Opinión
OPINIÓN

Santeros, entre ejecutados y Corral

'Total, es un ministerial más, una hipócrita ceremonia de ‘honores’, la promesa de apoyo a la familia que jamás recibirá nada'

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 04 junio 2021 | 06:00

-Santeros, entre ejecutados y Corral

-Subestación Cuatro Siglos en terrenos malditos

-Es un fracaso el voto desde el extranjero

-Pusieron como trapo a presidente de Fechac

“Total, es un ministerial más, una hipócrita ceremonia de ‘honores’, la promesa de apoyo a la familia que jamás recibirá nada, y más pronto de lo que nos imaginamos se adjudicarán arriba los vehículos decomisados que propiciaron el asesinato del compañero. Los van a rematar y el propio Ocaña (Alberto García Ocaña) los va a comprar, o alguno de sus ‘hermanos’ de la santería, si no es que se los regalan a su padrino adorado, Manuel Castilla”.

Ese texto circuló profusamente ayer tras el asesinato del Alfa 1 de la Agencia Estatal de Investigaciones en Ojinaga, Andrés Lara Durán. Recibió cientos de disparos durante un trayecto al poblado de Maclovio Herrera, municipio de Ojinaga. Fue calcinado a bordo de la misma camioneta tripulada.

Innumerables preguntas hay sobre ese homicidio, igual que el ocurrido de Alfa 2, Luis Raúl Tarango, hace menos de un mes a la entrada de la capital del mundo, Parral. La misma brutalidad.

El denominador común entre ambos no es ni siquiera la identidad de los supuestos grupos delictivos atrás de las ejecuciones, un brazo del Cártel de Juárez, el de Ojinaga (Menchaca); una vertiente del Cártel de Sinaloa (“El 300”), el de Parral, según las ubicaciones dadas por la Fiscalía General de Justicia.

Los dos asesinatos, más los muchísimos ocurridos contra policías estatales a lo largo de los últimos cinco años, tienen que ver sobre manera con el mismo desdén mostrado ayer por el gobernador, Javier Corral, al ser abordado por los periodistas sobre el tema.

El ceño fruncido, molesto, irresponsable (Fotos en versión digital). Así ingresó a un evento privado de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) en la capital del estado y así salió, abordó su Suburban blindada custodiado por varios escoltas y se retiró, presumiblemente al aeropuerto de la ciudad para trasladarse a la Ciudad de México y pasar allá parte del fin de semana. El domingo votará en Juárez.

La verdad es que no tenía nada que decir; durante los cinco años de su administración ha exterminado a la delincuencia pero con balas, bazucas, granadas y calibre 50 de puro jarabe de pico. Promete acabar con la impunidad pero lleva más de 11 mil muertos en su historial.

La muerte de Lara Durán tiene que ver mucho con las complicidades del crimen en el corazón de la Secretaría de Seguridad Pública y en la propia Fiscalía General del Estado, descuidadas criminalmente por Corral.

Son varios jefes descubiertos en cultos a la santería y muchos de ellos, más gran cantidad de influyente “tropa”, ligados a grupos delincuenciales. Corral tiene conocimiento de todos los detalles pero por alguna razón, ajena a la decencia, no actúan.

***

Todavía está lejos, muy lejos siquiera el comienzo de la subestación Cuatro Siglos que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) planea operar en Ciudad Juárez, en los terrenos polémicos del exhipódromo que durante años no han sido debidamente rescatados.

El pasado miércoles se publicó un acuerdo en el Diario Oficial de la Federación para modificar una resolución previa.

La extensión de 20 mil metros cuadrados que la administración patrimonial nacional dio a la CFE es para que se construya un complejo con una subestación eléctrica reductora, un centro de atención a clientes, un centro de control de distribución y un edificio de zona.

En esos terrenos de 50 hectáreas, esa porción se entregó a la paraestatal (a la que oficialmente ahora se le llama “Empresa Productiva del Estado”). Otras fracciones fueron para hospitales y demás fracasados planes tanto estatales como federales. A la fecha lo que hay es puro abandono.

Pues bien, cuando el DOF publicó una modificación al acuerdo DST-003/2019 se esperaban cuando menos alguna buena noticia. Ya era un avance y parecía no estar en el olvido ese gran lunar de la planeación urbana, cuyo descuido es en gran parte federal.

Pero nada. Resulta que fuera mera cuestión de tramitología, de burocracia. Un asunto de forma y no de fondo, tanto que hasta parece ridículo.

La modificación ordenada por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, dependencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, fue únicamente para precisar el cambio de nombre de la CFE.

El acuerdo nomás establece que la donación de los terrenos ya no es para la Comisión Federal de Electricidad, sino para la entidad “CFE-Distribución Empresa Productiva Subsidiaria de la Comisión Federal de Electricidad”. Porque así es la nueva denominación de una rama de la dependencia.

Fueron más de dos años (del 13 de febrero de 2019 al dos de junio de 2021) entre un acuerdo y otro. De obras, inversiones, trabajos en el lugar, nada. Así sigue el inmueble federal, en cero.

***

Ayer partió una comisión del Instituto Estatal Electoral (IEE) a la Ciudad de México. Acudió a la sede central del Instituto Nacional Electoral (INE) para revisar, trasladar y custodiar el voto postal emitido por chihuahuenses que viven fuera del país, entiéndase principalmente Estados Unidos.

Los enviados fueron por poco más de 500 votos que, junto con la votación electrónica que se emita desde el exterior, habrán de contabilizarse a partir de las 18:30 horas del domingo próximo. Para que no haya suspicacias su conteo será hasta el mismo momento de la votación ordinaria.

Otros mil 500 sufragios se estima que sean electrónicos, por lo que a lo mucho sumarán unos dos mil los totales de residentes en el exterior del país. Los que se registraron formalmente fueron esos, pero no se sabe si todos habrán de votar.

Si se estima que la población de chihuahuenses, solamente en el país vecino, es de 40 mil personas mayores de edad, la cantidad actual de votantes es un verdadero fracaso.

El costo de cada voto desde el exterior, de entre 40 y 50 dólares, resulta intrascendente si se evalúa el pobre papel de las autoridades electorales para promover la participación de los ciudadanos chihuahuenses fuera de su patria.

Pero también los candidatos en general tienen su culpa. Ni siquiera exploraron ese mercado electoral que tenían en sus narices en un estado fronterizo; menos contemplaron en su agenda los derechos de esos ciudadanos expulsados de su país, que ni idea tienen de que pueden votar en su tierra de origen.

***

El tema de los recursos indebidamente retenidos, o de plano desviados, de agrupaciones como Fechac o Ficosec, entre otras, amenaza con desbordarse no solo hacia la opinión pública sino también al interior de los mismos organismos, por las reacciones que han tenido las dirigencias a través de sus líderes formales.

El caso más representativo y fuerte se dio en Fechac, en donde reaccionaron con un comunicado oficial, en el que se deslindan por completo del tema, cuyo encabezado: "Desconoce Fechac denuncia presentada en su nombre", deja ver claramente que no solo se deslinda sino que rechaza tales acusaciones, incluso llegando al punto de amenazar con una demanda a quien se ostentó como colaborador del organismo.  

Sin embargo, en el chat de WhatsApp de Fechac, las reacciones contra su presidente estatal, Luis Alberto Barrio no se dejaron esperar. Fueron de lo más rudas y floridas que se pueda imaginar. Lo menos que le dijeron los empresarios parte de la AC es que funge como subordinado de Corral.

Lo cierto es que, efectivamente, hay un fuerte retraso en la entrega de recursos a Fechac (y a otras instituciones y organismos) que no se entiende, y menos se explica, ya que el gobierno solo actúa como recaudador de una sobretasa en los impuestos, por tanto, una vez recaudado el recurso debe ser entregado de inmediato a sus destinatarios. Vaya usted a saber a dónde fue a parar ese dinero.

“El Güevornador” tiene la palabra. Lástima, eso no lo contesta.