PUBLICIDAD

Opinión

¿Quién es el protagonista de la ciudad?

En ocasiones vale la pena repensar las prioridades que damos a las cuestiones de la vida cotidiana en la ciudad

Elvira Maycotte
Escritora

miércoles, 16 noviembre 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

En ocasiones vale la pena repensar las prioridades que damos a las cuestiones de la vida cotidiana en la ciudad: vemos pasar la vida y tomamos todo lo que pasa frente a nosotros como normal, sin cuestionarnos si pese a que lo hemos normalizado, es lo correcto.

Entre las ocurrencias que se vienen a la cabeza cuando se trata de dar una explicación sobre los problemas de movilidad que se tienen en la ciudad, principalmente en horas pico, lo cierto es que llegamos a la conclusión de que el caos ya no es propio de ciertas zonas, son que se ha extendido a toda ella. Y es que verdaderamente el tráfico y congestionamiento en las calles es un problema con el que necesariamente lidiamos los juarenses a diario, cualquiera que sea nuestra condición social aunque precisamente esta situación matiza el impacto que se tiene al aumento de diez minutos en el tiempo que necesitamos para transportarnos en un vehículo particular -con las comodidades que ello significa- a veinte minutos o media hora en las insufribles unidades de transporte que circulan por la ciudad.

PUBLICIDAD

Sin embargo, las protestas que se escuchan con voz alta y más continuamente provienen de conductores de automóvil quienes se sienten afectados en el tiempo que dedican a sus traslados adjudicando por completo esta situación a la presencia de los carriles confinados que se destinan al BRT, lo cual, de entrada, no se puede desestimar, aunque siendo honestos se debe aceptar, como lo han hecho algunos que levantan la voz, que una de las características que tiene Ciudad Juárez desde antaño es precisamente su caótica movilidad.

La prioridad que le damos el vehículo es impresionante: no miento al decir que lo valoramos más que a las personas mismas. Peleamos más el espacio que se debe destinar a un mole metálica que a un ser humano. De ese tamaño son las cosas cuando el espacio que requiere un vehículo para realizar su actividad, es decir, circular por la calle es de 3.60 metros de ancho y debe dejar al menos tres metros delante de sí, distancia que se debe sumar a los cinco metros que los vehículos miden en promedio: un estimado muy básico nos dice que cada vehículo casi 30 metros cuadrados del espacio público. 

¿Y las personas? Bueno, pues las Organización Mundial de la Salud afirma que se requieren al menos 16 metros cuadrados de área verde por habitante para garantizar su bienestar. También se dice que el rango deseable puede estar entre 9 y 15 metros cuadrados, pero no en cualquier condición, sino con un árbol por cada tres personas. En países como España el estándar es de 13 metros cuadrados.

De acuerdo con la información que brindó el IMIP en la Radiografía Socioeconómica del Municipio de Juárez 2021, cada juarense cuenta con 6.6 metros cuadrados de área verde, y cabe mencionar que en 2010 ese mismo rubro el propio Instituto, a través del Observatorio Urbano, informó que teníamos 7.85 metros cuadrados, es decir, con el paso del tiempo hemos empeorado. De los árboles, mejor ni hablar: solo es cuestión de dar un vistazo a los parques fuera de la zona norte, en donde se encuentran en mejores condiciones porque, para ser sinceros, aunque hablar del promedio pudiera reconfortarnos un poco aún ante la triste situación de contar con menos de la mitad de las recomendaciones internacionales, la distribución inequitativa que tenemos hace que un gran porcentaje de la población se encuentre en situación de vulnerabilidad ya que mientras en la zona norte se encuentra en 5.63 metros cuadrados de área verde por persona y algunos polígonos con hasta 12.72, en Anapra y en Los Kilómetros, hacia el poniente y surponiente el rango es de 0 a 1.83. 

Pero también a nivel particular los hechos hablan por sí mismos. Somos capaces de dotar esos 30 metros cuadrados a un automóvil y los sentimos muy bien ocupados mientras que los estándares nos hablan de dar 9 metros cuadrados por persona al interior de las viviendas. De hecho, como sociedad hemos admitido que se construyan viviendas de 32 metros cuadrados en para que vivan en ella cuatro personas… y no se ve a nadie desgarrándose las vestiduras por esta realidad. El mundo al revés

Los verdaderos ciudadanos de Ciudad Juárez parecen ser los automóviles… hay más de seiscientos mil sin contar los que no están registrados, y les abrimos a ellos el espacio más que a las personas. Nos olvidamos de algunos detalles que además del BRT también han incidido en que el rey no pueda circular a sus anchas: como el que hemos cerrado las calles aludiendo motivos de seguridad, y la verdad también por estatus; la facilidad que se tiene de adquirir vehículos por vías ilegales y, lo más importante, que el transporte público no logra estructurarse de acuerdo a las necesidades de la vida cotidiana de una ciudad que ya no es tan pequeña.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search