Opinión

Ser de Juárez

Ser juarense es sinónimo de fortaleza, y particularidades, estar al extremo norte del país, alejado de la centralización estatal, pero cerca del vecino del norte, Estado Unidos

Erasto L. López
Académico

martes, 08 junio 2021 | 06:00

Ahora que las elecciones han pasado y todo el marullo ha terminado es hora de que la ciudadanía juarense regrese a la realidad. Los días en que los juarenses eran el centro de atención, todo en aras de conseguir el apoyo ciudadano, han quedado en el pasado. Ahora es momento de despertar por la mañana y trabajar por el bien de nuestra ciudad, porque, siendo honestos, somos los pobladores de esta ciudad tales como, empresarios, emprendedores, profesionistas, trabajadores, padres de familia, amas de casa, y estudiantes los que sacamos adelante esta ciudad, sea quien sea que haya quedado electo. 

Ser juarense es sinónimo de fortaleza, y particularidades, estar al extremo norte del país, alejado de la centralización estatal, pero cerca del vecino del norte, Estado Unidos.

Los juarenses hemos aprendido a lidiar con lo extremo del clima: veranos quemantes e inviernos congelantes. En un solo día, se puede tener sol, lluvia, granizo, viento y concluir con una noche tan despejada y bella como la luna misma. 

Los juarenses hemos pasado por historias tan catastróficas y oscuras como la denominada “muertas de Juárez”, suceso por el cual tuvimos una muy mala fama a nivel internacional, fama que poco ayudó a la resolución de estos casos, pero propicio una imagen muy negativa a la ciudad. 

Otra historia negra de nuestra región es la violencia que se desencadenó desde el período de 2008, y aunque las cosas parecieran más tranquilas, lo cierto es que estas no han dejado de suceder. Pese a ello, los juarenses siempre estamos dispuestos a levantarnos con una sonrisa en el rostro, tomar la “ruta”, o el “carro” y dirigirnos a nuestros trabajos, hacer nuestra labor lo mejor posible, por el amor a nuestra familia, por amor a nuestro hogar, por amor a nuestra ciudad. 

Gobernantes han venido y seguirán viniendo, pero será siempre la población de Ciudad Juárez la que saque adelante a su gente.