Opinión
OPINIÓN

Revuelta por anuncios de Fernando y Graciela

Como tomado de una fotografía lo publicado ayer en este espacio sobre la suma del exgobernador priista, Fernando Baeza Meléndez, a la causa por la gubernatura de la panista, Maru Campos Galván. Salió tal cual

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 26 mayo 2021 | 06:00

-Revuelta por anuncios de Fernando y Graciela

-‘Igor’, el primero al patíbulo

-Otro de García Luna refugiado con Corral

-La fuerza atrás del doctor Díaz

Como tomado de una fotografía lo publicado ayer en este espacio sobre la suma del exgobernador priista, Fernando Baeza Meléndez, a la causa por la gubernatura de la panista, Maru Campos Galván. Salió tal cual.

El también exsenador deliciense se mostró abiertamente contra la Cuarta Transformación a quien consideró “un adversario común”. Enlistó la serie de características conocidas de quienes cuestionan al presidente de la República, a su partido y a su corriente de la 4T.

Hizo énfasis Baeza en que no dejará al tricolor. “Lo refrendo, y priista y priista moriré”, dijo, aunque dejó fuera del pronunciamiento otra razón esencial que lo llevó a tomar semejante determinación, la gran debilidad de la campaña por la gubernatura justo del partido en el que morirá, el Revolucionario Institucional.

Hablamos ayer también aquí sobre la inminente declinación de Graciela Ortiz justo a la bandera tricolor por la gubernatura. No creímos que fuera a darse “tan rápido”; es decir, ayer mismo.

Hubo algo de confusión al respecto. Quizá todavía no quede muy claro el alcance de la tal declinación, literalmente dicha. No hay duda, sin embargo, que de facto dejó la contienda por la gubernatura e inició una campaña no en favor de ella, sino en contra de Morena. Solo un juego de palabras, pues.

El enredo se presentó en “sesión secreta” desarrollada en las instalaciones del PRI estatal convocada por el presidente de dicho partido, Alejandro Domínguez. Ahí estuvieron casi todos los candidatos a las alcaldías, diputaciones etc.

Graciela explicó ahí claramente su postura. Casi lo mismo que dijo Fernando Baeza; lo mismo que ha dicho el presidente nacional priista, Alejandro “Alito” Moreno. Un TUCOM.

Pero terminó Graciela su exposición e inmediatamente se retiró. El resto de los candidatos se prendió con furia al pescuezo de Domínguez, lo acusaron de ocultarles todo el plan y de no explicar el destino de varios millones de pesos en prerrogativas y “cuotas” cobradas a los abanderados.

Si antes se rascaban con sus uñas, ahora deberán usar extensiones para seguirlo haciendo y continuar en la competencia por los días que restan de campaña.

Institucionalmente, en resumen, el PRI seguirá con algunos candidatos a las alcaldías, diputaciones, sindicaturas; pero por la gubernatura, es ya Campos Galván su candidata.

Un tip para Juan Carlos Loera, en medio de la batahola, un priista del centro del estado, de muchos años de militancia, aseguró desesperado ante el auditorio que la decisión de separar al PRI no ayudará al PAN, sino a Morena.

Alguien debió grabar el zipizape; ahí debe aparecer eso.

Una pregunta final que muerde: ¿y a Fernando Baeza le seguirá Patricio Martínez?... ¿Y Reyes Baeza, también exgobernadores del PRI?

***

Por lo pronto la hebra fue rota por lo más delgado. Los magistrados del Tribunal Estatal Electoral (TEE) iniciaron un procedimiento de castigo que políticamente impacta directo a la cabeza del Poder Ejecutivo estatal, Javier Corral Jurado, pero van como chivo expiatorio, o sicario si la expresión es permitida, por Manuel “Igor” del Castillo, el coordinador de Comunicación Social que acata las órdenes tal y cual las recibe. Si le ordenan sentarse, se sienta; si le ordenan morder, también lo hace.

Desde el tristemente célebre portal refaccionado con dinero de todos los chihuahuenses, cambio.gob.mx, fue atacada Maru Campos de manera sistemática y muy bruta tanto por Corral como por varios de sus funcionarios con “Igorcito” al frente de la “sicareada”.

Adjetivaron ahí de múltiples formas a la candidata panista por la gubernatura. El equipo de ella interpuso la denuncia correspondiente contra Corral; contra su también cómplice de habladurías y fechorías, Luis Fernando Mesta, secretario general de Gobierno; pero la resolución de los magistrados contempla la apertura de “proceso sancionatorio” solo contra “Igor” del Castillo quien violó principios de inocencia, equidad y valores democráticos.

Es apenas el arranque del proceso sancionador. Lógicamente no habrá resolución antes de la jornada electoral del 6 de junio, pero es notable el hambre que le traen los magistrados electorales tanto a Corral como a sus porros. Ya veremos pronto a Del Castillo acompañando a Pinedo en algún escondite paseño.

***

Refugiado en una oficina de mediano nivel en Chihuahua, en la Dirección de Movilidad y Cultura Vial, es como se encuentra José Roberto Aragón García. Es uno más de los hombres de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad de Felipe Calderón, ahora preso en Estados Unidos por narcotráfico.

En el obeso organigrama (puede verse en la versión digital de La Columna) de la Secretaría de Seguridad Pública que dirige Emilio García Ruiz se encuentra casi escondido su nombre en ese puesto.

Junto con García Ruiz, Aragón García es de los mencionados como hombres fuertes de Armando Espinoza de Benito, extitular de la División de Inteligencia de la desaparecida Policía Federal fortalecida en los tiempos de Genaro.

No es novedad; si el secretario llegó a la entidad traído por Javier Corral, la estructura de la Secretaría de Seguridad habría de llenarse con su gente.

Fue así que el monstruo burocrático que es la SSPE se llenó de perfiles traídos de la PGR, la AFI, CISEN y demás. Los resultados son los peores.

En el caso de Aragón, lo que cuestionan mandos de seguridad en el estado es tanto el sueldazo de director general que se lleva quincenalmente, como el diseño del cargo que es, en los hechos, una aviaduría de las mejor pagadas en el estado.

Además de que la estructura de Movilidad y Cultura Vial duplica funciones con la Policía Vial, encomendada al general Ricardo Fernández Acosta, excomandante de la V Zona Militar, la dependencia se volvió refugio de otro más señalado como parte de la mafia de García Luna.

El diseño y operatividad de la Secretaría de Seguridad, que no ha dado pie con bola en sus labores básicas de prevención, inteligencia y reacción, está hecho para cumplir caprichos de su titular y pagar compromisos que ni siquiera tienen que ver con Chihuahua.

Tanta burocracia de seguridad sólo abona al hundimiento del régimen estatal en este delicado renglón. Aparte de las complicidades con los grupos criminales, el exceso de funcionarios que no funcionan explica en buena medida el sonoro fracaso en la materia.

***

Eduardo “Lalo” Guerrero Durán levantó un emporio “de la nada”.

En 2012 constituyó en Juárez una empresa que llamó Escoltas Especializados y de Seguridad Privada. Del 2015 creció como la espuma en la jefatura de la Fiscalía Especializada de Ejecución de Penas.

Salió de ahí hacia el Gobierno federal también manejando temas similares. En algún momento se chispoteó alguna información que lo relacionaba con sobornos por varios millones de dólares para permitir alguna fuga de “El Chapo” Guzmán. Anduvo también por Nuevo León, donde cobró un par de docenas de millones por “modernizar” los penales de aquella entidad, contratado por “El Bronco”.

Ahora sabemos que fue uno de los hombres fuertes del excandidato de Fuerza por México a la gubernatura, Alejandro Díaz, quien se movía en alguno de sus aviones que ya quisieran los hombres más ricos del pueblo; más aún, que envidiaría el gobernador de los mil vuelos, Javier Corral.

¿Guerrero con aviones particulares? Sí. De aquel modesto funcionario público no ha quedado nada, ahora es el mero mero de Los Arbolitos de Cajeme y muchos etcéteras más.