Opinión
OPINIÓN

Se gastan el poco dinero en caro restaurante

Las imágenes tomadas por Rosel Rosel Axl son de verdad tan exquisitas como el escenario donde fueron tomadas

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 17 septiembre 2020 | 06:00

-Se gastan el poco dinero en caro restaurante

-Por el agua posponen Consejo del PAN

-El de UIF tiene agenda con Corral

-La funcionaria que pide exterminar ‘chairos’

Las imágenes tomadas por Rosel Rosel Axl (así se hace llamar en redes sociales el aztequísima con teñido ibérico “Pancho” Alejandro Alanís, jefe de fotógrafos del gobernador Javier Corral) son de verdad tan exquisitas como el escenario donde fueron tomadas.

Mañana hablaremos de un estrambótico “comité de ética” que fue formalizado en estos días al interior del llamado “Despacho del Ejecutivo”, el área donde tiene su “centro de operaciones” el gobernador.

Laboran ahí secretarios y secretarias particulares, relaciones públicas, choferes, nutriólogos, jefatura de escoltas, entrenadores deportivos, cocineras, chefs, sommeliers...Todo lo que pide el jefe al momento que lo requiera.

No faltó quien desde ese naciente comité de ética hiciera notar (al menos irónicamente) que deberán empezar su trabajo investigando cómo es que buena parte del personal acreditado al “Despacho del Ejecutivo” se apareció el pasado 8 de septiembre en el carísimo restaurante La Casona en la ciudad de Chihuahua tras la reunión de los llamados “gobernadores federalistas” llevada a cabo en Palacio de Gobierno.

Imaginemos a nueve gobernadores “federalistas” en una cena en ese lugar, más sus “equipos de apoyo”, más cerca de 50 colaboradores del Gobierno estatal palomeados por el gobernador Corral; su “particular”, “Betito” Andrés Fuentes y la jefa de Relaciones Públicas, Alejandra Chavira. Bajita la mano, medio millón de pesos.

Mientras no alcanza ni para la nómina y los llamados bonos Covid entre los empleados del sector salud; mientras el gobernador ha decidido decomisar los carros “chuecos” a quienes apenas ganan arriba del salario mínimo, él y sus funcionarios se dan vida de sibaritas en lugares como el mencionado.

Las fotos son elocuentes. El personal a cargo de Relaciones Públicas subiendo imágenes tomadas en los baños de La Casona, en sus amplios pasillos, entre las mesas.

Fue para ellos toda una aventura de lujo que debía quedar registrada... con cargo al desangrado presupuesto público chihuahuense.

***

Programada para este domingo, la sesión del Consejo Estatal del PAN se pospuso hasta el otro fin de semana, según avisos que ha mandado la presidenta Rocío Reza y el secretario José Luis Cisneros. Ahora la esperada reunión tentativamente se realizará el sábado 26 de septiembre.

La causa oficial de la suspensión es para permitir que los panistas apoyen la megamarcha anunciada en Delicias por el conflicto del agua. Pero es obvio que también hay temores al interior de la dirigencia blanquiazul por los temas que habrán de discutirse: el gasto ejercido hasta el momento y la autorización para buscar alianzas con otros partidos.

El pretexto del conflicto del agua parece válido aunque la politización del tema haya derivado ya en más problemas que soluciones. Sin embargo una buena parte del panismo activo, fuerte, que tiene asiento en el Consejo Estatal, es de la región centro-sur de la entidad, convertido en un polvorín por la ineptitud gubernamental en general. Así que recorrer la fecha con ese motivo es algo lógico.

Lo que no deja de ser parte de la agenda pese al conflicto del agua es el orden del día que tarde o temprano deberá desahogar la dirigencia al interior del máximo órgano de las decisiones panistas. Hay un exagerado retraso en la autorización del presupuesto (falta aprobar el segundo semestre de 2019 y todo lo que va de 2020) y por lo tanto el gasto se ha realizado a discreción.

El otro punto es la posibilidad de alianzas que desde ahora se advierte como la apuesta del gobernador Javier Corral para cerrarle el paso a la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos. Aunque sea impensable casi cualquier coalición, hacerla obligaría a una designación de candidato a la gubernatura, y obvio no sería para la presidenta municipal de la capital.

Los grupos internos que ya estaban listos para una batalla el domingo, con estos dos temas candentes, deberán aguantar su caballería una semana más.

***

El más odiado del momento por los productores agrícolas del sur del estado, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, tiene agenda en Chihuahua a principios del mes que viene.

El funcionario federal es el invitado estelar de Javier Corral al Encuentro Nacional Anticorrupción, el foro en el que el gobernador hace lo que más le gusta, hablar de su selectivo combate al peor lastre nacional. La imagen de la ficha que contempla a Nieto como ponente el 1 de octubre puede verse en la versión digital de La Columna.

Antiguo aliado de Corral desde que fungía como fiscal de delitos electorales de la extinta PGR, en el sexenio pasado, Nieto Castillo fue quien irrumpió en el conflicto de las presas con el bloqueo de cuentas personales e institucionales de algunos de los involucrados en la defensa del agua.

La decisión del congelamiento de cuentas parece que la comunicó oportunamente a su amigo Corral, quien por eso mismo aguantó cualquier comentario en contra del castigo económico que obviamente se leyó como una represalia por las protestas.

La polémica determinación no sólo puso en jaque las finanzas públicas del municipio de Delicias, de Reyes Baeza o del dirigente de los usuarios de riego, Salvador Alcántar; también mandó un mensaje, una amenaza, a todos los participantes del movimiento.

El congelamiento también puso en problemas al mandatario estatal, que por un lado dice estar con los productores, por otro hace como que negocia con la Federación.

Por ello tampoco han reaparecido en públicos los “asesores” exgobernadores de Corral para este efecto.

Hace unas semanas bastante presumidas en redes las reuniones, ahora nada. Reyes y el tío Fernando Baeza cayeron en desgracia y han sido ocultados por Corral aunque a ellos les deba parte de la gubernatura; Patricio Martínez se asoma lo indispensable pero hasta ahí. No siempre los rayos del sol son saludables, mucha exposición provoca cáncer.

***

Como si la radicalización de los conflictos no fuera suficiente, una funcionaria estatal que se presume como “fifí” alienta desde las redes sociales el odio a los “moreno-chairos”.

El pretexto reciente es la bronca por el agua, pero la conducta es sistemática en tiempos de paz o de guerra con la federación.

“Sigue con vida amlo? Para volverme a dormir?? (sic)”, posteó el lunes la directiva del Instituto de Capacitación para el Trabajo (Icatech), Ileana Issa Torres, a las frescas ocho de la mañana.

Reconocida por su trayectoria partidista más que por alguna labor destacada en la dependencia estatal, ha sido insistente, hasta un grado políticamente preocupante en esos ataques que alientan el odio. Y el abierto rencor no al presidente de la República, sino a cualquiera que apruebe su gestión por cualquier motivo.

Otra muestra: “no hace mucho subí un post que decía que nos uniéramos como chihuahuenses y que a la gente que apoya a amlo la erradicáramos en todos los aspectos que fuera posible... si los identificas y tienen un negocio, no les consumas, si tú eres el dueño del negocio y tienes chairos trabajando para ti, despídelos, si tendrás una reunión no los invites... tal vez en ese momento me estaba adelantando a esto que estamos viviendo en estos momentos pero hoy más que nunca estoy segura que tenemos que actuar y empezar por lo que tenemos a nuestro alcance!! FUERA MORENA Y TODO SU CANCER!!! (sic)”.

La “chairiza” experta en redes sociales patrulla por el mundillo virtual y reporta a sus superiores casos como este, cuyas imágenes de prueba pueden verse en la edición digital de La Columna. Cuando se trata de ciudadanos cualquiera pasan como si nada, pero cuando son funcionarios públicos encienden los focos de alerta.

Estas señales preocupantes de polarización se han incrementado en los últimos días con motivo de la confrontación por el agua y al parecer no cabe la cordura en alguno de los bandos. Por el contrario se siguen alentando los odios desde el mismo poder público.