PUBLICIDAD

Opinión

Programa IMMEX

Algunos de ustedes recordarán el programa bracero que prácticamente consistió en un conjunto de medidas legales que hicieron posible que millones de mexicanos trabajarán en los Estados Unidos.

José Castañón Sandoval
Especialista en Comercio Exterior y Aduanas

jueves, 10 noviembre 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Que tal, nos volvemos a encontrar en este nuevo artículo del cual estoy emocionado en compartir, ya que es un tema que compete mucho a las fronteras, si nos han estado acompañando en el transcurso de estos escritos recordarán que en el primer episodio hablamos sobre el esquema de submaquiladora o submanufacturera, que es en realidad un excelente esquema para las empresas nacionales que quieran dar proveeduría IMMEX y Maquilas.

Aquí arrancamos de lleno primeramente con un poquito de historia de la industria, algunos de ustedes recordarán el programa bracero que prácticamente consistió en un conjunto de medidas legales que hicieron posible que millones de mexicanos trabajarán en los Estados Unidos.

PUBLICIDAD

El pausar o detener el programa bracero tenía un reto, personas desempleadas de retorno en México, lo que resultaba preocupante para nuestro gobierno, pero a la misma vez fue también el principal punto de atracción para inversionistas extranjeros en la ciudad, esto debido a que en México operaba un modelo de negocio de fomento en las fronteras y en el interior.

El programa PITEX, Programa de Importación Temporal, para la producción de artículos de Exportación, por mencionar alguno, permitía a las empresas traer insumos o materia prima para realizar algún proceso y nuevamente exportar un producto terminado, modelo de negociación atractivo para muchos debido a que la mano de obra en México resultaba competitiva así como también el programa maquila a la par, uno para nacional y otro para inversión extranjera.

El gobierno lidiaba con dos conceptos, Programa de Fomento Maquiladora y PITEX, que únicamente se diferenciaban algunos temas y beneficios. El decidir homologar estos conceptos fue lo que abrió paso a lo que ahora se le denomina IMMEX-Industria Maquiladora Manufacturera y servicios de Exportación que a finales del 2006 fue publicado como un Decreto en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

El principal y más grande beneficio de este programa, el cual es una fuerza motora de exportación de México al mundo, es importar de manera temporal (por tiempo limitado) insumos para realizarles un proceso, transferirlo para complementar el proceso o bien retornar (exportar) este producto final, y tal vez se preguntan ¿cuál es el beneficio de esto? Pues aprovechando estos beneficios puede resultar competitivo al momento de hablar de la generación de empleos, innovación de tecnología y competitividad, imagínense ser especialista en un servicio y tener un cliente que nos envíe toda la materia prima para hacer su pedido en determinado tiempo, ¿qué harían? Contratan especialistas o personal calificado para cumplir el pedido ¿verdad?, y se cobrará únicamente la mano de obra y servicios, muy similar funcionan las IMMEX, en ocasiones nuestros clientes son los mismos proveedores de insumos bajo el esquema de consignación de mercancías para realizarles algún producto. La idea también es que la proveeduría en México se convierta al grado de crecer nosotros como empresas masivas a grandes corporativos y competir en el mundo.

Sin duda este tema es digno de abordarlo a detalle y con lupa pues es un modelo de negocio  muy competitivo en México y sobre todo en las fronteras norte del país, y estados estratégicos, sin embargo, resulta también un punto de revisión y control para nuestra autoridad, por favor esperen la parte II para seguir hablando del intenso programa de gran beneficio para muchos y muy complicado para otros. Gracias por llegar hasta aquí, nos encontramos en el próximo texto.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search