Pagan testigos protegidos torpezas del señor

El castillo de naipes está cayendo con los casos emblemáticos de Alejandro Villarreal Aldaz, exdirigente estatal de la Sección Octava del SNTE; y el exsecretario general del PRI nacional, Alejandro Gutiérrez, 'La Coneja'

LA COLUMNA
de El Diario
miércoles, 10 abril 2019 | 06:00

• Pagan testigos protegidos torpezas del señor


• Presenta a Pilo su hija en Centro Cultural


• La mafia de las medicinas en Chihuahua


• Lo inesperado, una senadora oportunista


Los hechos nos dicen que Javier Corral Jurado y sus asesores jurídicos y políticos jamás pensaron en que la “Operación Justicia para Chihuahua” saldría de su control ministerial, policiaco y judicial. Hoy hace agua por todas partes.

El gobernador del estado y sus operadores justo ahora quedaron inclusive fuera de cumplir su palabra a los testigos protegidos para no ser molestados ni por una brizna de aire aún más allá de ser dictadas las sentencias correspondientes.

El castillo de naipes está cayendo con los casos emblemáticos de Alejandro Villarreal Aldaz, exdirigente estatal de la Sección Octava del SNTE; y el exsecretario general del PRI nacional, Alejandro Gutiérrez, “La Coneja”.

Ambos personajes acusados por corrupción han obtenido su libertad condicional tras alcanzar sendos amparos de la justicia federal debido a que los acusadores no han conseguido comprobar fehacientemente los delitos respectivos.

Los dos han exhibido las deficiencias tremendas en la integración de sus expedientes. “La Coneja” incluso ha conseguido su garbanzo de a libra, representado por la comparecencia obligada ante los tribunales judiciales de los testigos protegidos.

Nada pudo hacer el Estado para evitar ese tipo de diligencias. Ayer le tocó el turno al más esperado de todos, el exsecretario de Hacienda, Jaime Herrera Corral. Por supuesto, el Estado hizo la comparecencia secreta ‘por seguridad’ del exfuncionario.

Igual que él vendrán otros en las decenas de casos abiertos, todos sustentados justamente en sus testimonios. En cualquier momento pueden aparecer los ‘protegidos’ también como acusados.

Algunos de los detenidos han recibido ya sus sentencias tras apegarse a los famosos criterios de oportunidad, otros tantos han resistido la presión y permanecen en la cárcel pero con expedientes que penden del hilo llamado ‘son órdenes del gobernador’ y otros como Villarreal y Gutiérrez enfrentando en libertad sus asuntos y con la posibilidad de ser exonerados porque el ‘debido’ proceso ha sido violentado.

Es evidente con todo esto que Corral y sus asesores siempre pensaron que tendrían policías y jueces a modo para detener y llevar a la cárcel a sus odiados enemigos del duartismo pero nunca tomaron en cuenta que su período de Gobierno sólo es de cinco años y medio y que llegaría el momento en que ni sus propios ministerios públicos, menos los jueces federales, expondrían libertad, credibilidad, y hasta en algunos casos la posibilidad de hacer buenos negocios como el exjefe de la “Operación Justicia”, Francisco “Panchito” González.

La avalancha ha empezado y en su natural deslizamiento arrastrará todo a su paso antes y después de terminado el catastrófico régimen corralista.


***

Nadie niega la calidad intelectual y creadora de don Pilo Galindo Noriega pero su célebre reputación queda expuesta al aceptar que su retoña hija, la subsecretaria de Cultura, Austria Galindo, aparezca como patrocinadora de una de sus obras que será presentada este miércoles en el Centro Cultural Paso del Norte. 

En la invitación al evento, que presentamos a nuestros lectores en la versión digital de La Columna no aparece ni hora, ni fecha, ni lugar (¡!) pero supimos que es este miércoles a las 7 de la tarde y que se trata del cuento sinfónico “Una sopa de su propio chocolate”, cuyo autor y narrador es papá Pilo. Pinta para bueno porque estará acompañado de la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

Tratándose de un evento de calidad y con el renombre de la máxima casa de estudios, ¿qué diablos tiene que andar haciendo ahí la retoña con todos los recursos públicos metiendo el hombro por su papá en un claro acto irregular? Es claro el influyentismo. Pilo no necesita de eso.

Pero así es el ‘nuevo amanecer’ y así es la Secretaría de Cultura desde que empezó la actual administración estatal. Sin escrúpulos para pasarse la legalidad por el arco del triunfo.

***

Dos de tres empresas farmacéuticas que fueron vetadas de forma inusual por el presidente Andrés Manuel López Obrador, son proveedoras de medicinas del Gobierno actual de Javier Corral.

El presidente giró un oficio a Raquel Buenrostro, oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, para evitar compras a Grupo Fármacos Especializados, Farmacéuticos Maypo y Distribuidora Internacional de Medicamentos, porque eran las sospechosamente favoritas del gobierno de Enrique Peña Nieto, ya que en conjunto acapararon el 60 por ciento de las adquisiciones gubernamentales del ramo.

La legalidad de la decisión presidencial está en duda, pues quien debe prohibir compras es la Secretaría de la Función Pública, previo proceso administrativo.

Pero fuera de ese cuestionamiento, la difusión del oficio enviado por el presidente a una subordinada llamó la atención de quienes han sido críticos del negocio y la mafia de las medicinas, que se extiende desde Juárez hasta Campeche.

En el caso estatal, Maypo y Fármacos Especializados son también favoritas y consentidas del director de Pensiones Civiles del Estado, Alberto Herrera, quien cuenta con el aval para todas las decisiones financieras del subsecretario de Egresos, Eduardo Fernández Herrera, su sobrino.

Esas empresas se repiten en cada licitación de PCE y no precisamente por ser las que ofrecen los mejores precios.

Tampoco se puede alegar que son parte de la herencia maldita del sexenio de César Duarte, porque llegaron junto con “Tito” Herrera a la dependencia estatal; no antes, pues el Gobierno anterior tenía las suyas.

Curiosamente y sólo como apunte marginal, esas farmacéuticas no son las favoritas del Sector Salud estatal, que se cuece aparte de Pensiones. Su operación tan favorable se circunscribe únicamente a PCE, que en la ley es una sectorizada de la Secretaría de Hacienda del Estado.

Así que la mafia de las medicinas tiene sus nexos con el ‘nuevo amanecer’ y ni modo que sea porque son unos ingenuos incautos.

***

La fiscal de Combate a la Corrupción, Gema Guadalupe Chávez, acudió al despacho del gobernador Javier Corral ayer al mediodía. Presumiblemente entregó un análisis de la denuncia del consejero de la Judicatura del Estado, Joaquín Sotelo Mesta.

Antes de que se fueran juntos a la Quinta Gameros, a la firma de un convenio con Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, duraron buen rato en el despacho al que entraron y salieron otros involucrados en el escándalo que desató Sotelo Mesta hace dos semanas.

Aunque todavía hay quienes esperan algo de claridad de la Fiscalía Anticorrupción, algún avance en la admisión e investigación de la denuncia, la realidad es que la oficina apenas existe en el papel.

Sigue con plena dependencia de la Fiscalía General del Estado y por ende del jefe del Ejecutivo estatal; sin recursos, con unos cuantos agentes del Ministerio Público adscritos al área de nueva creación para taparle el ojo al macho y sin real capacidad investigadora.

Con esas deficiencias fue que se acordó una salida al caso, si no para archivar la denuncia, sí para darle largas hasta que Sotelo Mesta vuelva a la cargada.

Así que ni “Lucha” Castro ni nadie en el Consejo de la Judicatura del Estado tienen de qué preocuparse, salvo al consejero incómodo al que le mantienen un proceso abierto por acoso, que ese sí está muy vigente.

Tal vez por eso también fue llamada ayer al despacho de Corral la directora del Instituto Chihuahuense de las Mujeres, Emma Saldaña y funcionarios del Tribunal Superior de Justicia relacionados con el caso del consejero.


***

Igual que a su compañero de partido, Cruz Pérez Cuéllar, los juarenses desconocen respaldo alguno en su favor llevado a cabo por la también senadora por Morena, Bertha Caraveo.

Van meses de crisis en los cruces fronterizos por la invasión migratoria y ella no ha tenido pronunciamiento alguno desde su alto sitial en la llamada Cámara Alta del Congreso de la Unión.

Ayer apareció pero con una foto gigante de Dana Lizeth Lozano, la universitaria de 18 años asesinada por celos de su exnovio, David H. S, plenamente confeso.

El oportunismo de la senadora es tan evidente como algunos morenos de Universidad Democrática que hacen lo propio en el campus de la Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ).

Hay muchas maneras de hacer presencia y conseguir adeptos, no sobre auténticas tragedias como la ocurrida a Dana.