investigación interna y sanción si algo sale mal, por 19 mil pesos mensuales (es lo que sucede en la Fiscalía General del Estado de Chihuahua). 

Por eso las investigaciones no avanzan y a nadie le ha interesado, al menos en los Gobiernos Estatales de Chihuahua, destinar el recurso que se necesita para que haya una suficiencia de la labor investigadora. Entonces la impunidad es producto de la falta de interés de las Fiscalías Estatales, principalmente. Y es que el grueso de los delitos, por ley y competencia, son del fueron común: homicidios, desapariciones y extorsión, (principalmente) y que, de los de más alto impacto, son los más comunes. Y entonces la conclusión más sencilla es que no se investigan verdaderamente  los delitos en México por la falta de atención de los Gobiernos Estatales, que como en Chihuahua, no destinan lo necesario y básico como el recurso humano y material. Y si no me cree, dese una vuelta a la Fiscalía de la Mujer por ejemplo en la Ciudad de  Chihuahua, Chihuahua por las tardes, y se dará cuenta de los tiempos de espera para atender a una persona por la falta de personal. Entonces el problema inicia ahí, que la autoridad investigadora no investiga, salvo casos excepcionales. Y es que debemos empezar por ahí, que sepa el delincuente de cualquier nivel que si delinque lo van a investigar. Es hora entonces de que las Fiscalías Estatales, como la de Chihuahua, atiendan esta crisis de investigación y si no pueden, que le digan al Gobierno Federal y soliciten su ayuda, por falta de recursos y capacidad, pero las cosas no pueden ni deben seguir así. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search