Opinión
OPINIÓN

Se quedó plantado el CJ3; y con él, Corral

La fuerte comitiva tenía como propósito participar en un encuentro del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con productores de la región centro-sur del estado

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 04 septiembre 2020 | 06:00

-Se quedó plantado el CJ3; y con él, Corral

-Sigue aumento en homicidios como nunca

-A ver si se atreve con Garzón y Navalón

-Pegan vándalos al Juárez Iluminado

El jet CJ3 se quedó ayer plantado con tanques llenos y pilotos listos para volar por enésima ocasión a la Ciudad de México con el gobernador, Javier Corral; su asesora Eunice Rendón y su jefe de escoltas, Juan Manuel Escamilla, a bordo.

La fuerte comitiva tenía como propósito participar en un encuentro del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con productores de la región centro-sur del estado, representantes de varios módulos de riego que agremian a más de 10 mil campesinos de Meoqui, Conchos, Delicias, Camargo, Jiménez y por allá rumbo a Ojinaga.

Han sido los productores fuertes protagonistas de manifestaciones y protestas llevadas a cabo por todo el tramo carretero panamericano del sur de la entidad hasta el centro de la ciudad de Chihuahua, donde mantuvieron tomado Palacio de Gobierno por una semana y expulsado de ahí el gobernador Corral.

Pelean ellos por la extracción “ilegal” de agua de las presas de la región conforme al polémico tratado internacional de aguas firmado desde 1944 entre México y los Estados Unidos.

La confusión, en algunos momentos opacidad y múltiples intereses de toda índole han provocado reacciones enérgicas de los productores.

En todo momento ha brillado por su ausencia el gobernador, salvo que sea para usar los policías antimotines contra los campesinos y buscar su participación justo en reuniones de “conciliación” como la programa para ayer pero aplazada para este día.

Ayer el secretario general de Gobierno, Luis Fernando Mesta, lamentó que AMLO no hubiera contestado las llamadas hechas por el gobernador para abordar ese tema ni lo haya convocado al encuentro en la Ciudad de México, pero seguramente no hubo respuesta a esas peticiones porque en Palacio Nacional conocen a detalle el pobrísimo papel desempeñado por Corral en ese conflicto.

La posición del presidente ha sido muy clara, cumplir el acuerdo con los Estados Unidos pero sin “chicanadas” contra los productores por parte de las áreas responsable de operar el tratado, sobre todo, aquellas encargadas de abrir y cerrar válvulas en las presas.

Para un compromiso de esos no necesita AMLO a Corral, lo necesitaba para evitar protestas o calmarlas, pero el gobernador no hizo más que atizar la lumbre con amenazas y gritos contra los líderes productores.

Por eso se quedó ayer sin volar el CJ3. Al menos se ahorró algo del carísimo combustible, rentas de hangar, etc.

***

Es mucho más delicado de lo que parecen las cifras en materia de homicidio, difundidas por el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública Federal, con corte al mes de julio para el Estado de Chihuahua.

Se festinó que en general se redujeron .44 por ciento en comparación con 2019 los asesinatos. Nada por supuesto que resaltar en el combate a la violencia, que no respeta región alguna.

Son en el acumulado 144 homicidios más en 2020 que el año pasado en tan sólo siete meses, un 10por ciento más de horror y llanto, a todo lo largo y ancho del territorio estatal.

La noche de antier en el serrano Bocoyna con su historia de balazos, levantones y gente huyendo a los cerros es de pavor, como nuevo capítulo del desgobierno existente, con el agravante de que a los homicidios se suma el desplazamiento forzado en perjuicio de cientos de personas.

Como vamos, éste año cerraría con una contabilidad mayor en todo el sexenio, casi rozando los tres mil homicidios, en una espiral ascendente desde 2016, que nadie ha podido frenar, por más cambios ordenados, ya que todo sigue igual. En 2017, mil 908 personas fueron privadas de la vida, en 2018 fueron dos mil 80 y en 2019, dos mil 449.

El promedio mensual de homicidios se ha incrementado hasta llegar a 224, unos ocho asesinatos cada día.

No hay inteligencia ni operativos asertivos, sino sólo acciones reactivas o provocadas por la providencia, desde la inútil Secretaría de Seguridad Pública, que sólo vino a crecer el gasto corriente y recursos humanos.

La medida atinada como la colocación de cámaras en la ciudad de Chihuahua, y que ha resultado clave en la detención de responsables de la violencia, -replicada en Juárez casi con cargo total a las finanzas estatales- no recibió un peso en esta capital.

Las promesas han quedado en ello, en falsas ilusiones que se traducen en desconfianza y crítica airada.

***

La nueva historia de la selectiva Operación Justicia comenzó en 2012 en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, donde dictaron conferencias magistrales polémicos personajes de relevancia en el mundo de las leyes.

El abogado español Antonio Navalón, de Reporte Índigo y Grupo Prisa; el exjuez Baltazar Garzón, iniciador en España de los juicios de terrorismo, narco y crímenes de lesa humanidad alrededor del mundo; y Sanji Mmasenono, jueza de la Corte Penal Internacional de La Haya que ordenó el arresto del líder libio Muamar al Gadafi, fueron traídos a la frontera durante el gobierno de César Duarte.

Los pagos para sus ponencias, traslados y hospedajes se liberaron en el corto tiempo que fungió como secretario de Hacienda José Luis “La Pitaya” García Mayagoitia. Se supone que los amarró el exsecretario general de Gobierno, Raymundo Romero Maldonado, en la Ciudad de México. La suma rondó los 15 millones de pesos.

Pues bien, ahora uno de los testigos con criterios de oportunidad (todos saben que es el exdirector de Administración Ever Aguilar) acaba de ponerle a la Fiscalía del Estado una nueva causa contra los duartistas. Aunque el testigo haya sido el pagador, los exsecretarios son los que salieron bailando. De hecho ya fueron citados a audiencia inicial la semana próxima.

Tras la notificación que llegó a “La Pitaya”, quien no quiere conocer el Cereso ni de lejecitos, y a Romero Maldonado, que no tiene la menor intención de volver a presidio, sus defensores de inmediato patalearon ante el Ministerio Público que lleva la acusación.

Pidieron básicamente que sean citados todos los involucrados, pues si bien ellos como funcionarios le entraron a la danza de los millones, quienes los recibieron fueron los conferencistas. No obró documento alguno o contrato regular, ese es el delito. Pero obvio los beneficiarios no trabajaron gratis.

Como quiera la justicia corralista -ahora que le anda tirando al expresidente Carlos Salinas con un caso de 13 millones- apunta la mira más alto y se atreve a llamar a Garzón, Navalón y Mmasenono. Como quiera la República ya le queda chica al de Chihuahua con origen y pseudo reputación paseña.

***

Los vándalos parecen ir detrás del Operativo Juárez Iluminado, pues a colonia que pisa el independiente Armando Cabada, le pegan a los pocos días. No parece ser obra de la delincuencia común de la frontera, según los sospechosistas que nunca faltan.

La administración municipal tiene documentados al menos tres casos de las casi 30 colonias y cuatro avenidas principales que han sido intervenidas.

El operativo no sólo consiste en mejorar el alumbrado público en zonas específicas, sino que se llevan otros servicios públicos municipales en apoyo a la población que vive en condiciones de marginación. Pero se nota una intención oculta, aseguran, de vandalizar el sistema de alumbrado específicamente, porque no son robos como tales, son daños a la nueva infraestructura que se instala.

Tienen que ser daños notables que de inmediato revientan el sistema de quejas y denuncias, eso también se tiene medido en el 911.

No parece ser mera casualidad que ocurren casi detrás de cada visita, recorrido o arranque que encabeza el alcalde y de los titulares Servicios Públicos, Obras Públicas, Instituto de Cultura, Seguridad Vial, DIF, entre otros.

En Rincones de Salvárcar, donde se estrenaron más de 300 lámparas el pasado miércoles, el propio Cabada hizo la referencia a esos actos de vandalismo e instruyó en corto a los funcionarios a seguirlos con lupa.