Opinión

Palabra del presidente

Hay temas que para el presidente López Obrador son intransitables

Jorge Fernández Menéndez
Analista

viernes, 22 mayo 2020 | 06:00

Ciudad de México.— Hay temas que para el presidente López Obrador son intransitables: el de la violencia intrafamiliar y el de la violencia contra las mujeres son dos de ellos. El miércoles, el presidente volvió a negar algo que es un hecho evidente, manifestado por la propia información de su gobierno. 

En la mañanera dijo que, a pesar de que se pensaba que habría un alza en la violencia intrafamiliar durante el confinamiento por la pandemia, esto no ocurrió. “Decían que iba a haber maltrato al interior de las familias, no, al contrario. En una encuesta reciente se manifestó que una de las cosas que celebraba la gente es que hubo un reencuentro familiar, un porcentaje considerable, de las cosas buenas que nos deja este mal, esta pandemia, se decía que iba a ver violencia intrafamiliar, y no la hubo”. 

Nadie sabe de dónde saca esa información el presidente, mucho menos su visión idealizada de la familia que, lamentablemente, no se corresponde con mucho de lo que sucede en el país. Toda la información oficial va en sentido contrario. En marzo, cuando comenzó el confinamiento, se dispararon las llamadas de auxilio: ese mes, los servicios de emergencia recibieron 26 mil 171 llamadas relacionadas con violencia contra la mujer, el número más alto desde que comenzó este mecanismo de apoyo en 2016. Según los datos registrados en todos los sistemas estatales 911 y compilados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), mientras que el año pasado el récord mensual fue de 21 mil 678 llamadas por esta misma causa, durante el confinamiento la cifra se disparó en forma notable. 

Desde las oficinas de Claudia Sheinbaum en la CDMX y la de Olga Sánchez Cordero en Gobernación, se informó del incremento de peticiones de auxilio de mujeres, ante el deterioro del ambiente familiar en perjuicio de mujeres, niños y adultos mayores, y se pidió incluso que se clasificara dentro de las actividades esenciales a los refugios para mujeres violentadas. Según datos del SNSP, las llamadas por violencia contra la mujer pasaron de 19 mil 183 en enero de este año, a 21 mil 727 en febrero, y a 26 mil 171 en marzo pasado. Las denuncias penales por abuso sexual tampoco se redujeron, se mantuvieron en el nivel de agosto del año pasado, cuando tuvieron el nivel más alto en décadas. En abril, de acuerdo con el SNSP, se iniciaron 20 mil 232 carpetas de investigación en todo el país, por el delito penal de violencia familiar, lo que significaba un aumento de dos mil 438 casos respecto a febrero pasado. Pero esos son los casos denunciados. La empresa de estudios Enkoll, considera que durante el confinamiento sólo un 11 por ciento de las mujeres agredidas acudió ante algún tipo de autoridad. La misma empresa, en su estudio de opinión, preguntó: ¿usted considera que en esta época de contingencia sanitaria las mujeres están más propensas a ser víctimas de violencia en sus hogares? La población consultada contestó que sí en 75 por ciento de los casos; no, en 15 por ciento, y que no sabía un 10 por ciento. 

El Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) informó que, ante el alza de denuncias de violencia intrafamiliar que se presentan durante el período de confinamiento, tuvo que dar capacitación a 608 operadores y personal de supervisión del servicio 911 sobre violencia intrafamiliar y de género, violación, acoso sexual, trata de personas, extorsión y robo de identidad. La capacitación fue ordenada por la Secretaría de Gobernación para garantizar, se informó, los derechos de la niñez y adolescencia en el país durante la emergencia sanitaria nacional. No es sólo una preocupación nacional. El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió en abril que se adoptaran medidas para hacer frente a “un estremecedor repunte global de la violencia doméstica” contra mujeres y niñas ocurridos durante las últimas semanas debido a los confinamientos decretados por los gobiernos durante la pandemia del covid-19. 

“Sabemos que los confinamientos y las cuarentenas son esenciales, pero pueden hacer que las mujeres se vean atrapadas con parejas abusivas”, declaró el titular de la ONU. Pero para el presidente López Obrador todo esto es parte de la conspiración conservadora: “Se decía que iba a haber violencia intrafamiliar y, al contrario, no la hubo, …estamos a favor de la protección a las mujeres, en contra del feminicidio… porque los conservadores también nos quieren presentar como contrarios al feminicidio, perdón, al feminismo, contrario a la lucha de las mujeres, nada de eso”. Palabra del presidente.