Opinión

Perseguir a rivales

Cada vez es más difícil creer que las instituciones del Estado no están siendo utilizadas para perseguir a los opositores

Sergio Sarmiento
Periodista

martes, 13 julio 2021 | 06:00

Cada vez es más difícil creer que las instituciones del Estado no están siendo utilizadas para perseguir a los opositores. Mientras el presidente López Obrador se desentiende de los videos de sus hermanos recibiendo dinero, y las autoridades descartan acusaciones de enriquecimiento ilícito contra personajes como Manuel Bartlett o Irma Eréndira Sandoval, Rosario Robles sigue encarcelada por un delito que no requiere prisión preventiva, la UIF congela cuentas de opositores y la FGR presenta acusaciones contra Ildefonso Guajardo por enriquecimiento ilícito. 

El enriquecimiento ilícito, cabe señalar, es un delito muy peculiar. En nuestro sistema de justicia, los acusados suelen gozar de presunción de inocencia y los fiscales tienen que comprobar sus acusaciones en todos los delitos. No es así, sin embargo, con el enriquecimiento ilícito, una figura que no existe en otros países. En este delito la presunción es de culpabilidad y el acusado tiene que comprobar que sus recursos son legítimos. 

La FGR ha negado una persecución contra el exsecretario de economía, hoy diputado electo por el PRI. Afirma que este tiene una cuenta bancaria en el extranjero por más de 8 millones de pesos cuya proveniencia no ha aclarado. Dice que desde el 8 de marzo le dio acceso a su expediente, pero que este no ha explicado el origen de los recursos. Juan Luis Montero, abogado de Guajardo, me dice en cambio que en un principio sí se les dio el acceso, pero después se presentaron nuevas acusaciones ya sin permitirles acceso para aclarar dudas. El presidente López Obrador piensa que Guajardo no tiene por qué preocuparse. "Nosotros no perseguimos a nadie por razones políticas -afirmó ayer--. No es mi fuerte la venganza. El que nada debe, nada teme". 

Rosario Robles fue encarcelada el 13 de agosto de 2019 por ejercicio indebido del servicio público, en la modalidad de omisión, por no haber informado a sus superiores de irregularidades en un esquema de entrega legal de dinero a universidades públicas que después desviaron los recursos. No se le acusa de haber tomado el dinero. Robles interrumpió un viaje para declarar de manera voluntaria, pero el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, sobrino de Dolores Padierna, enemiga de Rosario, le dictó prisión preventiva sin que el delito lo ameritase. La UIF, por otra parte, ha congelado cuentas de personajes críticos, como el gobernador panista de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, o de los productores agrícolas de Chihuahua que se opusieron a la entrega de agua de la presa La Boquilla a Estados Unidos. 

Los familiares o allegados del presidente no sufren la misma dureza de trato. AMLO descartó los videos que muestran a David León entregando cientos de miles de pesos a Martín y Pío López Obrador como ataques políticos en su contra o "tratos personales". Las acusaciones de enriquecimiento de Bartlett o Irma Eréndira Sandoval las tomó con la misma ligereza. A ninguno le han congelado cuentas. Emilio Lozoya, que sí huyó del país, fue detenido en España y extraditado a México hace casi un año, pero no ha pisado la cárcel porque ofreció colaborar con el gobierno. 

Otros gobernantes utilizaron también los instrumentos del Estado para amedrentar a los opositores. La PGR de Enrique Peña Nieto presentó acusaciones falsas contra Ricardo Anaya, candidato del PAN a la Presidencia, solo para retirarlas dos días antes de terminar su sexenio. López Obrador ha dicho que él no es igual, pero los hechos hasta ahora dicen otra cosa. 

Ayudar a Cuba

Tras las protestas por escasez de alimentos y medicamentos en Cuba, el presidente Miguel Díaz-Canel ha afirmado que Estados Unidos las ha provocado. AMLO prometió mandar alimentos y medicinas a Cuba, pero aquí en México también estamos sufriendo carencias de ambos. 

Notas de Interés

Te puede interesar

close
search