Opinión

Prevenir la violencia desde la seguridad ciudadana

Las grandes ciudades, dentro de sus características principales, son espacios con tensiones sociales acumuladas que pueden desembocar en violencia e inseguridad

Alejandro Núñez
Catedrático

sábado, 13 noviembre 2021 | 06:00

Las grandes ciudades, dentro de sus características principales, son espacios con tensiones sociales acumuladas que pueden desembocar en violencia e inseguridad; la pobreza estructural (combinación de necesidades básicas insatisfechas e ingresos insuficientes), empleos precarios y otros factores agudizados por la pandemia de Covid-19, exigen prever escenarios de violencia política, social y delictual que se presentarán en el futuro inmediato.

Para el doctor en Ciencias Sociales Fernando Carrión, reconocido especialista en materia de seguridad urbana, “es necesario reconocer a la ciudad como un escenario de múltiples relaciones sociales, algunas de las cuáles, por su expresión conflictiva se manifiestan de manera violenta”.

La violencia es un tema complejo y multidimensional; por ello, no hay que referirse a la violencia en singular sino a las violencias y construir tipologías, de acuerdo con varios criterios, como las víctimas y los actores involucrados.

En los últimos años, tanto en Ciudad Juárez como en el resto del estado, se ha atendido el problema de inseguridad y violencia desde el enfoque tradicional, que se centra en el control del orden público y la “protección de la sociedad”.

Por el contrario, el enfoque de seguridad ciudadana implica el empoderamiento de los ciudadanos, su protagonismo y corresponsabilidad en un ejercicio democrático y democratizador de la participación de la sociedad civil.

La seguridad pública es lo que exigimos como ciudadanos a los Gobiernos como primordialidad, pues sin seguridad no se puede tener desarrollo económico, social, cultural, político y familiar. A más de dos meses de haber asumido los nuevos Gobiernos cargos en nuestra ciudad y en el estado, la exigencia de los ciudadanos sigue siendo la misma. ¡Seguridad!

La seguridad ciudadana implica cooperación entre el sector público y privado, las distintas funciones del Estado, todos los niveles de Gobierno y la sociedad civil; es decir, partir de una “estrategia integral para prevenir la violencia y la delincuencia”. El enfoque de la seguridad ciudadana obliga a un rediseño de las políticas públicas, a una revisión de la institucionalidad y a formas distintas de planificación de la prevención y control de los actos violentos. Es un planteamiento diferente al concepto de seguridad pública, que está centrado fundamentalmente en la acción del Estado.

El tema de violencia e inseguridad no se debe atender solamente desde la reacción de las corporaciones policiacas, sino también desde la prevención de ésta y la atención a conductas de riesgo que se identifiquen, para mitigar los efectos y consecuencias que se pudieran tener en corto y mediano plazo.

Es fundamental que se lleve a cabo en nuestro estado y, particularmente, en nuestra querida Ciudad Juárez una estrategia integral para la prevención de la violencia y la delincuencia desde el enfoque de seguridad ciudadana, promoviendo la participación activa de los ciudadanos y actores sociales involucrados. También es de gran importancia involucrar al sector privado, ya que en muchas ocasiones son las victimas de asaltos y robos.

La sociedad civil organizada conoce de manera directa las necesidades de las diferentes comunidades y grupos sociales que atienden, pero si se siguen ejecutando esas atenciones de manera aislada el problema de inseguridad y violencia seguirá creciendo y todos sufriremos las consecuencias.

Es necesario replantear las estrategias de seguridad y prevención del delito desde un enfoque integral y que los Gobiernos, a través de sus diversas áreas o dependencias, trabajen en un plan especial para dar respuesta de manera rápida y eficiente, pero, sobre todo, que se mantenga en el tiempo los logros que con ello se alcancen.

close
search