Opinión

¡Sigan a los contactos!

En medio del más explosivo de los brotes del Covid-19 que hayamos sufrido, varios de los rezagos sanitarios, o de los errores cometidos por el actual gobierno en el manejo de la pandemia, no se advierten señales de que se esté pensando en el futuro

Luis Javier Valero Flores
Analista

jueves, 13 enero 2022 | 06:00

En medio del más explosivo de los brotes del Covid-19 que hayamos sufrido, varios de los rezagos sanitarios (cuya autoría, obviamente, es de las anteriores administraciones), o de los errores cometidos por el actual gobierno en el manejo de la pandemia, no se advierten señales de que se esté pensando en el futuro, no al mediano plazo; no, ni siquiera al más corto.

De ninguna manera se puede argumentar que quienes dirigen el combate a la pandemia sean ignorantes, por el contrario, pero está peor la verdadera explicación: Han hecho un uso político del manejo de la peor de las epidemias que nos haya azotado.

Desde los primeros días de la pandemia se sabía que había dos componentes esenciales para combatirla: La vacuna y la realización de pruebas para detectar a los enfermos.

La segunda de las medidas es la llave para hacer lo que debió ser piedra angular del combate pandémico: Detectar a los contactos de cada enfermo y aislarlos.

Incapaces de saber manejarlo de mejor manera, la mayor parte de los gobiernos y de las autoridades sanitarias nacionales, decretaron, con variantes, medidas restrictivas a la actividad económica, a fin de disminuir -en muchos casos drásticamente- la movilidad social.

Pero era esencial avanzar en la fabricación de vacunas y en la drástica elaboración de los reactivos necesarios para efectuar las pruebas anticovid.

Presos del “realismo” neoliberal, casi todos los gobiernos dejaron en manos de las farmacéuticas ambas medidas, sin apostarle a sus propios recursos, tanto materiales, como humanos, para avanzar en ello.

El gobierno mexicano no fue la excepción, en contraste con el gobierno cubano, que le apostó a su arsenal científico y hoy cuenta con su propia vacuna.

En cambio, los dos gigantes económicos del mundo lo hicieron bajo el patrón que los rige. 

China le apostó a un modelo híbrido en el que comisionó a una empresa mixta la fabricación masiva de vacunas, partiendo de los avances científicos de su propia planta.

A su vez, EU impulsó, apoyó y financió a las empresas norteamericanas.

Y México, leal a su principal rasgo de la estructura económica, maquilamos las vacunas.

Los dos gigantes actuaron igual, en cambio, a la hora de la vacunación. Decidieron vacunar, primero, a sus poblaciones, luego a la de los países vecinos, o socios, y solo hasta entonces enviar algunas cantidades al resto del mundo.

Con diferencias en el porcentaje de la población vacunada, hoy sabemos que ésta es la que mejor resiste a las nuevas variantes del virus; que estar vacunados no nos hace inmunes a la infección y que, por contra, los no vacunados seguirán sufriendo los estragos de la pandemia del mismo modo que en los inicios.

De esto último ya tenemos la información necesaria: En la Ciudad de México el 76% de los hospitalizados no están vacunados, cifra semejante a la que el director del Hospital Central de la ciudad de Chihuahua informó semanas atrás.

Pero ahora tenemos el problema de las pruebas. 

No hay los reactivos necesarios para efectuarlas, dada la cantidad de personas infectadas y/o que las necesitan y los gobiernos estatales, y sobre todo el federal se hacen como si la virgen les hablara. 

No los tendremos en el corto plazo, pero la enfermedad sí la padeceremos por un lapso más o menos prolongado, de ahí que la necesidad de contar con ellos es impostergable.

Más aún, la posibilidad de contar con fármacos antivirus es, también, al mediano plazo, pero ni este aspecto nos estamos distinguiendo.

Lo que sí podrían hacer los gobiernos -estatales y federal- es conjuntar esfuerzos y poner en vigor un programa mancomunado de seguimiento de contactos de los contagiados. 

Lo vamos a necesitar a lo largo de un mediano plazo.

¿Habrá la sensibilidad y la voluntad política para que lo hagan, o seguirán pensando -y actuando-en función de la próxima elección?

-o-

PROPUESTAS ATENDIBLES

Los regidores de Morena en la capital del estado hicieron una propuesta que debiera ser atendida y adoptada por el Gobierno municipal juarense (y otros): Extender el plazo con descuentos en el pago del impuesto predial “con la finalidad de evitar aglomeraciones en los centros de pago y ayudar en la economía a los chihuahuenses afectados por la pandemia de Covid-19”. 

Y que los descuentos se trasladen al siguiente mes de referencia.

El Gobierno estatal hizo cosa semejante con los derechos vehiculares y el pago del replaqueo, aunque esto debiera hacerse sin el incremento de las UMA’s.

asertodechihuahua@yahoo.com.mx; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF

Fuente de citas hemerográficas antiguas: Información Procesada (INPRO)

close
search