Opinión

Pensión al doble: adultos mayores

Una de las prioridades del Gobierno federal en su administración ha sido el bienestar de la población

Olivia Aguirre Bonilla
Académica

jueves, 01 abril 2021 | 06:00

Una de las prioridades del Gobierno federal en su administración ha sido el bienestar de la población, enfocándose en atender en primer lugar a los desamparados, a los más oprimidos, a los que han sufrido desde siempre las mayores injusticias y peores atropellos, entre esas personas están los adultos mayores que nos dieron educación, principios, ejemplo de identidad e historia y a los que en decisiones injustas dejaron en el abandono y la intemperie, así lo señalo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y se ha podido materializar esa realidad, pues desde inicios del 2019 la pensión para los adultos mayores ha ido incrementando hasta llegar a los 2,700 pesos de manera bimestral, sin embargo, el acceso a la pensión se encontraba limitado a personas mayores de 68 años. Que por cierto, dicha decisión de aumentar el margen de los 65 años que se contemplaba a los 68 años me pareció un retroceso y que en su momento lo critiqué en diversa columna publicada en diciembre de 2018, pues en aquella ocasión señalé que la Secretaría de Bienestar no había justificado por qué la persona mayor había pasado a ser aquella que contaba con 68 años o más, y que tampoco se había tomado en consideración el marco legislativo internacional, pues la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores refiere que la persona mayor es aquella de 60 años o más, salvo que la ley interna determine una edad base menor o mayor, siempre que esta no sea superior a los 65 años. 

Por ello, hoy aplaudo la decisión de bajar la edad para el acceso a la pensión a los 65 años pues de esa manera se estaría garantizado el acceso a la pensión a un porcentaje de la población adulta mayor que había sido excluido, y es que de acuerdo con las proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo) se estima que para el 2028 haya un aumento del 40 por ciento de personas de 65 años y más, por lo que se alcanzarán los 13.12 millones.

Sumado a lo anterior y no menos importante es el aumento a la pensión, misma que llegará a los 6 mil pesos bimestrales en 2024, para ello a partir de julio de este año habrá un incremento del 15 por ciento, luego, en enero de 2022, 2023 y 2024 el incremento será del 20 por ciento hasta llegar a la cifra anunciada por el presidente, considerando ya a partir de julio a las personas adultas mayores de 65 años y más. 

Lo anterior viene a contribuir significativamente en la promoción, protección y el asegurar el pleno goce y ejercicio de los derechos de la persona mayor, así como fomentar un envejecimiento activo en todos los ámbitos, aunque lo ideal sería que de manera progresiva se pudiera beneficiar a la población adulta mayor a partir de los 60 años y más, sin embargo, el tema es también de presupuesto y en la medida que se siga combatiendo la corrupción se puede seguir ahorrando para destinar a la pensión a los adultos mayores y con ello pueda disminuir la edad. Pues tan sólo por no permitir el huachicol, el Gobierno federal se ha ahorrado 136 mil millones de pesos, más de lo que se destina a la pensión de los adultos mayores en un año.

Para llevar a cabo estas acciones se incrementará el presupuesto anual de 135 mil millones a 240 mil millones en 2022, a 300 mil millones de pesos en 2023 y a 370 millones en el 2024, beneficiando con ello a 10 millones 300 mil adultos mayores.

El compromiso del Gobierno federal con el desarrollo progresivo de los derechos humanos es una realidad, que busca justicia social, reconociendo y garantizando a las personas adultas mayores el disfrute de una vida plena, independiente y autónoma, en donde se integre y participe activamente en la esfera económica, social, cultural y política. 

Dra. Olivia Aguirre Bonilla