Opinión

OPINIÓN

Tacaño hasta la comisión de delitos

Ni con vergüenza ni pudor para la persona beneficiada, ubicó a la señora Silvia Mijares como 'operadora de computadora de la Secretaría Particular', pero su trabajo real es la de aseo en las residencias de Corral y de su hermana, la 'vicegobernadora', Leticia Corral Jurado

LA COLUMNA
de El Diario

domingo, 29 agosto 2021 | 06:00

Bah, pues la verdad atrás de múltiples descubrimientos ahora públicos que han desnudado la condición miserable de Javier Corral Jurado se sigue quedando corta mientras más se corre la cortina de su manejo como gobernador y se agotan sus días al frente de esa función que en manos honestas e inteligentes debe ser honorable, noble.

Ahora la información no fue obtenida directamente por El Diario, sino por panistas de renombre abrumados al fin por los excesos, los abusos, las traiciones y la corrupción de su compañero de partido.

David Rodríguez Torres y José “Pepe” Márquez Puentes son considerados dos panistas de irreprochable trayectoria partidaria, dos referentes morales que ingresaron al PAN antes que Corral y con él recorrieron innumerables territorios en la batalla electoral. El humanismo, su bandera.

Su voz es inapelable, por lo tanto, pero a estas horas David y Pepe ya sufren también el desecho escatológico utilizado por el gobernador para quienes en lugar de aplaudir le señalan desaciertos. Ellos se cansaron de la grotesca comedia protagonizada por su “compañero” de partido que usó, ha usado, la retórica del bien para hacer el mal.

Sacaron a la luz dichos panistas nuevos nombres de personas que Corral mantiene en la nómina de la administración estatal, pero que no trabajan en gobierno, sino fuera de él. En términos coloquiales y también peyorativos se les define como aviadores. Hay ahí un tremendo abuso de poder y delito flagrante tanto de carácter administrativo como penal, pues también hay peculado.

Miserable, sin ningún escrúpulo; vaya, ni con vergüenza ni pudor para la persona beneficiada, ubicó a la señora Silvia Mijares como “operadora de computadora de la Secretaría Particular” en Palacio de Gobierno, pero su trabajo real detectado por David Rodríguez y “Pepe” Márquez es la de aseo en las residencias de Corral y de su hermana, la “vicegobernadora”, Leticia Corral Jurado.

Cualquier auditoría básica podrá comprobar ese hecho porque la información obtenida y divulgada por los panistas tiene carácter legal; fue obtenida a través de la plataforma nacional de transparencia.

Doña Silvia es conocida entre al panismo. Es una mujer humilde que desconoce su estatus laboral y que ciertamente no merece la mañosada cometida por su patrón, un hombre sin necesidad de cargar al presupuesto público el modesto gasto de 10 mil pesos mensuales pagados a la señora porque sus bienes ya promedian los 20 millones de pesos. Su solo sueldo oficial casi topa los 200 mil pesos mensuales y carga maletines con arriba de 300 mil en efectivo por cada viaje realizado a Juárez y otros puntos del estado.

Es miserable porque ha dejado a los hospitales sin medicamentos, a los héroes de la salud sin sus bonos Covid, no les paga a las empresas proveedores de servicios y productos... pero con dinero de los contribuyentes paga la servidumbre de su casa.

Tras la conferencia de prensa que ofrecieron los panistas el jueves, una amiga periodista de las que ocasionalmente surten con generosidad datos a La Columna exhibió su justificada indignación porque días antes observó a un escolta de Corral, escoba en mano, barriendo la banqueta de una de las varias casas que tiene en Juárez, en este caso la ubicada en Ignacio de la Peña y Costa Rica.

La irresponsabilidad y falta de conciencia sobre el servicio público es de ese tamaño. Para eso quiere escoltas al concluir su administración. En el Congreso del Estado hizo manita de puerco a sus diputados aún afines, Blanca Gámez, Georgina Bujanda y Fernando Álvarez para que le aprueben escoltas y vehículos blindados al concluir su administración.

Finalmente le dieron luz verde a un dictamen aunque reducido a que sea la Fiscalía en la nueva administración quien decida al respecto. Pretende que los chihuahuenses lo sigan manteniendo hasta en eso. Falta que la mayoría de los diputados se pronuncie al respecto y se convierta en ley el dictamen de los diputados corralistas.

Durante la misma conferencia ofrecida por David y “Pepe” incluyeron otros nombres de personas que Corral tiene en la nómina de gobierno, pero en la misma calidad de la señora de la limpieza. Llevan a cabo actividades completamente ajenas al servicio público, pero su sueldo llega de la nómina pública.

Mencionaron el caso de Alma Lidia Portillo, quien también aparece como empleada de la Secretaría Particular manejada directamente por Corral, pero que funge como dama de compañía de la “vicegobernadora” Leticia.

El Diario documentó hace unos días con fotografías que dicha persona no solo recibe un sueldo superior a los 40 mil mensuales, sino que es también protegida por escoltas de gobierno y se desplaza junto con Leticia en Suburban del estado.

Revelaron los panistas en las mismas condiciones otro nombre, el de Diana Guadalupe Veloz Carbajal. Sueldo en “la particular” sin actividad específica.

Si ahora tenemos información de ese tamaño cuando el gobernador todavía no termina su administración deberemos no sorprendernos cuando se vaya. Es inagotable su disposición para la corrupción aunque mantenga el estribillo de la decencia. “Se me articularon tanto enemigos de adentro como de afuera porque pisé callos muy fuertes, porque generé un compromiso hasta las últimas consecuencias en el combate a la impunidad y porque no acepté condicionamientos para hacer excepciones o privilegios”, le dijo al articulista de Reforma, René Delgado el pasado 24 de agosto.

Claro que hay excepciones, hay privilegios; hay impunidad a puños. La excepción es la propia con los solos botones de muestra expuestos, pero está su secretario particular Francisco “La Coty” Muñoz, que hasta la maquinaria de la Junta Central de Agua usa para trabajos de su rancho en el municipio de Satevó; o de sus grandes financieros, Ismael Rodríguez y el senador y exdelfín por la gubernatura, Gustavo Madero, que “reestructuraron” 48 mil millones de pesos de deuda con la banca privada y formaron parte del entramado corrupto con las múltiples obras tiradas en Juárez, operadas por Sergio Madero y Gustavo Elizondo.

Ahora sabemos que fue específicamente por las aviadurías en la Secretaría Particular y los gastos con la “vicegobernadora”, que renunció a la Secretaría de la Función Pública del Gobierno estatal, Stefany Olmos Loya, en marzo del 2019. Ella lo supo todo. Documentado. A Corral no le importó. Estaba convencido, sigue convencido que será impune. Igual como decía Duarte lo repite él: me pelan los dientes.

Lloró Stefany al momento de la despedida. Son elocuentes las respectivas fotografías que traemos de nuevo a esta edición. Trabado de coraje el rostro de Corral.

Quedó la incógnita si semejante compunción de Stefany fue provocada solo por la emoción del momento o por la impotencia de no haber logrado disuadir a su patrón para eliminar esas y otras muchas irregularidades.

Un descubrimiento más de Olmos fue la corrupción en Comunicación Social, a la que antes había echado ojo otro panista de renombre, Guillermo Luján Peña, quien prefirió también dimitir al cargo que ostentaba en la Secretaría de Hacienda a convertirse en cómplice con su firma en la hilera de cheques anómalos bajo la palomita o visto bueno del gobernador.

Ese es Corral de cuerpo entero y no las mentiras que salen de sus labios. Podrá engañar a periodistas, medios de comunicación y políticos en la Ciudad de México por ingenuidad y conveniencia de estos, pero su realidad en Chihuahua es la descrita.

Ese es el verdadero moustrito boca adentro que no dejará un solo peso ni para la nómina de los empleados de gobierno y heredará también sin pizca de vergüenza el tiradero de obras viales en esta frontera.

Sus propios amigos de partido ya bromean a sus espaldas. Harán una colecta para pagar la servidumbre del gobernador una vez que deje el cargo y pedirán apoyo de la agrupación patitas felices para que se encargue de las croquetas de sus mascotas.

Crea fama y serás parodia el resto de la vida, lo menos.

close
search