Por abuso sexual frente a jueces en San Valentín

Esperemos haya sido una causa relacionada con aspectos meramente técnico-operativos y no la idea surgida de alguna mente malévola de esas que nunca faltan

LA COLUMNA
de El Diario
miércoles, 13 febrero 2019 | 06:00

• Por abuso sexual frente a jueces en San Valentín


• Será pirotecnia discurso paseño de Trump


• Se les ‘cayó el cantón’ a los agentes de Tránsito


• Ecos de aquella comida en el Shangri La


Esperemos haya sido una causa relacionada con aspectos meramente técnico-operativos y no la idea surgida de alguna mente malévola de esas que nunca faltan. Para el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, fue agendada una audiencia judicial para formulación de imputación por abuso sexual contra el ahora exaltísimo funcionario del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Marco Antonio Stove Molinar.

Dicho personaje se desempeñó hasta el pasado fin de año prácticamente como operador de la Secretaría General del órgano judicial y por lo tanto tenía injerencia directa en todos los asuntos del sistema judicial en los 67 municipios del estado.

Fuerzas insospechadas de Palacio de Gobierno mantuvieron a Stove en su cargo a pesar de la fama que corría y de los señalamientos en su contra por el trato contra varias mujeres. Una de ellas fue la valiente que interpuso la denuncia formal pero debió pasar casi todo un año para que prosperara. O mejor dicho, exactamente un año.

Los hechos cometidos contra la víctima ocurrieron desde febrero del año pasado en las propias instalaciones del Tribunal de Justicia. 

La Fiscalía Especializada en Atención a Víctimas del Delito por Razones de Género, con Sofía Alejandra Martínez Rodríguez al frente, consignó la carpeta hasta el 31 de enero de este año. Ninguna explicación sobre la tardanza.

La actual administración del Tribunal de Justicia procedió prácticamente de inmediato. Fueron llevadas a cabo las diligencias correspondientes y colocada justo para mañana la audiencia respectiva en alguna de las salas del órgano jurisdiccional estatal. 320/2019 la causa penal.

Sabemos que mujeres de todo el estado relacionadas con el Poder Judicial han aplaudido la decisión de la muchacha que tuvo el valor de interponer la denuncia porque era secreto a voces el comportamiento de dicho exfuncionario y esperan que siga el mismo proceso de sanción contra tantos funcionarios públicos que se conducen de igual manera abusando de posiciones privilegiadas. El Instituto Chihuahuense de las Mujeres tiene en proceso varios asuntos y otros más a los que está pisando la cuerda.


***

Como pirotecnia electoral, disparos al viento para complacer a su base política –que a diferencia de la demócrata sí sale a votar–, así está a punto de quedar la retórica empleada por el presidente norteamericano, Donald Trump, en su megadiscurso de hora y media, el lunes en el Coliseo de El Paso.

“Finish The Wall” (“terminar el muro”) fue el lema de la concentración electoral que reunió a 6 mil 500 almas adentro del vetusto inmueble: afuera había más, pero ni en sueños los 35 mil que aseguró el mandatario.

Mientras los ánimos se caldeaban en el Coliseo, en una catarsis incluso violenta alentada por Trump, la realidad del pragmatismo político en Washington era diferente a esa hora. Legisladores demócratas y republicanos acordaron otorgarle a Trump sólo mil 400 millones de dólares –de los cinco mil 700 que pedía para su muro y por los cuales cerró el Gobierno 35 días– para seguridad fronteriza, incluyendo más vallas.

El arreglo no le gustó a Trump, quien se dijo molesto, pero es presionado por su propio partido y casi seguro firmará el presupuesto. Los republicanos no pueden afrontar el costo político de un nuevo “apagón”.

Otra victoria más para madame Pelosi, la férrea líder de la bancada demócrata en la Cámara, y una piedra adicional en el camino de la reelección.

***

El coloquialismo ese tan popular de ‘caerse el cantón’ se aplica a la perfección al par de decenas de agentes de Tránsito que el pasado 27 de enero desafiaron a sus jefes inmediatos y superiores, tomaron las instalaciones de la Dirección y hasta ‘secuestraron’ a varios funcionarios de la corporación, incluido el señor jefe, Sergio Almaraz Ortiz. Argumentaron malos tratos y una larga lista de quejas. Hubo mano pachona político-electoral en aquel ‘movimiento’.

Bueno, las autoridades municipales interpusieron las denuncias correspondientes por la sublevación en general y hasta le pusieron un piloncito que no era conocido: el intento de pagar 42 mil pesos y 602 dólares a una “agente (policía) aprehensora” para evitar la detención en aquellos hechos. Esa “feria la juntaron entre todos”, dice el expediente, del que tiene copia El Diario y lo muestra en nota informativa más amplia.

Con eso tuvieron para que se les ‘cayera el cantón’ por completo. La causa penal respectiva quedó radicada bajo el número 3876/2018 y la audiencia judicial fechada para las nueve de la mañana del próximo 27 de febrero.

Si no sabían los agentes por angas o por mangas, ya saben. Deberán estar ahí voluntariamente o por la fuerza. Así son esas diligencias.

Son muchos los “convocados”, dos decenas y media.


***

La única verdad de la comilona que tuvo la semana pasada en el Shangri La el grupo de exdiputados (as) locales que pertenecieron a la LXIV Legislatura es que uno de ellos, Dany Murguía Lardizábal, mide sus bonos en busca de la dirigencia estatal de su partido, el PRI (es muy valiente); y Juanito Muñoz, quiere la presidencia del comité municipal tricolor.

Todo lo demás, sobre Toño Andreu, Mayra Chávez, Quique Licón y hasta Luis Fernando Giner, fue perfectamente manipulado según el interés de cada uno de quienes movieron la información mediática.

Todos ellos formaron parte del Congreso del Estado en el segundo período legislativo de la administración de César Duarte Jáquez, pero de todos nomás Laurita Domínguez le guarda algo de fidelidad, la cual comparte con la nómina del independiente Armando Cabada.

Quique Licón tiene dos direcciones para dónde arrancar pero sin la necesidad en estos momentos de sufrir con la decisión correspondiente: su padrino de toda la vida, “Teto” Murguía y la exdiputada local y federal, Adriana Fuentes, también se mantienen firmes en el PRI aunque llegará el momento de buscar otros caminos o intentar la resurrección.

De Toño Andreu sabemos que su capacidad de maniobra depende ahora por completo del panista Palacio de Gobierno. Debió bajar bandera como tricolor porque le fueron halladas irregularidades de su paso como presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS). Seguro no fue gran cosa porque de lo contrario estaría acompañando en el Cereso a varios exduartistas pero con lo que haya sido quedó inmovilizado.

Y Mayra Chávez sorpresivamente pasó al bando de Morena tras una corta pero económicamente productiva carrera en el PRI, pues fue diputada muy rápido y también presidenta de dicho partido en la localidad. Hoy es funcionaria en Juárez de la Cuarta Transformación.

En esas condiciones nada auténtico podría surgir de la comida señalada; puros datos sueltos según el interés y circunstancias de cada uno de los asistentes. Insistimos, la única certeza es que Murguía y Muñoz desean seguir en el PRI pero no sólo mirando sino ocupando espacios directivos.