Opinión
OPINIÓN

Presumen como trofeo de guerra a Juárez desolado

Salió el fin de semana Javier Corral a redes sociales a presumir 'con sentimientos encontrados' que las calles se encontraban vacías

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 10 noviembre 2020 | 06:00

-Presumen como trofeo de guerra a Juárez desolado

-Retan a la pandemia en busca de la alcaldía

-Tarde y mal buscan 180 mil millones

-Habría presidente de IEE hasta enero

Ni un poco de sentido común existe, ya no digamos en la Coordinación de Comunicación Social estatal, sino en el mismo titular del ejecutivo. La sensibilidad fue desalojada de Palacio.

Salió el fin de semana Javier Corral a redes sociales a presumir “con sentimientos encontrados” que las calles se encontraban vacías.

Lo hizo en la Ciudad de Chihuahua, sobre la emblemática calle Libertad, a un costado de Palacio de Gobierno.

Pero no contento con ello, ordenó que se retome el asunto con un previo al circunloquio matutino dedicado a las acciones en materia de Covid, la intervención del no médico Eduardo “El Higadito” Herrera, el jefe de transportes y otro funcionario menor, todos ellos responsables del régimen de terror implantado.

La imagen mostrada en edición digital, con identificación de Juárez como pueblo fantasma, es impresionante, ya no digamos por lo que revela, sino por la facilidad con que se hace y difunde, como trofeo de guerra.

Poco hay qué presumir en la aplicación de las medidas rígidas de cierre y suspensión de actividades, que son auténtica tragedia económica y social, a la que nos ha llevado la incapacidad del gobierno estatal para enfrentar la pandemia.

Menos meritorio es insistir -como se hace- en el número de negocios cerrados por no cumplir, las sanciones aplicadas y el desalojo de trabajadores en empresas que trataban de dar mantenimiento necesario a sus insumos, maquinaria y procesos. 11 clausuras y 172 desalojos.

Peor que chivo en cristalería, andan desatados, sin pudor alguno.

Con un ingrediente más, ha hecho el régimen corralista de la delación pública y anónima un mecanismo que ni Stalin aplicó con tanta eficacia, gracias al uso de las redes sociales, y ahora lo remata con la nueva gran idea, enfrentar a la sociedad con los monitores Covid, mientras ellos se lavan las manos y esconden el rostro.

***

Varios de los panistas juarenses que aspiran a la Presidencia Municipal desafiaron al Covid y se reunieron en la residencia de uno de ellos para enviar el mensaje al patrón, Javier Corral, y a su dirigencia estatal partidaria de que deberá ser democrático el proceso interno de elección de candidato(a).

Raúl García, Jorge Espinoza (Consejero Jurídico del gobierno estatal), Rogelio Loya y Sergio Madero (director del Fideicomiso de Puentes Fronterizos bajo el control del gobierno estatal) subieron ayer a sus redes sociales al mismo tiempo, ocho de la mañana, la foto de la reunión con la leyenda “en la unidad está nuestra fuerza”.

Acordaron los cuatro políticos que enviarán un pronunciamiento a la dirigencia estatal de su partido solicitando que haya procesos internos para que sea la militancia quien decida el nombre de su abanderado(a) a la alcaldía.

Retaron los panistas a la pandemia y las medidas restrictivas dictadas por su jefe el gobernador porque saben que ninguno de ellos figura en la lista de posibles candidatos de Corral.

El mandatario anda trabajando para entregar la nominación al pastor evangelista Alfonso “Poncho” Murguía; o al Fiscal General de Justicia, César Peniche; y en una nada al Fiscal de la zona norte, Jorge Nava (ninguno de ellos panista), pero no a Espinoza, ni a Madero...menos a García ni tampoco a Loya.

De ahí el apuro para el encuentro a pesar de la pandemia.

***

Tarde y mal acudieron los gobernadores de la llamada Alianza Federalista a la Cámara de Diputados, donde entregaron una propuesta el pasado viernes a la Junta de Coordinación Política, pese a que el gasto debe ser aprobado a más tardar esta semana.

El grupo de mandatarios estatales en el que participa Javier Corral presentó una promoción para que la federación les reponga algo así como 180 mil millones de pesos que dejarán de percibir las entidades ya sea por recortes, baja en participaciones o porque sea gasto que la tesorería federal considera derrochado por los gobernadores.

Los mandatarios se pusieron en papel de legisladores y armaron todo un ilusorio plan que ni el presidente más ingenuo les aprobaría. Menos López Obrador, quien dispone de la mayoría suficiente en San Lázaro para darles el portazo, como seguramente ocurrirá.

La Junta de Coordinación pasó ayer el tema a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, de amplio dominio de Morena y sus aliados; medio centenar de diputados que la integran, de los que 26 son morenistas, habrán de batear las exigencias de los gobernadores, que van de lo normal a lo excesivo, como tratar de decirle al Ejecutivo Federal qué debe reorientar para cumplir las exigencias de los gobernadores.

La ruta crítica del presupuesto 2021 dura toda la semana. Hoy se reúne la comisión dictaminadora y cada fracción parlamentaria planteará sus reservas, para empezar a votarse el paquete entre mañana y el jueves. La decisión puede prolongarse hasta el domingo, fecha fatal para la aprobación del gasto, pero no más allá de ese día.

Por eso es que los gobernadores llegaron tarde. Por eso mismo no se tomarán en serio sus demandas ni serán analizadas como una contrapropuesta con sentido, tanto por el plazo agotado para una discusión como por la petición tan lejana a la realidad que plantean. Sin contar que en vez de motivar a los legisladores de cada estado, los mandatarios prefirieron sentirse diputados federales por un día.

Así, el paquete de gasto del año próximo pasará sin modificaciones sustanciales en comparación con el proyecto original.

***

El Instituto Nacional Electoral (INE) será quien dirija, a partir de la siguiente semana y probablemente hasta el mes de enero, el proceso para designar a consejero presidente del Instituto Estatal Electoral, tras el deceso lamentable de Arturo Meraz González.

Un caso similar ocurrido en julio, la muerte del titular del órgano local electoral en Baja California también a causa de la pandemia, así debió manejarse.

Aquí, la junta que conforman los consejeros actuales no puede quedar limitada a seis integrantes porque eso podría llevar a decisiones empatadas, sin voto de desempate, así que deberá nombrarse nuevo presidente fuera de los que actualmente forman parte del Consejo General.

El IEE no puede tomar como presidente a uno de los consejeros actuales, dado que cada uno fue electo por un término de siete años. Por ello, no puede quedarse un titular provisional o interino del mismo organismo, dado que por fuerza habría que elegir a otro.

Además, en el modelo centralista con que opera ahora el INE son los consejeros nacionales los que eligen a cada consejero local y designan presidente.

A Meraz le faltaban dos años para concluir su período, por lo que su ausencia permanente, al haber ocurrido en este lapso, también obliga, según la ley, a nombrar a otro no por el tiempo del periodo que queda pendiente, sino por los siete años en que son nombrados normalmente.

Será un proceso largo y tortuoso, dado que todos los trámites (registro, examen, entrevistas) deberán hacerse en línea o con restricciones. Está por definirse, pero es casi un hecho que la conducción la llevará el consejero del INE, Jaime Rivera Velázquez.