Opinión

Oportunidad para los próximos 47 años de nuestra UACJ

El renacimiento es el período del mundo en donde se responde las preguntas filosóficas, con ello se emancipa de los dogmas de la época

Jorge Breceda
Analista

sábado, 17 octubre 2020 | 06:00

El renacimiento es el período del mundo en donde se responde las preguntas filosóficas, con ello se emancipa de los dogmas de la época, lo que permite exaltar el conocimiento científico y un espacio glorioso para el arte, un ejemplo de ambas condiciones es Leonardo Da Vinci, quien dominaba más de 10 ciencias, esto exalta la importancia de la polimatía -o multidisciplina-.

Ahora bien, del año 1300 al 2020 la humanidad ha tenido avances tecnológicos, seguramente hacer un recuento de ese lapso llevaría más palabras de las contempladas, pero, reflexionemos en las últimas tres décadas; la tecnología ha avanzado a pasos adelantados, seguramente usted ya no cuenta con máquina de escribir en su casa, sino con una computadora, la manera en la que se reproducía y cómo se escucha música ahora, entre otros.

Un ejemplo más puntual es cómo mi madre se esforzaba en comprar uno a uno los tomos de un diccionario que editaba Larousse, ese era el gran contacto que tenían los hogares de clase baja con el conocimiento científico, ahora el internet resuelve esa circunstancia.

Es el internet el invento que irrumpió en la humanidad como un elemento transformador socioeconómico que en un inicio permitió observar un gran potencial, la resistencia al cambio o la fobia porque sería un elemento que consecuentemente eliminaría fuentes de trabajo. En este sentido, la presente década permitió observar de manera materializada a la inteligencia artificial, que no es otra cosa, más que el ejemplo de lo que fue internet en su momento.

Hasta aquí, es la polimatía y la inteligencia artificial dos elementos que se encuentran como las grandes oportunidades para su implementación dentro de la estructura de nuestra máxima casa de estudios.

El mayor desafío de la polimatía consistirá en que los estudiantes se permitan construir su conocimiento desde diversos aspectos de la ciencia, es decir, quien estudia arte cuente con una conexión académica con las matemáticas o la física.

Por otra parte, la inteligencia artificial consiste en la programación de elementos que permite un aprendizaje automático y el profundo, es decir, esa maquinaria que permite resolver un problema en un breve término y que dicha respuesta le permitirá a la máquina a crear mayor conocimiento aplicado.

Lo descrito, espero que le permita analizar la evolución que se ha tenido formativa y tecnológicamente, situación que es una gran oportunidad en nuestra educación universitaria. Por una parte, la historia comprobó que la multidisciplina funcionó, tan es así que permitió a la humanidad a librarse del oscurantismo, sin embargo, en determinada etapa se consideró que la división de trabajo era más productiva, por lo que se respondió realizando proyectos educativos unidisciplinarios.

Por otra parte, el mundo ha evolucionado, sin embargo, la educación respecto a la infraestructura es la misma, ahí pocas cosas han cambiado, las instituciones educativas no se han permitido introducir a la inteligencia artificial a sus aulas, esto no es una propuesta para eliminar a la planta docente, sino para facilitar su actuar en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

En este sentido, primero, la sociedad se encuentra paralizada en un bucle que no permite crear ciudadanos multidisciplinares porque se pondera la explotación en temas -pequeños- únicos, por ejemplo, se dice “si su hija es buena con las matemáticas, no le exija buenas notas en educación física u otra materia, invierta en matemáticas”, dicha situación es totalmente negativa porque no permite al sujeto ser mayormente analítico.

Segundo, respecto a la inteligencia artificial, parecería que nos conformamos con la posibilidad de imprimir un acta de nacimiento desde casa, realizar pagos vía teléfono celular o traducir sincrónicamente más de 100 idiomas por medio de una aplicación informática.

Es dable mencionar los tres tipos de inteligencia artificial que son: débil, fuerte y la ultra inteligencia, la primera se puede ver materializada en el actuar de plataformas como las redes sociales que le permiten a determinado producto conocer que a usted le pudiera interesar lo que la compañía produce, la segunda consiste en que la inteligencia artificial tiene tanta capacidad como las personas, la tercera será cuando la inteligencia supera la capacidad del ser humano.

¿Cuál es oportunidad? Crear una universidad en la que los programas educativos cuenten con enfoques multidisciplinares con ello, se formará a profesionales con tres capacidades necesarias en el mundo laboral: crítica, análisis y empatía, en este sentido, imagine a un abogado cuya preparación académica consideró al arte, la filosofía y la literatura. Respecto a la inteligencia artificial, la gran oportunidad consiste en el sueño de cualquier docente, consistente en tener el tiempo para ajustar su cátedra a cada uno de sus estudiantes; permitirá reajustar el proceso enseñanza-aprendizaje de manera individual, imagínese aquel estudiante que estudia inglés y cuenta con debilidades en la conjugación de verbos, situación que por medio de algoritmos se pudieran programar tareas personalizadas para fortalecer esa debilidad.

Dos grandes retos para una universidad magnánima.