Opinión

OPINIÓN

Se lamían los bigotes por control de Ceresos

Fans en Chihuahua de Eduardo Guerrero Durán al menos de palabra ya se hacían del control de los Ceresos en el estado. Es de las áreas, una de las más delicadas, donde resta por nombrar nuevos directivos al recién desempacado régimen estatal liderado por Maru Campos

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 30 septiembre 2021 | 06:00

-Se lamían los bigotes por control de Ceresos

-Patada al delegado de Migración

-Arman revolución contra Loera

-Ven partida en tres la bancada morena

Fans en Chihuahua de Eduardo Guerrero Durán al menos de palabra ya se hacían del control de los Ceresos en el estado. Es de las áreas, una de las más delicadas, donde resta por nombrar nuevos directivos al recién desempacado régimen estatal liderado por Maru Campos Galván.

Pero cayó la maldición en el momento menos esperado, “Lalo” ha resultado ser “el principal exfuncionario que es buscado por la Fiscalía General de la República” por supuesta corrupción en penales federales, según información filtrada a medios de la Ciudad de México.

Guerrero Durán llegó en el paquete de órdenes de aprehensión que incluye al ahora exfiscal de casa, el de la zona norte, Jorge Arnaldo Nava, y a otra decena más de exfuncionarios, un abogado-empresario y la exconductora, Inés Gómez Mont. Todo un caso de impacto nacional.

Son creíbles esas filtraciones porque Nava ya fue separado de su cargo y porque también andan prófugos los principales supuestas responsables de “delincuencia organizada y lavado de dinero” por dos mil 950 millones de pesos.

Así que Eduardo Guerrero no llegará ni de chiste al súper lucrativo negocio de los Ceresos en el estado. Sus fans pueden guardar las esperanzas para otro momento aunque el golpanazo indica que no habrá otro momento.

Uno de los seguidores de “Lalo” es el exsubdirector operativo de la Policía Municipal en la ciudad de Chihuahua, José Roberto Leyva Escobar, “El Cholo”. Era de los preparados para tomar los Ceresos con todo y mal historial en la policía chihuahuita. De allá salió en el 2019 por presumible protección al narcomenudeo.

El propio Guerrero traía el cárdex lleno de puntos negros no por el nuevo asunto ahora estallado por la federación sino desde su paso justo por el manejo de los Ceresos en Chihuahua allá cuando el gobernador era César Duarte.

De ahí le alcanzó el ahorro a “Lalo” para armar una granja camaronera en Samalayuca que supuestamente le generó grandes ganancias aunque nunca se supo que hayan salido camarones ni para un coctel chico.

Total, lo que pudo haber sido no fue. Posiblemente haya delitos que perseguir en su contra, pero también hay propósitos políticos electorales de altos vuelos que, lo dijimos ayer, tienen como destino el 2024; la disputa por todo el poder en el país, la Presidencia de la República.

***

Era insostenible el delegado estatal de Instituto Nacional de Migración (INM) en Juárez.

Nos aseguran fuentes muy cercanas al superdelegado federal, Juan Carlos Loera, que el general Pedro Alberto Alcalá, ha dejado de ser historia, que fue despedido, porque nomás no ha dado el ancho desde que asumió el cargo en 2019 cuando su antecesor, el catedrático universitario Héctor Padilla, también debió ser sacado por la puerta de atrás debido a lo mismo, no pudo con el paquetote propiciado por la crisis financiera.

No ha sido oficializada la salida pero se habla, inclusive, que ya tiene como sucesor al contra almirante de la Marina, Salvador González Guerrero, también militar que ha estado en cargos similares en otras entidades del país.

Ha quedado claro que la milicia no funciona para esos quehaceres; no saben manejarse con la población civil, menos con los medios informativos. El administrador local de la Aduana, el militar Sabino Reducindo Ramírez, nomás ve cámaras y libretas y sale despavorido.

Alcalá ha sido de pena ajena, hay pruebas por montones. Por eso se va.

***

Extrañamente pero el dirigente de Morena en el estado, Martín Chaparro, quedó más que conforme con la Dirección de Derechos Humanos para su leal pupilo, Santiago González Reyes, ahora exvisitador en Juárez de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Bien pudo el presidente del partido guinda colocarse sus moños y exigir más espacios a su amigo el alcalde, Cruz Pérez Cuéllar, pero toda su mira estaba puesta en meter el hombro y abrir la puerta de par en par exclusivamente para que fuera cruzada por su ahijado.

González Reyes navegó con bandera derechohumanista para mantener la nómina en la visitaduría de la CEDH, pero en realidad ha militado en Morena; más todavía, es activista en el grupo “Morenaje” liderado por el profe Chaparro.

El hoy flamante funcionario municipal ha conservado una relación bastante estrecha con su presidente estatal. Es su guía en las constantes visitas a Juárez. No espera que llegue a la entrada de esta frontera, va y lo espera en los burritos de Villa Ahumada, aseguran con algo de divertimiento quienes los conocen.

Ya veremos cómo funciona Santiago en ese otro bando de la función pública; por lo pronto el padrino ya está logrado con esa posición.

***

Tan caliente se ha puesto el regreso de Juan Carlos Loera como superdelegado federal, que en estos días se preparan movilizaciones tanto en Chihuahua como en México para reclamar recientes remociones que ha hecho en las coordinaciones regionales.

El juarense ya destronó a las subdelegadas de Urique y Delicias, Flora Ayala y Leticia Loredo, pero además apunta contra Mario Yáñez, de Bocoyna; y Bertha Hernández de Guachochi; se dice que hoy podría oficializar todo el descabezadero.

Además se ha puesto a depurar la lista de servidores de la nación, a razón de 20 en Cuauhtémoc, otros 20 en Delicias, 30 en Chihuahua y otras tantas decenas en el resto del estado, por aquello de la austeridad y las lealtades que debe guardar el personal de confianza de la plantilla federal.

Ante eso, ya le arman una revolución a Loera de la Rosa, de acuerdo con los mensajes en grupos de WhatsApp interceptados por la propia delegación federal. Imagen en versión digital de La Columna.

“Por lo pronto, mañana voy a tomar las oficinas de bienestar de Delicias. Ya traigo hambre de agarrarme a chingasos con el p... chilango de m...rda que puso Loera aquí en Delicias”, dice uno de esos elegantes textos interceptados, con todas las palabrotas literales y las faltas a la redacción decente.

“Hay que tomar las oficinas de Delicias, Chihuahua y de México para correr a Loera de Chihuahua. Hay que buscar patrocinadores para los camiones para la gente”, asienta otro de los mensajes.

Dicen entre los funcionarios federales que desde luego se esperaban reacciones por los reacomodos que ha decidido Loera de la Rosa al volver de la aventura electoral a su cargo como representante presidencial en el estado.

No se creía que escalarían a ese nivel, dado que los coordinadores o subdelegados regionales están contratados bajo un régimen en el que no se requiere renuncia ni despido como tales, dado que simplemente no se les renueva contrato y punto.

Sin embargo hay quienes no entienden el servicio público como tal, sino que lo conciben con una visión patrimonialista. De ahí que armen su revolución contra Loera, como si eso fuera a cambiar el rumbo de la decisión ya tomada.

***

Partida en tres pedazos es como se visualiza a la bancada de Morena en el Congreso del Estado. Al menos es lo que perciben las otras fuerzas políticas en la actual legislatura, una gran ventaja para la azulada mayoría.

Las sesiones de la semana pasada y de esta han dejado en claro que un grupo es el de Benjamín “Benjamón” Carrera, Gustavo “Pichú” de la Rosa, David Óscar “La Foca” Castrejón y Leticia Ortega. A ellos les gana su protagonismo sobre la disciplina.

Otro grupúsculo lo conforman los inexpertos Magdalena Rentería, Rosana Díaz, Óscar Avitia Arellanes y el coordinador formal, Cuauhtémoc Estrada, a quien ninguno de los experimentados se acomide a ayudarle.

El tercero son las externas María Antonieta Pérez y Adriana Terrazas, de colmillos tan largos que no reconocen ni al coordinador ni a las vacas sagradas del morenismo.

Es cuestión de observar hacia dónde se encamina cada legislador para encasillarlos en facciones que hasta la fecha no ha podido unificar Estrada, el abogado juarense por el que Morena apostó para dirigir los trabajos legislativos.

Así, en pocas semanas será la división la que marque los trabajos de la bancada morena.

No hay líder guinda en el estado que los conjunte.

***

Ayer aprovecharon los panistas Luis Sigala y Darío Cárdenas la mención de sus nombres en esta columna para aclarar que no forman parte de un mismo equipo. “No tengo votos; segundo, no tienes ni mi saludo”. Le contestó Darío en red social a Luis. Luis le respondió: “es sarcasmo Darío, ni me interesa, mucho menos te dedicaría un post”. Y remata Darío: “Gracias por venir a comentar mi post entonces”.

Así de calientita se está poniendo la elección de nuevo dirigente del juvenil panista en Juárez.

close
search