PUBLICIDAD

Opinión

Cultura de la paz para el buen vivir

Salud mental y construcción de Paz

Según la primera encuesta de bienestar autorreportado (ENBIARE) llevada a cabo en 2021 por el Inegi, la proporción de población con síntomas de depresión asciende a 15.4%

Dra. Adriana Guadalupe Varela Prieto
Doctora en Psicoterapia Humanista

lunes, 20 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Según la primera encuesta de bienestar autorreportado (ENBIARE) llevada a cabo en 2021 por el Inegi, la proporción de población con síntomas de depresión asciende a 15.4% de la población adulta, pero entre las mujeres alcanza el 19.5 por ciento.

Dicha encuesta captó que el 19.3% de la población adulta tiene síntomas de ansiedad severa, mientras otro 31.3% revela síntomas de ansiedad mínima o en algún grado.

PUBLICIDAD

También informó que el 14.8% de la población adulta perdió su trabajo o negocio en los últimos doce meses (entre julio de 2020 y julio de 2021) sin poder recuperarlo. En este sentido, la expectativa de no poder sufragar los gastos del mes afecta a 43.4% de la población adulta, en tanto que 11.3% manifestó incertidumbre al respecto. 

Estas estadísticas son realmente preocupantes y llevan a la reflexión de la importancia que tiene darle atención al tema de salud mental y, por consiguiente, a la elaboración de procesos de paz tanto a nivel individual como hacia lo familiar, organizacional y hacia la sociedad en general. 

Carl Rogers avizoró en 1996 que en el futuro podría haber hombres y mujeres conscientes de que lo único constante en la vida es el proceso de cambio, y que ante toda adversidad que se les presente, se saben parte de la solución. Y es justo eso lo que nos corresponde ante la actual narrativa de violencia, miedo, terror, enfermedad, pobreza y odio que se vive en la localidad, el compromiso de asumir que podemos ser parte de la solución en el entendido de sabernos hombres y mujeres resilientes, haciéndonos consientes de la vastísima capacidad que como hombres y mujeres tenemos de crear nuevas realidades.

Antonio Damasio, uno de los padres de la neurociencia, explica que en la base de cada pensamiento racional y, por lo tanto, de cada comportamiento, hay una emoción. Educar a los niños y las niñas en el tema emocional y la construcción de paz sería también fundamental.

La historia que hemos padecido los juarenses de violencia, pobreza e inseguridad que nos han alejado de la salud y la paz, nos invita a pensarnos y vivirnos de manera distinta, nos invita a crecer. 

Recordemos que la OMS explica la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente como la ausencia de afecciones o enfermedades. Si se trabaja y se mejora la salud física, emocional y mental se podría mejorar la salud social y caminar hacia los procesos de paz que la ciudad merece. Evidentemente falta mucho para esto.

Es urgente darle a la salud mental la importancia que merece. Entender que el camino del autoconocimiento debería ser mandatorio y aprender a detectar y sobre todo atender las emociones y esto, sin duda, favorecería la construcción de paz tan necesaria y urgente en esta tan lastimada ciudad.

-----------------------------------

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search