Plebiscito, Juárez Iluminado y participación ciudadana

En una colaboración previa del mes de julio de este año se indicaba de acuerdo con el artículo 40 de la Ley de Participación Ciudadana...

Sergio Pacheco González
Analista
martes, 03 diciembre 2019 | 06:00

En una colaboración previa del mes de julio de este año se indicaba de acuerdo con el artículo 40 de la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Chihuahua, que “El plebiscito es un instrumento de participación política, mediante el cual se someten a consideración de la ciudadanía los actos o decisiones materialmente administrativas del Poder Ejecutivo del Estado y de los Ayuntamientos”. Precisaba que, a través de este instrumento, la ciudadanía sometería a su consideración la aprobación que el Ayuntamiento juarense había manifestado a favor del proyecto que tenazmente promovía el alcalde desde el inicio de su primer período de gobierno, el multicitado Juárez Iluminado.

Debido a los costos que su financiamiento implicaba y a la manera en que éstos se pretendían subsanar, el proyecto enfrentó desde su propuesta primera, resistencias y críticas por diversos sectores de la ciudadanía. La más visible, por organizada, la que articuló Plan Estratégico de Juárez.

Un hecho que parecía dar impulso al objetivo del alcalde fue la réplica que de este proyecto hizo la alcaldesa de la capital del Estado con su Iluminamos Chihuahua, proyecto que, sometido a plebiscito, fue desestimado por la alcaldesa al votar 56.79 por ciento, de quienes en él participaron, por la negativa. Esto es, que, de 62 mil 32 votos emitidos, 35 mil 229 votaron en contra y 302 anularon su voto.

Este resultado y la decisión de la autoridad municipal de cancelar el proyecto, a pesar de que el número de personas que acudieron a votar no lograron el porcentaje de votación que haría vinculante el resultado (10 por ciento de la lista nominal), configuró la paradoja que llevó al retiro de la propuesta Juárez Iluminado, en su versión inicial y al planteamiento de una propuesta alternativa con la misma denominación. Esto es, el alcalde juarense da un paso hacia atrás, mas no concede el más mínimo reconocimiento a una posible derrota.

La paradoja no concluye con estos hechos. La ley a que aquí se ha hecho referencia, define la participación ciudadana como la “Capacidad de las personas para intervenir en las decisiones de la administración pública, deliberar, discutir y cooperar con las autoridades, así como para incidir en la formulación, ejecución y evaluación de las políticas y actos de gobierno, a través de los instrumentos que prevé la presente ley”.

Y, en efecto, si alguna organización o colectivo deliberó, colaboró y cooperó con la autoridad municipal, es Plan Estratégico de Juárez y no sólo con relación a Juárez Iluminado. Así, previo a ejercer su primer período de gobierno, el alcalde declaraba: “Tomamos como base de nuestra propuesta Regidor 21, el trabajo que ustedes han realizado con Regidor MX” (http://monitorapcj.com/adoptara-cabada-propuestas-del-plan-estrategico-de-juarez/).

Decisión que se materializó el 15 de mayo de 2017, como difundió YoCiudadano: “El día de hoy, el Cabildo de Juárez aprobó el nuevo Reglamento Interior del Honorable Ayuntamiento (RIHA), que permitirá la participación con voz de los ciudadanos en las sesiones ordinarias, las reuniones previas y las comisiones de regidores, convirtiendo a Juárez en el segundo municipio de Chihuahua en validar mecanismos para la participación ciudadana en los espacios de toma de decisiones.” (https://yociudadano.com.mx/index.php/gobierno/740-ayuntamiento-aprueba-apertura-de-cabildo-nuevo-reglamento-permitira-participaciones-ciudadanas).

Plan Estratégico, en conjunto con otros organismos públicos y privados, participó en las deliberaciones sobre la viabilidad de Juárez Iluminado y mantuvo interlocución con las autoridades municipales entorno a éste y otros asuntos. Sus cuestionamientos fueron de dominio público, así como la divergencia que se fue ampliando a medida que las posturas carecían de puentes de entendimiento.

Ahora, pareciera ser que esta divergencia se ha radicalizado, al menos en el discurso de la autoridad municipal, al generalizar e indicar que la oposición a Juárez Iluminado se sustenta en intereses mezquinos, que, al denostar, polarizan.

¿Qué significa esta aseveración? Según el Diccionario de la Lengua Española, mezquino tiene, entre otras, las siguientes definiciones: tacaño; falto de generosidad y nobleza de espíritu; pequeño, diminuto¸ pobre, necesitado, falto de lo necesario; desdichado, desgraciado, infeliz. Definiciones que hacen referencia a dos polos: los que poseen y carecen de generosidad, volviendo pequeños de espíritu y aquellos que carecen de lo necesario.

En este sentido, aflora otra paradoja. La participación ciudadana, política en sí misma, es demeritada al calificar el pretendido plebiscito de ser utilizado “como instrumento para politizar, denostar y polarizar las opiniones”. La ciudadanía tiene capacidad para distinguir y elegir. Negarlo daría pie a una paradoja aun mayor.