Opinión

Cultura de la paz para el buen vivir

Saber expresar lo negativo para transformar positivamente las relaciones

Araceli llegó media hora antes a su trabajo y aprovechó el tiempo para tranquilizarse; ese día recibiría la retroalimentación sobre su desempeño

Margarita Patricia Velázquez Osuna

lunes, 19 julio 2021 | 06:00

Araceli llegó media hora antes a su trabajo y aprovechó el tiempo para tranquilizarse; ese día recibiría la retroalimentación sobre su desempeño, o feedback, de parte de su superior. Estaba preocupada, porque a pesar de sus esfuerzos por cumplir el porcentaje mínimo de ventas esperado, no lo había logrado. Varios de sus compañeros habían sido despedidos durante la pandemia por no haber cumplido las expectativas de venta. El clima organizacional era cada vez más tenso por miedo al despido y cualquier comentario fuera de lugar era motivo de conflicto. Estaba desesperada; temía perder su empleo.

Tras pasar el filtro Covid, entró a su pequeño cubículo para acomodarse y revisar su correo con la esperanza de que una nueva orden de compra entrara antes de su evaluación, cuando de nuevo sintió un nudo en el estómago al escuchar el arribo de su superior. 

¿Cuántas veces has estado en la situación de Araceli? ¿Cuántas veces has sido la persona que tiene que dar un feedback negativo? 

Sí, dar retroalimentación negativa es difícil y arriesgado, porque puede traer efectos no deseados como perder o desmotivar a alguien capacitado y valioso, deteriorar el clima organizacional y el compromiso de los demás, o bien, puede mejorar las relaciones y los procesos.

Saber cómo brindarla es una habilidad para promover el desarrollo humano, no sólo en el entorno laboral, sino también en el familiar y social.  

La técnica más común para dar feedback negativo es la del sándwich, que consiste en dar un comentario negativo entre dos comentarios positivos, pero se ha probado que no es totalmente efectiva, han encontrado que considerar lo siguiente ayuda a promover comportamientos positivos:

1. Tener claro qué comportamiento en específico se desea que la persona mejore e indicarle cómo puede hacerlo.

2. Cuando se le exprese, no juzgar sus características personales. Si cuando se le expresa la persona se pone a la defensiva, evitar discutir, negar, insistir o hacer comparaciones con otras personas. Ante eso, se sugiere expresar: 

 • “Sé que no estás de acuerdo conmigo, sólo te pido que me escuches”, o 

 • “En lugar de discutir el asunto, trabajemos en lo que puedes mejorar y cómo lograrlo” o 

• “Así es como lo veo yo, y necesitas saberlo”

3. Reorientar el feedback negativo hacia el resultado o comportamiento que se desea observar, dando un especial énfasis en las cosas que más importan.

4. Hacerlo oportunamente, en privado, cuando los ánimos estén en calma y se esté preparado para hacerlo.

5. Verificar la comprensión de lo expresado, pidiendo a la persona que repita el mensaje, escucharlo y mencionar lo que le hizo falta.

6. Asegurarse que sea algo que la persona pueda lograr. Se le pueden dar ideas y sugerencias para que se acerque a otros compañeros que la puedan apoyar.

7. Adaptar el feedback a quien lo recibe, muchos necesitan más opciones sobre cómo mejorar y se automotivan; otros necesitan más empatía.

Aprender a dar feedback negativo trae mejoras en todas las áreas de nuestra vida.

------------------------------

Cultura por la Paz es un proyecto de El Diario de Juárez en alianza con el Tecnológico Nacional de México, campus Juárez; el Comité de Pacificación  y Bienestar Social (Copabis), y el Centro Familiar para  la Integración y Crecimiento A. C. (CFIC).

close
search