string(62) "otro-delincuente-feliz-con-la-senora-justicia-20190215-1478533"
Opinión

Otro delincuente feliz con la señora justicia

Ahora es otro pillo el que está dejando mal parados a los niveles de gobierno encargados de crear leyes, y procurar y administrar la justicia

LA COLUMNA
de El Diario
sábado, 16 febrero 2019 | 06:00
El Diario

• Otro delincuente feliz con la señora justicia


• Libertad de expresión a conveniencia de Palacio


• Juegan dedo en la boca a los alcaldes


• El colmo del estado con la Casa del Migrante


Ahora es otro pillo el que está dejando mal parados a los niveles de gobierno encargados de crear leyes, y procurar y administrar la justicia. El angelito del averno cayó 15 veces en prisión del 2014 al 12 de enero del 2019 por distintos delitos, pero sólo este año tiene registrados aparte 20 robos de vehículos. Libró la cárcel. Los detalles y foto del delincuente fueron nota de portada ayer en El Diario, tanto impreso como digital.

No es el caso una serie televisiva para ser vista por las noches o fines de semana con una buena dotación de relajantes palomitas o un vaso de vino paladeado trago a trago entre capítulo y capítulo. Es la vida real. Nadie quisiera estar en los zapatos de los juarenses a quienes el individuo ha convertido en sus víctimas pero todos están expuestos a sumar la estadística del trauma. 

Es idéntico en la forma al caso de aquel pillo de siete suelas que fue sorprendido robando casas por vecinos del fraccionamiento Valle Verde y fue dejado en libertad por una jueza bastante generosa. Fotos, videos, antecedentes, nada fue suficiente para que su señoría encerrara al delincuente en prisión.

Martín Manuel Gallardo Álvarez es el activo ladrón y narcomenudista al que nos referimos. Apenas 29 años de edad. Delitos contra la salud, riña en la vía pública, robo de autopartes, robo de vehículos, tentativa de robos, etc., Valga el énfasis, 20 vehículos hurtados es el récord 2019. De nuevo el miércoles fue atrapado con casi 50 gramos de mariguana.

Es un problema grave para la sociedad en primer lugar, expuesta por un lado a ser afectada en su integridad física y emocional, y desde luego en su patrimonio familiar; y por otro para las autoridades encargadas de la prevención y la persecución del delito. Tienen doble y triple trabajo policías municipales y estatales.

Para los jueces el conflicto es tremendo. Bastan dos o tres elementos objetivos de prueba, o hasta uno, que los lleve a tomar la decisión de poner en la cárcel a un detenido, pero las circunstancias de prisiones sobrepobladas conduce a privilegio de optar por criterios elásticos que, sumados a la mentada puerta giratoria, terminan por beneficiar a los delincuentes y no a las víctimas.

Por supuesto se trata de una marcada deficiencia de gobierno. Resulta imposible abarcar el contexto completo sobre la violencia, la inseguridad, la prevención, la pobreza, el tejido social, la rehabilitación, la reinserción...pero en estos momentos debe ser enfrentada la dura complicación por los miles de delincuentes en la calle.

Mucho pudieran ayer los diputados con la creación de leyes primarias y secundarias ajustadas a esta nueva realidad pero su concentración actual está dispuesta exclusivamente para atender las señas y órdenes de su jefe, el gobernador Javier Corral, en el caso del Congreso del Estado; y a su patrón Andrés Manuel López Obrador, en el Congreso de la Unión.

Exclusivamente es un decir. También mantienen algunos diputados (as) en subasta su voto a cambio de efectivo o en especie... vehículos de lujo, tiempo como académicos... negocios.


***

Qué incongruente la conducta del nuevo amanecer. Una de sus diputadas más prototípicas, la panista Blanca Gámez Gutiérrez, prácticamente se tiró ayer al piso y se cortó las venas contra lo que denominó “revictimización” de los medios informativos hacia quienes son víctimas de algún delito. “La libertad de expresión contiene limitantes”, dijo en la tribuna del Congreso del Estado.

Es tema discutido por los siglos de los siglos. No han pasado de ajustes menores las normativas correspondientes y menos han trascendido al renglón punitivo por muchísimas razones, y una de ellas tiene que ver con el interés político, de facción o ideológico de quienes lo abanderan en el discurso.

Si genuinamente la diputada estuviera preocupada por la libertad de expresión y los derechos de las víctimas de delitos ya hubiera puesto en su lugar a su patrón el gobernador, Javier Corral, que no tiene fronteras ni respeta linderos al momento de abordar asuntos sobre el particular. Lo hace con una irresponsabilidad que espanta.

Es desde la Fiscalía General del Estado que fluye la información en torrente hacia los medios informativos privilegiados de Palacio en múltiples casos de agresiones y/o homicidios. Un dedo no se mueve ahí sin el visto bueno del mandatario estatal.

Por decisión incluso de la propia diputada fue acogido en el presupuesto del Congreso del Estado el ahora exvocero del PAN estatal, Alfredo Piñera, que sigue apareciendo como cómplice de un delito impune contra la libertad de expresión.

Es el caso de la colega periodista Miroslava Breach, asesinada el 23 de marzo del 2017. Piñera y otros panistas grabaron sus conversaciones telefónicas y las entregaron a ‘enviados’  de sus asesinos intelectuales y materiales.

De ese caso ni de otros cientos la diputada Blanca Gámez se ha ocupado por estricta conveniencia hasta hoy que algún tema ha molestado a Palacio y la enviaron para cuestionar a los medios.

Eso fue todo.


***

Viaje inútil el que hizo ayer hasta el municipio de Guerrero una gran cantidad de presidentes municipales del estado convocados por el diputado federal integrante de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Alfonso Ramírez Cuéllar, y por representantes del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Hubo en esa encerrona sólo enviados de la alcaldía de Chihuahua pero nadie del gobernador Javier Corral. Armando Cabada sí estuvo.

Se suponía que el encuentro sería para que los alcaldes recibieran la buena nueva de sus proyectos extraordinarios de obra aprobados por distintas cantidades. Alumbrado, pavimento, transporte y muchos etcéteras quedaron contemplados en los planes.

Juárez dedicó tiempo y recursos para elaborar proyectos por alrededor de cinco mil millones de pesos.

Ramírez Cuéllar resumió en pocas palabras que no hay nada con luz verde ni fecha para definición. No contestó a pregunta alguna sobre el punto. Tampoco los enviados de AMLO.

Con razón ni se paró en el evento el coordinador del Gobierno federal en el estado, Juan Carlos Loera. Ya sabía que sería tiempo perdido, con todo y descortesía para los ediles.


***

Increíble pero perfectamente comprobado. Funcionarios del Gobierno estatal han tenido el descaro de solicitar apoyo a la Casa del Migrante para dar de comer a los extranjeros ingresados en el gimnasio del Colegio de Bachilleres.

Ahora entendemos por qué el Gobierno de Corral se resistió hasta lo indecible para admitir a los migrantes de muchos países que han llegado a Juárez por centenas y que no caben más en la Casa del Migrante. No tiene dinero para la adquisición de víveres. Tendrán para sueldos estratosféricos y viaticada de su burocracia pero no para menesteres extraordinarios como éste.

Tampoco hay vergüenza, el Estado no ha cumplido compromiso alguno de los adquiridos con los religiosos directivos de ese centro. Les regatean recursos incluso contemplados en el presupuesto.

Sin rencor y sin coraje el viernes debieron reducir en la Casa del Migrante las raciones alimenticias para los cientos que han albergado en sus instalaciones y compartir para los también cientos que ocupan hasta el tope el gimnasio de Bachilleres.

Efectivamente pinta para emergencia. Si continúa igual el flujo del migrantes muy pronto no habrá gobierno con capacidad para siquiera alimentarlos mientras esperan la posibilidad remota de ingresar a los Estados Unidos.

La desorganización e ineficacia del Gobierno estatal para atender el problema es también proverbial. Avienta la pelota al Gobierno federal.