Opinión

Presupuesto de egresos 2022: un ejercicio ciudadano

Gracias al impulso de diversos actores, ya es común escuchar sobre la democracia participativa en nuestro Estado, la cual es el ejercicio democrático de las personas más allá del uso del voto directo cada cierto tiempo

Gabriel Madrid
Abogado

jueves, 30 diciembre 2021 | 06:00

“No me digas lo que valoras. Muéstrame tu presupuesto y te diré lo que valoras”

Gracias al impulso de diversos actores, ya es común escuchar sobre la democracia participativa en nuestro Estado, la cual es el ejercicio democrático de las personas más allá del uso del voto directo cada cierto tiempo. Su propósito es que los ciudadanos se involucren activamente en la vida política de su ciudad para lograr que su voz sea tomada en cuenta en todas las decisiones de la administración pública, como la formación de los presupuestos y la ejecución de políticas públicas que impacten verdaderamente a la sociedad. 

La participación ciudadana juega un rol importantísimo en el control de la gestión del Estado, porque abona a la lucha contra la corrupción y a que no se tomen decisiones unilaterales en temas tan importantes como la administración del erario público, contemplada además en el artículo 4to de la Constitución Política del Estado de Chihuahua que versa así:

“En el Estado se reconoce el derecho humano a la participación     ciudadana, entendida como la capacidad de las personas para intervenir en las decisiones de la administración pública,     deliberar, discutir y cooperar con las autoridades, así como para incidir en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas y actos de gobierno, a través de los instrumentos que prevé la legislación aplicable”. 

La participación de los ciudadanos es de gran importancia para el desarrollo de una mejor calidad de vida, con ello, se abona a un sistema democrático que incentiva la eficiencia y honestad en el uso del erario público, habilitar espacios y procesos; tiene como consecuencia que se aumente la confianza y credibilidad en el gobierno.

El desatender a este ejercicio democrático, genera pérdida en la representatividad y legitimidad, ya que ella es un mecanismo social que funciona para el desarrollo local y en todo momento contribuye a una democracia participativa a través de la integración de la comunidad en las decisiones gubernamentales.

No tengo dudas de que a mayor participación ciudadana, mayor desarrollo local; si como ciudadanos no nos involucramos perdemos representatividad y estaremos permitiendo que las decisiones sigan tomándose desde los escritorios, lo que generará soluciones que no impacten realmente en la vida de las personas.

Por eso celebro en cómo se llevó a cabo la realización del presupuesto de egresos del 2022 del Municipio de Ciudad Juárez, siendo este un ejercicio transparente de cara a los ciudadanos y tomando en cuenta sus opiniones, donde comparecieron los titulares de las diferentes dependencias del Municipio de Juárez y presentaron sus proyectos para el 2022 con argumentos sólidos, y otros quizá no tanto, para justificar el recurso asignado.

El resultado de estas comparecencias fue la reasignación de presupuesto para la adquisición de vehículos como es el caso de Controlaría Municipal y la Dirección de Asentamientos Humanos las cuales solicitaron este apoyo en su comparecencia, la rehabilitación de camiones en Centros Comunitarios, modernización de infraestructura para la Dirección de Informática que presenta rezagos desde las anteriores administraciones, equipo de cómputo y compra de insumos para el manejo de la rickettsia (enfermedad infecciosa transmitida por pulgas) para la Dirección de Salud, así como el apoyo a proyectos presentados como el crédito mujeres de la Dirección de Desarrollo Económico, la alerta de género del Instituto Municipal de la Mujer, control de tráfico y señalética horizontal de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal entre otros.

Confío en que a través de la continua realización de estos ejercicios propios de una democracia participativa lograremos hacer uso de los recursos públicos de una forma más apropiada, racional, pero sobre todo, que contribuya verdaderamente para al mejoramiento de la ciudad y al fortalecimiento de las instituciones.

close
search