Opinión

OPINIÓN

Quiere azul celeste pero que no le cueste

Si por las vísperas se conocen los días, debe ser mucho el dinero sustraído de las arcas estatales durante los cinco años de Javier Corral al frente del Poder Ejecutivo

LA COLUMNA
de El Diario

viernes, 16 julio 2021 | 06:00

-Quiere azul celeste pero que no le cueste

-Los jefes de la policía con Pérez Cuéllar

-Maru con secretarios de Estado

-El anzuelo es por 69 mil mensuales

Si por las vísperas se conocen los días, debe ser mucho el dinero sustraído de las arcas estatales durante los cinco años de Javier Corral al frente del Poder Ejecutivo.

No debe ser gratuito el aumento de la deuda pública estatal a cerca de 60 mil millones de pesos ni de a grapa tampoco sus reestructuras, hay pagadas comisiones multimillonarias por arriba y por abajo del agua.

Asesinatos como nunca en la historia del estado, hospitales cayéndose; obras retrasadas, inconclusas, caras... Deudas por más de 10 mil millones de pesos a proveedores, etc., etc.

Todo ello no puede tener otros orígenes que en la ineptitud y en la corrupción.

Aun con eso, pero también por eso, Corral no duerme de solo pensar que el 9 de septiembre amanecerá sin escoltas (sirvientes), vehículos blindados y todo lo necesario para su seguridad.

Ayer una comisión de diputados del Congreso del Estado desempolvó una iniciativa que el gobernador envió hace meses a dicho órgano legislativo pidiendo le sean otorgados esos privilegios de seguridad tras concluir su administración.

Los diputados avanzaron hacia dictamen, el cual será llevado en fecha aún no definida al pleno de los legisladores para que lo aprueben... o lo rechacen; o lo modifiquen. Constituyeron una “mesa técnica” para revisar la propuesta.

Darle luz verde implicaría el gasto de varios millones del presupuesto público solo para cuidar al “güebornador” tras adquirir la categoría de exgobernador.

Por una parte no es observado merecimiento alguno para que Corral obtenga un beneficio de esa naturaleza. Su conducta ha sido de mucha flojera y de pelea contra todos los chihuahuenses. Es considerado por esas y otras razones el peor gobernador de los 32 que tiene el país.

Y si Corral Jurado tiene miedo por los miles de enemigos que se echó encima, naturalmente dentro del crimen organizado; en el ámbito empresarial, político y social, no debe ser el erario público quien cargue con el gasto de su seguridad.

En ninguna parte del mundo son premiadas la pereza y la corrupción de los gobernantes. Si quiere azul celeste que le cueste. Que pague de su bolsa escoltas y vehículos blindados.

***

Serán secretarios de Seguridad Pública Municipal, Raúl Ávila, César Peniche, Óscar Aparicio, Israel Galván Jaime, Ricardo Realivázquez y un “militar de alto rango”.

Todos esos nombres han sido deslizados bajo la mesa de la murmuración hacia el equipo del presidente municipal electo, Cruz Pérez Cuéllar, quien ha dicho con ironía que deberá crear varias secretarías de seguridad para dar cabida a todos los mencionados.

La Municipal es un premio mayor para individuos o grupos con intereses políticos, empresariales, ideológicos, y esencialmente delictivos. Es la principal fuerza armada de la ciudad.

En honor a la verdad “Teto” Murguía rescató esa corporación del total desastre en que la dejó José Reyes Ferriz. Hizo dúo con Julián Leyzaola para regresar la dignidad a los polis con buenos salarios, buenos uniformes, vehículos nuevos; y sobre todo, armas más potentes que las usadas por los entonces libres grupos delictivos.

Armando Cabada ha batallado para mantener ese control, pero lo ha conseguido. Los prietitos en el arroz han sido solo eso. Es todavía en términos generales una corporación sana.

Por eso todo mundo pretende su control. Cruz Pérez Cuéllar tiene de ahí más información que de cualquier otra dirección municipal precisamente por su grado sensible al extremo. Cualquier tuerca que se afloje aunque sea medio milímetro sería desastroso para los habitantes de esta frontera.

La decisión correspondiente sobre el nuevo titular en la Secretaría de Seguridad Pública pinta para ser tomada a mediados de agosto aunque dirá mucho al respecto el equipo de recepción que entrará en funciones desde el primer día de dicho mes.

Antes no servirá de nada el bombardeo de nombres.

***        

Por cierto, esta semana la ha pasado Cruz Pérez Cuéllar entre Parral, Delicias, Rosales y la ciudad de Chihuahua.

Sostuvo reuniones con quienes formaron parte de su equipo en la búsqueda por la candidatura de Morena a la gubernatura y lo siguieron de cerca o hasta participaron en Juárez en la campaña por la alcaldía.

El alcalde electo busca mantener vigente su presencia en todo el estado.

***

La gobernadora electa, María Eugenia Campos tendrá la próxima semana un largo periplo por distintas oficinas federales con sede en la Ciudad de México.

No hay muchos detalles, pero nos dicen que andará por la Secretaría de Hacienda, Educación, Fiscalía General de la República, Bienestar y otras más.

Mientras Javier Corral pretende imponer condiciones, jugar a los retrasos, confeccionar mentiras y flojear con su maratón de obras tiradas, Maru no frena sus actividades un solo día.

Las circunstancias de ruina literal que sufre Chihuahua no dan para descanso ni mayores demoras. Maru debe emprender la reconstrucción del estado apenas tome protesta, pero al mismo tiempo asegurar los puentes de entendimiento y de comunicación con el régimen de Andrés Manuel López Obrador y su equipo.

Al mismo tiempo que arranca casi por la fuerza la información al corralismo y se prepara a recibir del mismo los bienes de los chihuahuenses, la gobernadora tendió los lazos para abrir agenda de los funcionarios morenos federales.

Toda la semana sostendrá entrevistas con ellos. A ver qué gestos le hacen por el resultado electoral del primer domingo de junio pasado, oloroso a fresco todavía.

***

Aun con el rabo entre las patas el corralismo no quiere dejar espacio ni en el presumiblemente autónomo Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción.

Ayer concluyó el plazo de una convocatoria lanzada por dicha instancia para la designación de un secretario (a) ejecutivo (a) cuyo sueldo mensual será, promete textualmente, de 69 mil 214 pesos, más “todas las prestaciones de ley”.

El Sistema Estatal Anticorrupción engloba a varias instituciones en la materia, pero su fuerte es la Fiscalía Estatal Anticorrupción creada por el corralato esencialmente para perseguir a sus antecesores del duartismo.

Ese es el plan. Dejar herencia en una área que es vital dentro del organismo porque es realmente la operadora de todo el sistema, únicamente por abajo de quienes conforman al sistema estatal y del comité de participación, integrado este por solo cuatro personas.

La convocatoria indica que ayer concluyó la inscripción de candidatos y que de inmediato iniciará una serie de evaluación hasta el 27 de julio. En esa fecha serán dados a conocer los resultados y la integración de una terna.

Mañosamente no indica la fecha del nombramiento: “corresponderá a la Presidencia del Comité de Participación Ciudadana presentar la terna en sesión extraordinaria ante el órgano de gobierno del Sistema Estatal Anticorrupción para su deliberación y designación de la persona titular de la Secretaría Técnica”.

Sin duda los nuevos mandones en Palacio de Gobierno con Maru Campos al frente echarán ojo a esa pretensión del terrible gobernador, Javier Corral. Veremos en una semana por dónde se carga la balanza.

close
search