Opinión

OPINIÓN

Sufrió jefe de escoltas la falta de retornos

Desde luego que fue guardado como secreto de estado, pero el lunes fueron víctimas Javier Corral y su comitiva de las notorias fallas en las obras de al cuarto para las 12 que están construyendo en esta frontera

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 08 julio 2021 | 06:00

-Sufrió jefe de escoltas la falta de retornos

-‘Tránsito, la Municipal o Fiscalía para Almaraz’

-Tortas en desayuno para matar el tiempo

-Va Pérezcuellarismo por Morena estatal

Desde luego que fue guardado como secreto de estado, pero el lunes fueron víctimas Javier Corral y su comitiva de las notorias fallas en las obras de al cuarto para las 12 que están construyendo en esta frontera.

Específicamente “se perdió” en dos ocasiones el jefe de escoltas, Juan Manuel Escamilla, al buscar acceso al templete donde sería “inaugurado” nada menos que el puente chueco de Teófilo Borunda y Francisco Villarreal.

Tuvo que irse Escamilla casi hasta el bulevar Zaragoza porque no halló los retornos en Teófilo Borunda para colocar a sus jefes en el lugar del evento. No los halló porque simplemente no existen.

Dos veces pasó Escamilla por el lomo del puente hasta que buscó asesoría con sus amigos los mandos de Vialidad y la Municipal para salir a la lateral que lo colocó en el evento.

Esos son los apuros que deben sufrir cotidianamente los conductores en esa y otras zonas. Las obras han sido mal planeadas y ahí están las consecuencias inclusive para sus autores.

La parte inconcebible en todo ello es que Corral compruebe las irregularidades y no solamente no llame la atención a sus funcionarios responsables y menos a los constructores que felices obtienen grandes ganancias con el mínimo de costos... y con otros múltiples privilegios como las ampliaciones de plazos para concluir sin sanción alguna.

Esa misma felicidad exhibió el operador principal de todos los enjuagues, el secretario de Obras Públicas, Gustavo Elizondo, al momento de su participación en la “apertura” de ese puente inconcluso de la Teófilo. Más de media hora en el micrófono aventando confeti hasta que le hicieron notar el aburrimiento de los presentes. Habló más que Corral.

Por fortuna para los juarenses, para los chihuahuenses, ya están todos ellos con un pie fuera del gobierno.

***

Sin empacho alguno, con su característico desparpajo de los cinco años al frente de la administración estatal, el gobernador pasó la mañana del martes en Juárez descansando en su casa y desayunando tortas con el neomorenista alcalde, Armando Cabada y su directora de Desarrollo Urbano, Lily Méndez Rentería, presumible aliada en primer orden de la regidora -¿aun independiente?-, Margarita Peña, celosa guardiana de los asuntos que tienen que ver con la materia de Lily.

Cabada pudo escabullirse el lunes para no asistir a la inauguración de los dos puentes que ni han sido entregados al Municipio como obligan los protocolos legales correspondientes, de hecho ninguna obra ha sido recibida por el Municipio debido a las múltiples anomalías, pero el martes “pagó” con la discreta asistencia al desayuno.

No tienen gran cosa que hablar ya el alcalde y el gobernador sobre asuntos de sus cargos, ya debe estar entregando todo el primero al alcalde electo, Cruz Pérez Cuéllar; y Corral a Maru Campos.

***

Anda que se le cuecen las habas al director de Vialidad del Municipio, Sergio Almaraz Ortiz, por seguirse de frente si no pobremente en el mismo cargo sí en la Fiscalía de Justicia Zona Norte o como secretario de Seguridad Pública Municipal.

En pocas palabras busca Sergio seguir amargando la vida a los conductores juarenses; o la silla de Jorge Nava, o la del policía federal chilango Raúl Ávila, jefe de la Municipal.

No ha brillado Almaraz precisamente por su discreción. Entre algunos de sus mandos y fuera de ahí ha soltado la especie que está cincho tanto con el gobierno que encabezará Maru Campos, quien le concedería la Fiscalía; como con el del moreno Pérez Cuéllar, por donde caería Vialidad o la Poli.

Ignoramos los méritos del personaje en ambos equipos, solo sabemos que obedece a operadores del exgobernador César Duarte.

***

La gobernadora electa y el presidente Andrés Manuel López Obrador se trataron con pincitas en la primera reunión entre ambos en Palacio Nacional la tarde del martes.

Muy diplomáticamente acordaron trabajar de forma conjunta, mantener la comunicación abierta, el trato respetuoso e institucional; nada espectacular, nada extraordinario, pero sí muy necesario el diálogo para mandar un mensaje de tranquilidad, luego de un quinquenio de pleitos permanentes.

A Campos Galván la interesaba sacarle a López Obrador dos compromisos muy claros, que son los que dominan también la agenda de la transición.

Se trata de los recursos financieros urgentes ante el desastre que le va a dejar Corralito, y el tema de la seguridad, que ha sido el mayor fracaso tanto de la administración saliente estatal como de la parte federal, que parece pintada en Chihuahua.

El presidente se comprometió a revisar personalmente ambos rubros, además de echar el rollo del combate a la pobreza y de la política de desarrollo social, en lo que es experto el tabasqueño. Es el discurso en el que se ha especializado.

Los asuntos de política doméstica quedaron fuera de la conversación de una media hora en el despacho presidencial.

No salieron a relucir ni el nombre de Javier Corral ni el del excandidato a gobernador Juan Carlos Loera de la Rosa, ambos rivales de la electa desde dos frentes diferentes que a veces parecieran ser uno mismo.

Las menciones no resultaron necesarias. Aunque parezca disperso el presidente en ocasiones, en realidad domina muy bien el panorama político de cada estado de la República y a veces hasta de algunas capitales.

De ahí que le reiteró a Campos la próxima visita que realizará a Chihuahua, la cual podría ser justo en el período de transición.

En una de esas hasta podría reunir a ambos, saliente y electa, en algún evento oficial. Una eventual travesura sin duda innecesaria.

***

En pleno período crítico de la vacunación, los famosos servidores de la nación dependientes de la delegación federal de Programas Sociales, podrían irse a paro tras descubrir que por meses les han hecho de agua los viáticos a los que tienen derecho. Ellos dicen y reclaman que se los roban vilmente.

Todo comenzó con denuncias en redes sociales donde los empleados federales del más bajo nivel se quejaban de que debían acudir a los puntos de vacunación, a la entrega de becas de adulto mayor o de jóvenes, poniendo dinero de su bolsa, ya fuera transporte, saldo telefónico o alimentación en largas jornadas.

Las quejas contra el encargado de pagos, Carlos Zazueta, fueron desatendidas por la superdelegada, Bertha Alcalde Luján. Escalaron, como era lógico, mientras los funcionarios solo validaron la versión de que no estaba autorizado el gasto en viáticos por órdenes enviadas desde la Ciudad de México.

Pero luego los mismos quejosos se dieron cuenta de que su derecho a recibir 250 pesos diarios como viáticos (siete mil 500 pesos al mes), estaba presupuestado desde el año previo al ejercicio actual, y nomás no aparecía. Ni al día ni a la semana o a la quincena. Simplemente se había esfumado.

Así que, por el sueldo menor que ganan los servidores, ya se cansaron de pagar por trabajar y de esperar los viáticos que nunca llegan. La situación es generalizada tanto en Chihuahua como en Juárez y más crítica en la región serrana.

Un paro de actividades en estos momentos sería fatal, pero a eso se dirige el problema.

***

Fue abierta en redes sociales una encuesta para medir “la popularidad” de quienes andan tras la presidencia de Morena en el estado. Desde el bando de Cruz Pérez Cuéllar, saltó uno de sus principales operadores, Arturo Urquidi, para respaldar a Omar Holguín. (Captura de pantalla en versión digital).

Es raro porque, aunque Holguín es delegado de Gobernación federal en el estado, agarró malita fama en su paso por el Congreso del Estado con shows de distinto tipo. Fue funcionario legislativo con el respaldo del grupo parlamentario guinda.

Actualmente el presidente de Morena es Martín Chaparro, pero el primero de septiembre llegará junto con Cruz a algún cargo importante en el Municipio, además de ser su suplente en la alcaldía.

close
search