Opinión
OPINIÓN

Razones del casi cero en calificación

A los discursos les dura el brillo solo mientras topan con la realidad. Únicamente es perecedera aquella buena retórica acompañada con hechos de excelentes a portentosos

LA COLUMNA
de El Diario

jueves, 11 febrero 2021 | 06:00

-Razones del casi cero en calificación

-Aprietan PAN y Morena por Juárez

-Desprecio total a las formas en Acción Nacional

-Las miradas en el informe de Peniche

A los discursos les dura el brillo solo mientras topan con la realidad. Únicamente es perecedera aquella buena retórica acompañada con hechos de excelentes a portentosos.

La realidad trae golpeando la humanidad completa de Javier Corral por todo el duro suelo del territorio chihuahuense. Sus últimas calificaciones lo colocan entre los peores y también como el peor de los gobernadores del país.

Publicamos ayer los datos correspondientes en El Diario, retomados de una encuestadora que cada mes evalúa desde hace años a los 32 gobernadores de la República, Arias Consultores. Es coincidente con los resultados de otras empresas dedicadas a ese tipo de mediciones.

El gobernador chihuahuense ya no alcanza ni el uno en escala del uno al 10. Sus palabras, sus afirmaciones, distan por completo de la realidad. Nada qué ver su discurso largo, anestésico, del lunes en Juárez que presentó como cuarto informe de “compromisos cumplidos” con la inseguridad en las calles, con la estratosférica deuda pública, con la falta de insumos en hospitales, con su temperamento iracundo que ha provocado enormes daños a Chihuahua.

Lleva cuatro años y medio peleando contra todo mundo, incluidos militantes de su partido, al que ha empezado a traicionar abiertamente con Movimiento Ciudadano y otras fuerzas políticas locales y nacionales.

Todo ese tiempo ha transcurrido justificándose para la falta de resultados. En aventar culpas sí ha ganado el 10… Que hable e insista entonces en su informe o en sus “redes sociodigitales del Gobierno del Estado” sobre éxitos que para la población no son tangibles forma parte de lo absurdo.

La reprobación generalizada tiene sus grandes motivos y esos no son ocultables con palabras, con discursos... con los mismos discursos pronunciados por toda la campaña electoral y a lo largo de cuatro años y medio de gobierno.

***

Ni un cabo suelto quiere dejar en Juárez la candidata a gobernadora del PAN, Maru Campos Galván. No hay semana que no le dedique dos y hasta tres días a esta frontera. No por nada, aquí aparece registrado el 40 por ciento de los votos del estado.

Este fin de semana lo combinará la también alcaldesa de Chihuahua con licencia entre actos discretos de proselitismo y sincronización de su equipo operativo con los representantes de los distintos grupos panistas, y particularmente, con el plus que le hacía falta hace años al PAN juarense, el aportado por el candidato a la Presidencia Municipal, Javier González Mocken.

Aunque la gruesa lista de candidatos a regidores y diputados serán amablemente conminados a que hagan un trabajo proselitista intenso y le inviertan más que colgarse de las campañas generales, Campos Galván está consciente que la fuerza principal, del tamaño que sea, es la de Mocken. Así que la concentración de esfuerzos este fin de semana, y los que vienen, es enfocado en estructurar con todo la campaña municipal.

***

En Morena seguirán los pies de plomo con la designación de candidato a la Presidencia Municipal aquí.

Fueron de mucho estrés las últimas semanas con la designación de Juan Carlos Loera como candidato a la gubernatura y la inclusión sorpresiva del independiente Armando Cabada en el equipo guinda.

Luego la emoción fue mantenida arriba con la llegada de Gabriel “Gabo” Flores a la pista por la candidatura a la alcaldía, pero el corazón del respetable casi sufrió infarto al sumarse en el mismo propósito el senador, Cruz Pérez Cuéllar.

La decisión correspondiente deberá llegar antes del 9 de marzo; es decir, hay tiempo para algo de relax y hasta de indispensable reflexión interior entre los actores participantes.

Gabo y Pérez Cuéllar no bajan bandera mientras son observados de cerca por otros contrincantes como Benjamín Carrera y Lety Ortega que también sueñan con la candidatura a la alcaldía.

Morena anda arriba en las encuestas en Juárez junto con su candidato a gobernador, de ahí el frenón de la dirigencia nacional para repensar con mayor tranquilidad quién le conviene como candidato a la alcaldía.

Gabo y Cruz seguirán con actividades intensas este fin de semana.

***

Un oficio del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN remitido a la dirigencia estatal exhibió el total desprecio a las formas dentro del partido y la tremenda simulación en la que han caído algunos de sus dirigentes con el pretexto de lograr la unidad para las elecciones en marcha.

Se trata del acuerdo que avala el reparto de las candidaturas a diputaciones locales y ayuntamientos de Chihuahua, para todos más que conocidos, pero lo inquietante es que la destinataria es Rocío Reza Gallegos, todavía considerada presidente estatal pese a que se supone está de licencia.

La fecha consignada es el pasado día 8 de febrero, tal como puede verse en la imagen del oficio en la versión digital de La Columna.

La molestia entre los panistas es por esa simulación tan evidente, pues prácticamente ya es candidata plurinominal Reza Gallegos y debe ser suplida por el secretario general en funciones de dirigente, José Luis “El Cholo” Cisneros, lo que en los hechos parece no haber ocurrido.

La futura pluri llegó a la dirigencia del partido con la oferta de no buscar más cargos públicos, sino centrar sus labores en el PAN, que demanda el tiempo completo y además lo paga muy bien, casi al nivel de secretario del gabinete estatal.

Pero llegó e hizo todo lo contrario durante su gestión. Lo primero que peleó fue para ella, ganándose el privilegiado lugar en la lista de la circunscripción, pese a que operó abiertamente a favor de intereses grupales que terminaron siendo derrotados por la avalancha encabezada por Maru Campos.

Ahora bien, si logró esa posición de privilegio dentro de las negociaciones internas puede entenderse en aras de la unidad, pero no que siga al frente del partido cuando ya debería estar separada y dar lugar al nuevo proyecto azul, que no acaba de cuajar.

***

Hoy al mediodía el fiscal general del Estado, César Augusto Peniche, rendirá un informe de actividades de la dependencia, de la que ha estado al frente por más de cuatro años. El acto público es sui géneris.

El patio central del Palacio de Gobierno en la capital fue el escenario que eligió el funcionario estatal, quien anunció de forma oficial que será un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas, como ninguno en Chihuahua.

La disposición de Peniche a informar es incuestionable. Pese a la tormenta de violencia que ha sido el casi acabado quinquenio de Javier Corral, el fiscal rara vez se ha negado a dar la cara, explicar qué, cómo, cuándo y por qué de los hechos... aunque en eficiencia las instancias de seguridad queden a deber un día sí y otro también.

Eso de Peniche ni por error lo hubieran hecho sus antecesores de la era moderna ni las negras leyendas de hace 20, 30 años.

No es extraño, pues, que Peniche quiera dar la cara de nuevo en medio de otro de tantos picos de violencia que se registran en la entidad, pico por el cual enero cerró con casi 200 ejecuciones y febrero sumó más de 60 casos en apenas 10 días.

Lo que es extraño es que lo haga ahora, cuando en Acción Nacional de plano le cerraron las puertas de la candidatura por la Presidencia Municipal de Juárez.

Así, lo del informe podría ser la despedida para irse a buscar nuevos horizontes en otros partidos políticos, ya no para una alcaldía políticamente lejana como la fronteriza, pero sí tal vez para una candidatura que le garantice el fuero por tres años.

Eso podría explicar la determinación de rendir un informe público que por ahora no tiene muchas explicaciones. ¿Aceptará acaso que durante cuatro y medio de gobierno la cifra de asesinatos es casi de 10 mil 600, igual que en los seis años de César Duarte?