Opinión

Reconciliación; para superar entre todos los retos comunes

En esta semana que está por terminar participamos en la primera sesión de 'Diálogos por Chihuahua'

Cruz Pérez Cuéllar
Político

domingo, 24 mayo 2020 | 06:00

En esta semana que está por terminar participamos en la primera sesión de “Diálogos por Chihuahua”, organizado por la Coparmex local, en donde hicimos un llamado a todos los actores políticos a privilegiar el diálogo por encima de las diferencias y a trabajar duro por Chihuahua y por los chihuahuenses.

Debido a la contingencia el formato necesariamente tuvo que ser por streaming, a través de la plataforma de Zoom, y  en un esquema de preguntas y respuestas fuimos respondiendo a las inquietudes de los panelistas. Un tema obligado era la relación que está teniendo el Gobierno de la República con el sector empresarial, que si bien hay esfuerzos por llegar a una serie de acuerdos que beneficien a la iniciativa privada, comenzando por las pequeñas y medianas empresas, también dijimos que se han organizado campañas de desprestigio en contra del presidente López Obrador en temas que básicamente han adoptado algunos representantes del sector empresarial, pusimos como ejemplo la iniciativa para reformar el Inegi presentada por la dirigencia nacional de Morena, que en ningún lado decía ni tampoco insinuaba que el SAT o alguna otra autoridad se metería a las casas o revisaría las cuentas personales para verificar o cuantificar la riqueza de cada ciudadano. Era totalmente falso, pero se generó una campaña articulada para generar esa idea en la ciudadanía; y así se pueden mencionar muchas otras.

Pero coincidimos en que le debe apostar al crecimiento, a incentivar a las Pymes, sobretodo en este tiempo que se han visto realmente afectadas por las restricciones de la contingencia sanitaria, derivada de la pandemia. También hemos apoyado iniciativas sensatas de la IP como la del salario solidario, que es una composición de aportaciones del gobierno, los empresarios y del propio trabajador, en donde el más beneficiado es este último y su propia familia. 

Hablamos de privilegiar el diálogo, porque tenemos tantos retos, tantas broncas enfrente como para andar buscando pelea, estar señalando a diestra y siniestra los defectos de los de enfrente, o tratando de hallarle tres pies al gato, me parece que esa actitud no encuadra por ejemplo, en una autoridad que debería estar velando por los intereses de los chihuahuenses y no por los propios, cuya acción principal está motivada por el prurito interno de la notoriedad en el ámbito federal, que no le permite avanzar en los acuerdos y mucho menos construir otros nuevos.

Por supuesto, me referí con estos datos al gobernador Javier Corral, quien primero se peleó con el expresidente Enrique Peña, le organizó caravana, le señaló cuantos programas pudo y el resultado fue nulos acuerdos para los chihuahuenses, no se desarrolló obra ni programa federal extraordinario para nuestra entidad. Ahora, con la misma actitud beligerante, pero con la intención de atraer reflectores de los medios nacionales, también se dedica a censurar los programas federales, amenaza con sacar a Chihuahua del pacto fiscal, firma como no adherente del Insabi rechazando la oportunidad de mejorar lo servicios públicos de salud del estado. 

El resultado no es el mismo que con Peña Nieto porque este gobierno no supedita su responsabilidad social a caprichos políticos, sino que mantiene su compromiso con la gente, con los de abajo,  como se prometió, pero también es cierto que se esfuma la posibilidad de hacer más obra y ampliar los programas por culpa de un gobernador que no concilia, que prefiere la camorra y el garrote. 

Por eso lancé la pregunta: ¿De qué le ha servido a los chihuahuenses un gobernador que primero se pelea con el expresidente Peña Nieto y ahora con el presidente López Obrador… que se opone a todo, que censura todo lo que hace el presidente? Más bien lo hace para ganar notoriedad a nivel federal, pero eso no nos sirve a los chihuahuenses.

Estoy seguro de que si el mandatario estatal se predispone al acuerdo, al entendimiento, asegurará muchos beneficios para los habitantes de nuestro estado, pero una postura siempre crítica, poco reflexiva, nos ahuyenta la posibilidad de recibir más apoyos, de la mejora de programas, de más obra, etcétera, tal como ha sucedido en los tres años y medio que lleva en el gobierno.

Además de la relación del Gobierno estatal con el federal también conversamos sobre la inseguridad, la economía, los efectos negativos de Covid-19 y aquellas reflexiones positivas o acciones que nos impulsó hacer esta pandemia, no por sí misma por supuesto, sino como una consecuencia y adaptación de los mexicanos y en particular de los chihuahuenses, a las circunstancias.

Coincidimos en que se le debe apostar al crecimiento de las empresas, que falta más apoyo al sector productivo en Chihuahua, se debe incentivar a las Pymes, sobretodo en este tiempo que se han visto realmente afectadas por las restricciones de la contingencia sanitaria. Ahí recordamos que hemos apoyado iniciativas sensatas de la IP como la del salario solidario, que es una composición de aportaciones del gobierno, los empresarios y del propio trabajador, en donde el más beneficiado sería este último y su propia familia, entre otras. 

Quiero agradecerle a Jorge Cruz y a su comitiva, y en general a los empresarios por haberme invitado a participar en dicho ejercicio, en el que también fueron invitados otros actores de la política local, para platicar sobre temas de interés para los chihuahuenses.

Aprovecho también el espacio para mencionar que tuve comunicación sobre este evento con el presidente estatal de Morena, Martín Chaparro, a quien informé que atendía dicha invitación de la Coparmex Chihuahua en mi calidad de senador de la República, para compartir con las y los chihuahuenses nuestro punto de vista sobre varios temas que previamente me habían compartido los organizadores y que se centraban básicamente sobre nuestra actividad legislativa y también en otros de importancia para nuestros representados y que ya en este espacio se han mencionado los principales. Nuestro respeto siempre a la labor de nuestro dirigente.

Considero que estos ejercicios amplían el panorama de los ciudadanos con los diferentes puntos de vista de los actores políticos, sobre temas que a la gente le interesa, por ello es fundamental atender las convocatorias y dejar bien clara nuestra postura, decir lo que estamos haciendo y lo que nos falta por hacer.