Opinión
OPINIÓN

Se nota que en el PAN será candidata

Durante las últimas semanas ha quedado claro que la alcaldesa de Chihuahua, Maru Campos, no tiene competidor ni competidora hacia el interior del blanquiazul

LA COLUMNA
de El Diario

sábado, 23 mayo 2020 | 06:00

• Se nota que en el PAN será candidata 

• Inició como inocente post Gerardo 

• Por celos prefirieron perder tres millones 

• Sí tiene periódico Corral, el Oficial

Las tracaladas que le anteceden como forma de asegurar posiciones de poder político y de nómina gorda en el servicio público no salvarán esta vez al gobernador, Javier Corral, de perder el control dentro de su partido, el PAN, y por lo tanto de quedarse sin la posibilidad de ser él quien designe candidato (a) 2021. Toda una tragedia. 

Durante las últimas semanas ha quedado claro que la alcaldesa de Chihuahua, Maru Campos, no tiene competidor ni competidora hacia el interior del blanquiazul. Sus movimientos han sido contundentes en ese objetivo. Su desenvolvimiento hacia el exterior ha sido igual de firme. 

El foro “Diálogos por Chihuahua” organizado por la Coparmex en el estado, sin duda tiene su sello aunque hayan sido incluidos varios de sus competidores más fuertes en la oposición partidaria, o independiente: Armando Cabada, Cruz Pérez Cuéllar y Rafael Espino. 

La postulación en Acción Nacional está asegurada para ella porque sólo tiene como contrincante al senador, Gustavo Madero, una pieza antipopular en dos vías, el intento de imposición por parte de Corral y su individual personalidad repelente. No hay forma que un individuo con semejantes características alcance una nominación trascendental como la que se avecina. 

Eso no es todo. El corralismo gritará que es suya la dirigencia estatal del PAN, con Rocío Reza al frente, y desde ahí puede maniobrar para regalar a Madero la nominación. 

Sí, pero no. Maru se adelantó hace bastante en ese escenario, y si bien no guarda siquiera sintonía alguna con Reza, cuenta con el apoyo de la inmensa mayoría del panismo chihuahuense y de sus dirigencias municipales; casi las 67. No más, pero tampoco menos. 

Y si la decisión es tomada a nivel nacional, la clase política panista tiene ya comprometido su apoyo a la alcaldesa tanto por su promesa incluyente y su trabajo, como por el conocimiento profundo que tienen del Corral arbitrario, convenenciero, doble e incongruente. Entre esos apoyos aparece la dirigencia nacional y los gobernadores emanados de su partido. 

Corral Jurado sigue haciendo lo necesario para perder el derecho de sucesión por el relevo. Una y repetidamente ha ejercido violencia política contra su propia compañera de partido, por si no fuera suficiente. 

*** 

Personajes de la política y el periodismo coincidieron ayer en un inocente post de quien fuera coordinador de Comunicación Social en la primera administración de Armando Cabada Alvídrez, y quien anda de plácemes presentando su libro de comunicación política, Gerardo Sáenz. 

Se dolió Gerardo en su comentario por el trato inequitativo y poco comedido del gobernador Corral en materia de recursos económicos hacia esta frontera. 

Funcionarios de la actual administración así como periodistas y directivos de diversos medios coincidieron en el señalamiento. Hubo efecto dominó. 

Rafa Fitzmaurice escribió: “Es lo que no comprendo. Pensábamos que nos iba a ir mejor, entiendo que el Covid sorprendió al mundo, se tendrá que salir adelante y se necesita de todos, sociedad y gobierno pero me pregunto ¿qué pecado habremos hecho como juarenses para que se nos siga haciendo a un lado?”. 

El articulista de El Diario, Francisco Ortiz Bello, opinó: “Es triste y decepcionante comprobar que, desde el poder estatal, se sigue menospreciando a esta frontera. Y más triste aún que quien lo haga sea un nativo fronterizo. Ojalá recapacite”. 

La productora de TV, Perla Rico comentó: “Lamentablemente al gobernador no le interesa en lo mínimo apoyar a Cd. Juárez; desde mediados de los 80's vive del pueblo como funcionario público y seguimos como comunidad olvidados de él.” 

Por su parte, el usuario Gerardo Tiscareño añadió: “Acaso hay algún tipo de política centralista establecida que siempre favorezca más a la capital que a la ciudad que más produce???... hemos padecido de eso SIEMPRE...”. 

Y quien remató con broche de oro fue Laura Choy: “Tanto que critica a Duarte y al parecer está igual”. En otra parte de la publicación se puede leer: “La situación que llama la atención es que todos los gobernadores hacen lo mismo, Juárez siempre queda en último lugar en apoyos,” en opinión de Aem Hills. 

Y es que la publicación de Sáenz es clara y va acompañada de gráficos, como se puede ver en las imágenes de nuestra versión digital. “Juárez genera más del 45 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del estado de Chihuahua; sin embargo, hasta el momento el Gobierno del Estado le ha entregado menos del 11 por ciento de ayuda para el Covid. ¿Qué opinan de esto?”: escribió en su muro de Facebook Gerardo Sáenz. 

Cuando varias mentes pensantes, de muy diversa extracción o formación, coinciden en señalar un punto, ya no hablamos simplemente de percepción personal, sino de razonamientos coincidentes bien sustentados que no le favorecen mucho al ciudadano gobernador, quien ahora ya ni siquiera el tema del Covid es suficiente para encontrar excusas a su desapego y desprecio por la ciudad vecina a la ciudad que lo vio nacer. Será por eso. 

*** 

Al interior del Consejo Estatal del PAN crece la inconformidad por el manejo de tres millones de pesos que la presidenta y el secretario general, Rocío Reza y José Luis “Cholo” Cisneros, decidieron regresar a las arcas gubernamentales con el pretexto de apoyar el combate a la pandemia. 

Mientras los comités municipales batallan para pagar el agua y la luz o se quedan sin gasolina cada fin de quincena, Reza trató de quedar bien con el Palacio de Gobierno. Y de paso intentó dar un golpe publicitario con el regreso de esa parte de las prerrogativas. Al final ni lo uno ni lo otro le salió. 

El Instituto Estatal Electoral (IEE) no pudo ordenar el retorno de esos recursos para dirigirlos al fondo estatal creado por la contingencia, debido a que no hay un acuerdo del Consejo albiazul que avale la decisión. 

Lo que hay es una escueta cartita (imagen en la edición digital de La Columna), donde algunos consejeros panistas respaldan la decisión de prescindir de tres millones de pesos. No existe un acuerdo formal como tal. Entonces quedaron en el aire esos milloncitos que pudieron servir contra la pandemia bien administrados desde la dirigencia o los municipios. 

Por otra parte, según un oficio de Cisneros dirigido al IEE, hay un acuerdo virtual a favor de regresar esos millones a las arcas estatales. Sus números oficiales -que nadie más conoce de dónde salieron- muestran que tres cuartas partes de los consejeros están a favor y una cuarta parte está en contra. 

Pero no hay, ni hubo ni habrá reunión del Consejo Estatal que dictamine esa propuesta de regresar las prerrogativas. Además la causa sería más loable si no se hubiera aprovechado para publicitarse como una gran donación de recursos propios, donación que ni siquiera se ha concretado. 

*** 

En buena cantidad de casos, las reformas o acuerdos aprobados en el Poder Legislativo tardan semanas o meses en ser publicadas en el Periódico Oficial del Estado (POE). En consecuencia hay decisiones que no cobran vigencia hasta que lo decide el gran legislador que se encuentra en el Ejecutivo. 

Debido a ello, Chihuahua ha tenido constantes retrasos en normas del Sistema Estatal Anticorrupción o en diversas adecuaciones de legislación estatal a la federal. Nada ha ocurrido debido a que el proceso legislativo termina, formalmente, en la decisión del pleno del Congreso del Estado y la vigencia pasa al terreno del Ejecutivo, que controla el órgano oficial de difusión. 

Ahora que viene una nueva homologación de normas en materia de violencia política de género y que deben estar vigentes 90 días antes del inicio del proceso electoral, en el Legislativo hay diputados que apuntan al encargado del POE, Humberto Guevara Mata, como objetivo de un llamado de atención. Buscan darle un jalón de orejas por la negligencia en ciertas publicaciones que luego meten en aprietos legales al Congreso. 

Pero se equivocan si creen que el director del Periódico Oficial se manda solo. Sobre él se encuentran el secretario general de Gobierno, Luis Fernando Mesta y el mismo gobernador Javier Corral. 

Por eso las iniciativas del Ejecutivo se conocen un jueves, se aprueban un viernes y el sábado son publicadas. Una diferencia abismal con otras propuestas que salen a contrapelo en el Congreso y se guardan por semanas, hasta que pasan la censura que ciertamente no aplica Guevara Mata, sino sus jefes. 

Así que la mira de los diputados, si algo pretenden hacer con el POE, debe apuntar más arriba.