Opinión

Relevos generacionales, ‘más de lo mismo’

¿Qué tan difícil es transformar las palabras en hechos?, o ¿en dónde está el punto en el que el joven político olvida su arenga para convertirse en más de lo mismo que daña y carcome profundamente los cimientos de una sociedad fuertemente lastimada?

Itzel Castillo
Analista

jueves, 23 septiembre 2021 | 06:00

Existen temas básicos y de interés generacional, ahora sí que cada quien platica de lo que le toca, le compete y le preocupa.

Hablar de jóvenes en la política pudiera llegar al ser el speach inicial para cualquier joven que quiere inmiscuirse o incursionar en política, aquel discurso idealista, con fuerza, ánimos de cambio y ganas de ver un panorama diferente de nuestras calles o nuestro país; discurso que curiosamente al pasar de los años no muta, a pesar de nuevas modas y nuevos conceptos de vida, sigue teniendo la misma variable, que es “el hartazgo”.

El día de hoy la pregunta sería ¿qué tan difícil es transformar las palabras en hechos?, o ¿en dónde está el punto en el que el joven político olvida su arenga para convertirse en más de lo mismo que daña y carcome profundamente los cimientos de una sociedad fuertemente lastimada?

¿Qué tanta responsabilidad tiene los viejos de enseñar a ser a las nuevas generaciones eso que ellas mismas juraron destruir? o ¿qué tanta responsabilidad tiene los jóvenes de sobreponer el ideal ante cualquier interés inmundo y personal?

Concuerdo con Manuel Gómez Morín cuando decía que “Las ideas y los valores del alma son nuestras únicas armas, ni tenemos otras ni las hay mejores”, el problema radica cuando el joven utiliza este tipo de frases únicamente para el discurso y deja de entender y practicar el significado de esta gloriosa oración. 

Algo estamos haciendo mal para que los discursos políticos nunca pasen de eso, solos y fríos discursos… Entiendo que el participar en política es un trabajo difícil, pues constantemente tienes que discernir o distinguir entre lo bueno y lo malo y decidir qué es lo que quieres para ti y sobre todo qué es lo que quieres para México, pero entonces ¿qué tan mal están haciendo los partidos políticos su trabajo? Porque esa es la lucha que se menciona día con día en sus talleres de liderazgo y estrategias de formación de cuadro políticos. 

Me remito a las pruebas y repito, lamentablemente parece ser que los relevos generacionales son “más de lo mismo”, 

Es ahora y siempre momento de concientizar, porque al parecer es una labor que no se ha hecho bien, debemos penetrar el ideal hasta las entrañas, forjar jóvenes realmente dispuestos a darlo todo por un cambio, pero esto no solo es tarea del gobierno, o de las escuelas, es también tarea de la familia. 

Usted madre o padre de familia pregúntese ¿qué estamos haciendo mal para que los discursos políticos nunca pasen de eso? Discursos… ¿Qué le enseña a su hijo, aquel futuro doctor, bombero, maestro, policía, tránsito, juez, secretario de gobierno o presidente de México? Como ciudadanos y desde cualquiera que sea nuestra trinchera dentro de la sociedad tomemos nuestra parte y nuestra culpa, la situación que nuestro país si es responsabilidad y tarea de todos. 

Notas de Interés

Te puede interesar

close
search