Opinión

Pasado, presente, futuro y competitividad

El pasado lunes 27 de septiembre se cumplieron 200 años de la Consumación de la Independencia de México

Marco Bonilla
Político

domingo, 03 octubre 2021 | 06:00

El pasado lunes 27 de septiembre se cumplieron 200 años de la Consumación de la Independencia de México; un servidor, el gabinete municipal y representantes de los tres poderes, acudimos a la plaza cívica de El Palomar para rendir honores a nuestra enseña patria. 

En mi mensaje, recordé que Chihuahua capital resguardó los restos humanos del cura Hidalgo hasta su traslado a la Ciudad de México, y que, a través de ese solemne acto, Chihuahua, la capital que da norte a México, se sumaba a los festejos del Bicentenario de nuestra Independencia, marcado por la entrada triunfal del Ejército Trigarante encabezado por el michoacano Agustín de Iturbide. 

Ese día recordamos la lucha de los insurgentes, pero también la lucha por las instituciones de los que llevaron a término el movimiento independentista. El 27 de septiembre de 1821, las calles del centro de México se hicieron temblar con la entrada de un ejército envuelto en honor y gloria. Debemos recordar también que ellos ya hacían ondear una bandera, la de las Tres Garantías, una bandera que le dio a nuestra patria identidad en la fe, en la independencia como virtud y en la unidad como valor fundamental.

La fecha es también una oportunidad única para dialogar con nuestra historia, una historia viva a la que podemos cuestionar, de la que podemos aprender, una historia que nos permite reivindicar a los olvidados y regresarlos al lugar que siempre han merecido, el Altar de la Patria.

Me dirigí a los estudiantes de la Secundaria Federal #4 ahí presentes, jóvenes que representan el mejor rostro de nuestro municipio, los convoqué a defender la libertad, a defenderla desde sus aulas, a defenderla en el respeto y admiración por sus maestros, en el agradecimiento a sus padres, en el amor a sus familias, en la gratitud hacia la vida. 

Debemos ser conscientes que la educación pública que muchos hemos recibido, también es resultado de la lucha de nuestros héroes. Que los derechos de los que hoy gozamos son también resultado del honor con el que dieron la vida por sus ideales y convicciones. 

Estoy convencido que aprender de la historia nos permite valorar nuestro presente, trabajar por él sin descanso, para que, así como ellos nos heredaron una patria libre, nosotros heredemos a las generaciones que vienen, un país que siga trabajando por la libertad, un país que siga renovando su democracia, que defienda sus instituciones, que defienda la vida y la familia como primera institución.

La historia y su conocimiento nos dan las bases para caminar por la competitividad, que no es un producto terminado, sino un proceso permanente. Quienes me conocen, saben que soy un hombre de acción, de trabajo, saben que le pongo duro al jale. Sé que, en el mundo, durante los próximos tres, seis o más años, estaremos viendo muchas cosas nuevas. 

Veremos generaciones completamente nativas digitales, veremos evolucionar la televisión de como la conocemos, los automóviles de combustión interna, los medios de comunicación tradicionales. Y ello va a suceder querámoslo o no. Es por eso que las acciones que emprendamos como municipio deben encaminarnos a ser un gobierno de avanzada, un gobierno del futuro en el presente.

Existen acciones y políticas específicas que estamos impulsando y que sin duda nos ponen en la ruta de la competitividad, misma que nos inserta plenamente en el mundo del siglo XXI. Importante es avanzar en la demanda más sentida de las y los chihuahuenses, la seguridad pública, entendida como la certidumbre de no causar daño a la integridad de las personas, ni disminuir su patrimonio. 

Vamos a proveer más equipamiento tecnológico y científico, y claro, más policías, pues ésta es una condición básica de la seguridad. Vamos a trabajar por la dignificación, preparación, seguridad y capacitación de los elementos, porque de esa manera estaremos correspondiendo con su esfuerzo por cuidarnos, al tiempo que ellos corresponderán haciendo mejor su trabajo, sirviendo y protegiendo a las y los chihuahuenses, con lealtad, honestidad y honor, virtudes que aprendemos de nuestra historia, porque ella las ha recuperado para traerlas hasta nuestro presente, es decir, es una historia viva.

En nuestra corresponsabilidad con la historia y nuestro compromiso presente, tenemos que hacer todo por asegurar que la violencia, que especialmente afecta a las mujeres, sea desterrada definitivamente; con expedientes únicos homologados, rutas, parabuses, parques y lugares bien iluminados. 

Reconozco lo que han hecho y hacen las mujeres por nuestra sociedad, y como Gobierno municipal vamos a esforzarnos por desterrar todo tipo de violencia contra ellas. Vamos a vivir en la ciudad más segura para las mujeres en México. 

Otro de los resultados del diálogo con la historia, sienta las bases de la revaloración del medio ambiente, característica también de una capital competitiva. El medio ambiente es lo que nos permite realizar nuestras funciones más básicas, la vida a nivel existencial, pues se trata del cuidado y la limpieza del aire, el agua, la tierra, las plantas y los animales. 

También tendremos que ser un municipio en el que todos sus procesos estén digitalizados, con trámites más accesibles, sencillos, seguros y transparentes. Aprovechando todo el potencial de la tecnología para hacer las cosas más rápido, con menores costos y mayor calidad, incluyendo aplicaciones de Internet y telecomunicaciones. 

Hablar del municipio desde su historia nos permite trazar una ruta clara hacia el futuro que queremos. Hay dos futuros posibles. Aquel en el que no estaremos o aquel que compartiremos con nuestros hijos y semejantes. Aun cuando sea el primero, se trata de decidir qué vamos a heredar a las siguientes generaciones. Si es el segundo, debemos definir en qué ambiente vamos a vivir, porque si la historia nos ha formado, y el presente lo estamos forjando, el futuro sin lugar a dudas, está en nuestras manos. 

close
search