Opinión

Principio de paridad de género

Se avecinan tiempos electorales y en la postulación de las candidaturas debe garantizarse el principio de la paridad de género

Olivia Aguirre Bonilla
Académica

jueves, 12 noviembre 2020 | 06:00

Se avecinan tiempos electorales y en la postulación de las candidaturas debe garantizarse el principio de la paridad de género. Esto es así por los diversos criterios emitidos por los tribunales jurisdiccionales y recientemente en junio de 2019 se reformaron nueve artículos de nuestra Carta Magna en relación con la aplicación del principio de paridad entre hombres y mujeres en todos los cargos públicos y niveles de gobierno.

A partir de ello se han ido sentando las bases para que las mujeres sean visibilizadas dentro de la vida política, pues para nadie es secreto que las mujeres hemos sido un grupo histórico y estructuralmente discriminado, basta con mencionar que hace 65 años no teníamos derecho al voto y mucho menos a participar como candidatas, pues fue hasta el 3 de julio de 1955 que por primera vez en México la mujer sufrago en una elección federal.

Sin embargo, a pesar de ello, no hemos logrado una verdadera democratización inclusiva, pues tan solo revisemos a nivel estatal cuántas mujeres han ocupado alguna gubernatura, actualmente Claudia Pavlovich en Sonora, y Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México, de los 30 gobernadores que son hombres.

Tanta es la resistencia a la inclusión de las mujeres en la política, que se han presentado casos de simulación, con el pretexto de cumplir con el principio de paridad de género, como es el caso que, en el 2018 en las elecciones realizadas en Chiapas, fueron electas al menos 30 mujeres para ocupar los cargos de regidoras y diputadas de diversos partidos, las cuales fueron obligadas a renunciar para ceder sus cargos a hombres. Lo anterior constituyó a todas luces violencia política contra las mujeres y fraude a la ley.

A pesar de ello, la lucha de las mujeres por el reconocimiento de la igualdad política, ha sido continua, pues se han logrado grandes avances a nivel jurisdiccional, ya que tanto la Suprema Corte de Justicia de la Nación como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación han ido sentando las bases al interpretar la ley y al emitir jurisprudencias en materia de paridad de género, buscando con ello reducir las enormes brechas de desigualdad, con el objeto de alcanzar una igualdad material en el acceso a cargos públicos. 

Vemos entonces inmersa una visión progresista en nuestros tribunales, pues es claro su compromiso con juzgar con perspectiva de género, visión que continúa pues en días pasados para ser exactos el 6 de noviembre del presente año, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral emitió una serie de criterios en materia de paridad de género, mismos que deberán aplicarse en la postulación de las candidaturas a las 15 gubernaturas de los procesos electorales locales 2020-2021, con la finalidad de que se cumpla el principio de igualdad en el ejercicio de todos los cargos de elección popular mandatado en la reforma constitucional de 2019.

Es decir, lo anterior exige que cada partido político nacional registre mujeres como candidatas en por lo menos siete entidades, además los partidos políticos deberán señalar con toda claridad la metodología que seguirán para asegurar que en la postulación de candidaturas se observe la paridad de género en su vertiente horizontal.

Lo anterior pretende alcanzar el fin constitucional de igualdad material y genera sin duda un mayor posicionamiento de la mujer. Dichos criterios vienen a abonar como medidas que conviven de manera armónica con otros derechos, valores y principios.

Sin embargo, también es importante resaltar, que, si bien la actuación ha sido constante y progresiva por parte de las autoridades electorales, los partidos políticos también están obligados a ir actuando y construyendo en pro de la paridad de género.

Se trata entonces de medidas que pretenden garantizar una verdadera igualdad sustantiva, para que las mujeres estén en las mismas condiciones desde el punto de partida para el ejercicio del poder público. 

La paridad de género llegó para quedarse les guste o no. 

Facebook: Dra. Olivia Aguirre Bonilla