Opinión

Resplandor en el Estado Grande

Una luz al final del túnel se avizora, arribando como una nueva esperanza para los ciudadanos maltratados por anteriores administraciones

Víctor Guzmán
Académico

miércoles, 08 septiembre 2021 | 06:00

Hoy inicia un nuevo ciclo en el Estado Grande, la población pidió a la persona que consideró idónea para el puesto, y ya llegó. Una luz al final del túnel se avizora, arribando como una nueva esperanza para los ciudadanos maltratados por anteriores administraciones.

Se espera mucho y bueno, la confianza está manifestada hacia su ser, por la gran mayoría de gente que le dio el voto de confianza por el bien de Chihuahua. 

Llegó el momento de cristalizar las promesas de campaña que contemplan un desarrollo estratégico en cada uno de los 67 municipios que abarca este gran espacio. La vista y oídos estarán minuciosamente atentos a los acontecimientos que surgen a partir de hoy. Es el inicio de algo histórico, una mujer, por primera vez en toda la existencia de los mandatos será la gobernadora de este bello Estado.

Los retos para la reestructura y solución de diversos problemas que aquejan a la ciudadanía, son enormes, sin embargo, la capacidad demostrada hasta este momento por la nueva gobernadora, está de sobra. Como ejemplo, la magnífica administración y progreso de la capital del Estado. Esperando y se replique, con mayores resultados, a lo largo y ancho del territorio.

El llevar a cabo la toma de protesta en Ciudad Juárez, es un bello gesto y más aún, es todo un compromiso que afianza la buena relación con los fronterizos, a los cuales les ha enfatizado que serán una prioridad en su administración. Sobre todo, con resultados verdaderos, tanto en obras viales inconclusas como en acciones de seguridad y trabajo en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil, entre muchas otras actividades de gobierno prometidas a la entidad.

Para consolidar el trabajo de restauración en Juárez, deberá ser una acción al unísono, entre Estado y alcaldía, con acuerdos de verdadera colaboración y la existencia de un compromiso fundado en la primicia de la mejora social permanente para los juarenses. Los colores e ideologías deben hacerse a un lado, no deben pesar, ya que el legado ante la población tiene mayor peso que los designios de un partido político.

A pesar de los desafíos que emanan del Estado, de tener el deshonroso lugar de ciudades con mayores registros de violencia en todos los órdenes, altos índices de consumo de drogas, robos de auto y casa habitación entre varios delitos más. Se tiene la confianza de mejora. Considerar que la regeneración del tejido social puede ser posible partiendo de buenas estrategias, emanadas de la población misma, con el apoyo de las entidades institucionales, dándole forma a sus propuestas para una mayor eficacia.

La sociedad civil organizada, también juega un papel muy importante en la solución de necesidades que aquejan a la población, que, como es sabido, el gobierno no logra cubrir por diversos motivos. Es importante verlos como aliados que conocen y viven de cerca las dificultades que abruman a los habitantes.

Urge salir a los parques sin miedo a los asaltos, dejar los autos en los centros comerciales sin temor a ser hurgados, caminar de noche sin el temor latente de ser asesinados, transitar por avenidas sin hoyancos y con alumbrado uniforme. Entre diversas soluciones que se esperan.

La confianza en la nueva gobernadora es total, esperamos los buenos resultados en poco tiempo y confirmar que fue la mejor elección del chihuahuense en las pasadas elecciones.

close
search