Opinión

Si estudias, vas mal

Uno de los aspectos más importantes para sobresalir en cualquier país del mundo, es tener una población con el mayor número de profesionistas

Víctor Guzmán
Académico

miércoles, 16 junio 2021 | 06:00

Uno de los aspectos más importantes para sobresalir en cualquier país del mundo, es tener una población con el mayor número de profesionistas. Esto permite que se generen mayores oportunidades de vida y sobre todo que exista un mejor pensamiento al momento de elegir a los gobernantes; entenderán de mejor forma hacía las propuestas que ofrecen, será más complicado el tratar de engañarlos con falsedades. Esto entre muchos beneficios que, por añadidura, harán de cualquier nación preparada académicamente, una potencia.

Lo vemos en las naciones desarrolladas como: Canadá, Japón, Corea del Sur, etc. Su gran fortaleza se debe al aumento de la población con altos grados académicos, que, a su vez, crea una clase media capaz de generar riqueza y mantener estable la situación económica de un Estado. La creatividad e innovación son parte inherente al desarrollo de estrategias de aprendizaje e investigación que toda población necesita para un desarrollo integral.

A ningún ser del mundo, bueno solo a uno, se le ocurriría criticar a las personas que estudian. Qué pésimo consejo da a los jóvenes, que todos los días se levantan y toman su clase, por su deseo de crecer intelectualmente, mejorar como personas y por supuesto pensar en ejercer su carrera profesional y así percibir un salario digno. 

Espero y los escolapios, no hayan hecho caso a este mal exhorto. Los estudiosos de todas las edades, deben pensar positivamente y continuar con su formación, para en su momento mejorar como persona y también en las condiciones económicas.

No es un pecado tener expectativas de crecimiento y desarrollo individual, es una necesidad y debiera ser una obligación poseer una profesión, eso nos libraría de muchos males sociales. Y les decimos a los estudiantes, sí deben continuar con sus estudios, terminar una profesión, la lectura como su defensa, eso los hará libres y serán ellos mismos, sin depender de los demás, obtendrán ideas y pensamientos forjando una personalidad propia.

En el estudio que hace la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, de 40 países que analizó, México ocupa el lugar 36, estimando que el 16.8% de la población dentro del rango de 25 a 64 años fue a la universidad o realizó algún tipo de educación terciaria. Mientras que Canadá se encuentra en el primer lugar con 56.27% de su población que posee algún título profesional o algún certificado postsecundaria.

Bueno, de ese tamaño estamos con respecto a otros Estados y la cantidad de profesionistas, por tal motivo la necesidad de enfocarse en las estrategias necesarias para erradicar al máximo la deserción escolar en todos los niveles. Promoviendo diversos modelos de estudio que sean creados aquí mismo, de acuerdo a las necesidades y estilos de la población. Entender que los modelos educativos traídos de otras naciones y fueron ahí un éxito, quizá no tengan el mismo impacto en nuestro país.

Para rematar, con la virtualidad, existieron un mayor número de bajas escolares, muestra el Inegi que el ciclo escolar 2020-2021, 2.3 millones de personas de 3 a 29 años desistieron del estudio a causa de la pandemia, mientras que 2.9 millones no se inscribieron por causas económicas.

A pesar de ello, no se dejen asombrar por malos asesoramientos que nos dicen que el estudio es malo, no, todo lo contrario, es bueno y tener aspiraciones es lo que nos hace competitivos además de forjar nuestras metas. No hagan caso, quizá es la edad.

close
search